132049

16.06 | Información General Estacionamiento Medido

Desconfianza de comerciantes respecto del destino de lo recaudado

Tras una encuesta que realizaron estudiantes de la Escuela Adolfo Pérez Esquivel, surgieron algunos datos de los que se desprende además, un alto grado de desinformación de la implementación del nuevo sistema, desconfianza y el impacto negativo en algunos barrios.

Fueron estudiantes de quinto año de la ENAPE, quienes guiados por dos profesores, después de una investigación que realizaron a 540 comerciantes de la zonas 1 y 2; y a más de 600 vecinos llgearon a la conclusión que el 50% de los encuentados considera el nuevo sistema de estacionamiento medido implementado de manera positiva, y el mismo porcentaje por la contraria. 

Desconfianza

Los comerciantes y vecinos opinaron y la sensación que queda es de "desconfianza respecto de a dónde va la plata que se recauda que es mucho más de lo que recaudaban antes, hay notas que explicitan que queda un 74 % a la empresa y un 26% para Bomberos y aparece la duda de quién le da tanto porcentaje a una empresa por el solo hecho de ordenar algo. Porque si comparamos con el peaje, hay mantenimiento, hay gastos. Acá solo hay personas que lo organizan", comentó Julio.

Al mismo tiempo, dijo que una gran cantidad de personas manifestó que "sería bueno que sea una empresa local la que mantenga la concesión".

Los vecinos


Los barrios también se vieron afectados por este nuevo sistema. Los estudiantes hicieron 665 encuestas de las que aún no tienen datos finales pero sí algunos preliminares. "Las zonas con opinión negativa son Pueblo Nuevo, por ejemplo, y la zona cercana al Arroyo porque hay gente enojada que no tiene espacio para dejar su auto. Lo mismo pasa en San Vicente, Mariano Moreno y Roca Merlo".

Los docentes comentaron que los datos finales y la tabulación con los resultados estarán en algunas semanas más.

"Desinformación"

Geremías, Jose y Sofía son estudiantes que realizaron el estudio. En diálogo con el móvil de Mejor de Mañana (FM 98 Pop) dijeron que lo que más afecta a los comerciantes es que "ya no hay gente que pasea y mira" lo que ofrecen sino que hacen sus compras de modo express.

Al mismo tiempo, "los comerciantes ven que para la gente la aplicación es difícil de utilizar. Entonces eligen pagar en kioscos". También muchos creen que es costoso para aquellos que trabajan en el centro.

A los alumnos les intrigaba también conocer a dónde se destinaba la recaudación y notaron que sucedía lo mismo en los vecinos. "Vimos preocupación de a dónde iba dirigido el dinero y por eso estaría bueno que la gente esté más informada, porque se enteraron de boca a boca, y para mí es negativo", dijo Sofía. "Hay desinformación, y hay muchos adultos mayores que están en contra del sistema".