132941

08.07 | Información General 

Cuál es el perfil de los venezolanos que llegan a la Argentina para radicarse

Muchos son jóvenes, profesionales y con estudios universitarios e integrantes de la población económica activa. Así se desprende de un informe de la Dirección Nacional de Migraciones.

Jóvenes, profesionales y con estudios universitarios, integrantes de la población económica activa: ese es el perfil de los ciudadanos venezolanos que encabezan actualmente el ranking de migrantes que eligen radicarse en forma temporaria o permanente en Argentina.

Así se desprende de un informe de la Dirección Nacional de Migraciones, que encabeza Horacio García, y que será presentado en la reunión internacional del Capítulo Buenos Aires del Proceso de Quito, una iniciativa destinada a tratar la problemática regional del flujo masivo de migrantes y refugiados venezolanos, que se realiza entre hoy y mañana en el Palacio San Martín.

Según indica el informe, de las 221.892 radicaciones de extranjeros que se produjeron durante el año pasado, 70.531 corresponden a ciudadanos vanezolanos que encabezan el ranking con el 31,8 por ciento del total de radicaciones, seguidos por los paraguayos, bolivianos, peruanos y colombianos.

Para radicarse en el país, la documentación exigida es la misma que se le pide a cualquier ciudadano del Mercosur o Estado asociado: documento de identidad, haber ingresado por un paso habilitado, certificado de carencia de antecedentes penales de su país y de la Argentina gestionado ante el Registro Nacional de Reincidencia y constancia de domicilio.

El informe señala que el perfil medio del venezolano que se instala en el país corresponde a la población económica activa: son jóvenes, profesionales, tienen estudios universitarios o cursan estudios en alguna facultad y se integran al mercado laboral formal.

Según las cifras de Migraciones, en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano se concentra el 83% de los migrantes, por lo que se están desarrollando políticas públicas de orientación de los flujos migratorios hacia el interior del país.

"La idea es que tengan un desarrollo laboral acorde con sus capacidades o formaciones y que a la vez sean un aporte para el país. Por supuesto, sin afectar las posibilidades laborales de los argentinos". explica a Télam Horacio García, director de Migraciones.

En ese sentido, el funcionario contó que se viene trabajando con las provincias de Chubut, San Juan, Neuquén, Río Negro y próximamente Córdoba, donde faltan profesionales en las áreas de medicina, ingeniería, oficios y mano de obra para los corredores frutihortícolas.

Para ello, se está desarrollando junto a la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre) el primer centro de capacitaciones rurales en la provincia de Río Negro, para los migrantes venezolanos.

Entre las profesiones de los que llegan al país, se destacan los ingenieros (16.234), los contadores y administradores de empresas (10.860), los profesionales de la salud (4.517), los abogados (3377), los periodistas (2169), los cocineros y chefs (1542), los comerciantes (1458), los maestros (1290) y los arquitectos (890).

Durante la reunión en Cancillería, según adelantó García, se analizará la posibilidad de desarrollar una tarjeta de identificación biométrica para los migrantes venezolanos que sea reconocida en todos los países de la región.

Con ayuda de la Organización Internacional de Migraciones y de la Acnur, se avanzará también en la conformación de una plataforma para unir el ofrecimiento laboral del migrante con una demanda insatisfecha de trabajo en los distintos países. Télam

Profesiones

Se destacan los ingenieros (16.234), los contadores y administradores de empresas (10.860), los profesionales de la salud (4.517), los abogados (3377), los periodistas (2169), los cocineros y chefs (1542), los comerciantes (1458), los maestros (1290) y los arquitectos (890).

Provincias

Según las cifras de Migraciones, en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano se concentra el 83% de los migrantes, por lo que se están desarrollando políticas públicas de orientación de los flujos migratorios hacia el interior del país.

Se viene trabajando con las provincias de Chubut, San Juan, Neuquén, Río Negro y próximamente Córdoba, donde faltan profesionales en las áreas de medicina, ingeniería, oficios y mano de obra para los corredores frutihortícolas.

Para ello, se está desarrollando junto a la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre) el primer centro de capacitaciones rurales en la provincia de Río Negro, para los migrantes venezolanos.