134743

25.08 | Información General 

En boliches locales se redujeron las ventas de tragos y bebidas

Si bien la capacidad de asistencia sigue siendo alta, el poco poder adquisitivo del olavarriense repercutió en las ventas de bebidas. Varios optaron por ofrecer promociones y así fomentar el consumo.  

El panorama nocturno de Olavarría sufrió el impacto negativo de las complicaciones económicas que se desataron en el último tiempo, según empresarios del sector, aunque sus consecuencias no fueron fácilmente visibles. Las ventas de tragos y bebidas sufrieron una reducción, más allá de la regularidad que se reflejó en lo que respecta a la asistencia de personas a los comercios nocturnos.

La actividad de la nocturnidad olavarriense padeció el impacto de todo lo que significaron los vaivenes económicos del país. Principalmente, las consecuencias se reflejaron en la venta de tragos y bebidas en el interior de cada comercio nocturno, reduciendo de ésta forma la rentabilidad de cada empresario olavarriense en relación con lo que sucedía anteriormente a éste proceso.

Precisamente, lo que le confirmaron los empresarios a EL POPULAR es que hace un tiempo considerado "cayó el consumo de bebidas alcohólicas dentro de cada comercio". Pero ésta tendencia formó parte de un panorama general: el bajo poder adquisitivo fue una constante de los últimos tiempos, provocando principales dificultades en el consumo interno. Como los supermercados, autoservicios, mercados y casas de comidas, entre otros, bares y boliches también fueron parte del nuevo contexto.

"Gente siempre hay, esa es la realidad, pero aflojó claramente la venta de tragos en el lugar", comentó Jesuan Uria, uno de los propietarios del bar Brandi. "Nosotros no notamos una clara reducción de personas en el bar, pero lo que si vimos fueron algunas bajas en las salidas de las bebidas", señaló otro empresario olavarriense.

"Del fin de semana pasado me llamó la atención que hubo menos gente y que la noche estuvo más tranquila a lo que es normalmente; pensé que por el fin de semana largo llegarían más personas y habría más movimiento, pero no fue así", sostuvieron desde Fomento Disco. "No encuentro bien el motivo porque pueden ser varios, como por ejemplo que no había mucha gente en Olavarría, el impacto de las elecciones o el bajo poder adquisitivo", agregaron.

A su vez, desde Fomento Disco insistieron en que "durante el fin de semana que pasó, específicamente, vino menos gente y vendimos menos, nos dimos cuenta en nuestro trabajo en la barra porque no nos vimos tan sofocados como ocurría habitualmente".

En este contexto, algunos bares y boliches optaron por utilizar diferentes estrategias, como promociones, para fomentar un mayor consumo en los tiempos que corren. "Nos dimos cuenta que si no proponemos promociones, la gente viene menos al comercio", sostuvieron desde Brandi. "Entonces, los viernes y sábados tenemos promociones prácticamente hasta las dos de la mañana, momento en el cual se corta el ingreso por ley", agregaron.

Pero lo dicho anteriormente no se dio en la totalidad del comercio nocturno olavarriense: en otros lugares se registraron los aumentos que se fueron dando en todos los rubros comerciales. "Hubo una suba de precios, no mucho, pero algo aumentó, 10 pesos cada trago por lo general", señalaron desde otro importante comercio local. "No es mucho pero la gente lo siente", agregaron.

Desde Filippo Restobar confesaron que "se trató de absorber, hasta donde se pudo, el aumento de los insumos que hubo luego de las PASO porque la gente se cuida en lo que gasta; si subíamos los precios acorde a los aumentos era un movimiento fuerte y de golpe".

Obviamente, el panorama señalado no se corresponde con las fechas especiales. Incluso, hace algunas semanas este Diario publicó que la demanda nocturna fue alta pero en el marco de un nuevo festejo por el Día del Amigo, jornada que siempre resulta especial.

Leé la nota completa en la edición impresa del diario EL POPULAR de este domingo