135462

13.09 | Información General 50º aniversario de Ingeniería

Haciendo historia

En una década convulsionada por fuertes movimientos políticos y sociales, Olavarría no permanece ajena. El acierto de canalizar esas energías en la formación de una Facultad, marcaría para siempre la historia de la región.

Durante el año 1968 un grupo de jóvenes de Olavarría se reúne formando el Movimiento Juvenil Pro - Universidad, proponiendo establecer una casa de "estudios superiores" en esta ciudad. La iniciativa surge en un momento en que el Ministerio de Educación Nacional, a cargo del Dr. Alberto C. Taquini, llevaba adelante una política de creación de nuevas universidades para aumentar las oportunidades de acceso a estudios superiores de los jóvenes y evitar la migración interna.

Dicha política apuntaba a cubrir las expectativas regionales, entre ellas, el requerimiento de jóvenes cada vez más capacitados que se integrasen al desarrollo de cada región. Esa Comisión planteó al Municipio la idea de un centro de estudios superiores en Olavarría. La Comisión estaba integrada por: Héctor R. Dambolena, Marta Dómina, Antonio Faedda, Daniel Fittipaldi, Amílcar Jáuregui, Antonio F. López, Carlos Abel López, Raquel Meléndez Tessone, Alberto Muia, Irma Rivero Leguizamón, Nora Soto, María Celina Tessone, Maria Cecilia Valmadre y Silvia Valmadre.

En agosto del mismo año el intendente Enrique Mario Alfieri anuncia la contratación de consultores especializados para realizar un estudio de factibilidad del proyecto. Los resultados no sólo justifican, sino que tornan necesaria la creación de una Casa de Altos Estudios. Se propone la creación de una Facultad de Ciencias Agropecuarias, una de Humanidades, una de Ciencias de la Información -relaciones públicas, publicidad -, una Facultad Tecnológica y varios institutos, todos ellos agrupados alrededor de una cabeza común: la Universidad.

En ese momento...

Olavarría contaba con 450 establecimientos industriales que ocupaban a casi 20.000 personas. Igual cantidad de empleados, estaban ocupados en 3.000 establecimientos comerciales. El crecimiento anual del producto bruto interno era del 10%, cifra inusitada en el país. El sector industrial, en una de las zonas agrícola - ganaderas más ricas de la Argentina, era del 31.5%, demostrando el alto grado de integración económica del partido. Así, con una importante expectativa de progreso, Olavarría comienza a forjar las bases para su futura vida universitaria, a más de 300 kilómetros de las universidades más próximas.

El 13 de septiembre de 1969 se firma un convenio entre la Municipalidad de Olavarría, la Fundación Fortabat y la Universidad Nacional del Sur, por el cual se dispone la creación del Instituto Universitario de Olavarría y dos de las partes firmantes se comprometen a aportar el 20 y el 80% del financiamiento respectivamente, mientras que la Universidad Nacional del Sur asume el control y apoyo académico.

En una primera instancia se dispuso la apertura de ciclos básicos de dos años, para las carreras de Ingeniería Civil, Electricista, Industrial y Química, Agrimensura, Licenciatura en Administración de Empresas, Contador Público y los profesorados de Matemática y Física, y de Química y Merceología. Cumplido el ciclo básico, los alumnos continuaban sus estudios en Bahía Blanca.

Inicios de la actividad académica

En enero de 1970 se realiza el primer curso preuniversitario y el 4 de abril se declara inaugurado el primer año académico. La primera matrícula reúne 208 alumnos, de los cuales 171 son residentes en Olavarría. Al iniciarse el segundo año académico la matrícula asciende a 338 alumnos, de los cuales una tercera parte proviene de otras localidades vecinas. El Instituto Universitario presenta rápidamente una proyección claramente regional.

Profesores radicados en la ciudad comienzan a hacerse cargo del desarrollo de las asignaturas. En octubre de 1971, el Consejo Superior de la Universidad Nacional del Sur autoriza para 1972 el dictado del tercer año de estudios en todas las carreras que se cursan en el Instituto.

Precursores

El Centro de Estudiantes Universitarios de Olavarría (C.E.U.D.O.) se constituye en febrero de 1971, con la finalidad de fomentar la integración de los alumnos y la realización de actos culturales y deportivos.

El 19 de marzo de 1973 se hace entrega del diploma de Químico al primer egresado del Instituto, Sr. Hugo Máximo Cura. La institución entra en su cuarto año de actividad, con casi 900 alumnos cursando. Sus aulas, laboratorios y biblioteca funcionan en dependencias cedidas por la Escuela Nacional de Educación Técnica "Luciano Fortabat". También se incorpora el comedor estudiantil que reemplaza al sistema anterior convenido con un hotel céntrico.

A partir del sexto período lectivo el Instituto Universitario de Olavarría pasa a integrar la Universidad Nacional del Centro como Facultad de Ingeniería. Las autoridades constitucionales del país son destituidas por el golpe de Estado del 24 de marzo de 1976, encontrando a la UNCPBA en sus primeros pasos. En julio las autoridades militares dan continuidad a la gestión del Dr. C. Cruz como Rector Organizador, quien confirma a sus delegados en las sedes Olavarría y Azul. El Ministerio de Cultura y Educación designa como Decano de la Facultad de Ingeniería al Ing. Alfredo Herbón, el 8 de septiembre del mismo año.

En octubre de 1976 se confirma la pérdida de la carrera de Ciencias Económicas para la sede Olavarría, al resolver el Rector el cierre de la inscripción de aspirantes para el año académico 1977. Las carreras que abren su inscripción en la ya constituida Facultad de Ingeniería son: Ingeniería en Construcciones, Ingeniería Electromecánica, Ingeniería Química Industrial, Agrimensura y el Profesorado en Química y Merceología.

La convulsionada situación política-social del país tiene amplias repercusiones en la vida institucional de las universidades nacionales durante este período. La joven Universidad del Centro y la Facultad de Ingeniería no son ajenas a la exclusión de profesores, alumnos y personal administrativo por causas ideológicas.

Casa propia

La necesidad de un espacio físico propio es una sentida necesidad y nuevamente la comuna está presente. El 26 de septiembre de 1976 se acepta la donación de tierras con una superficie de 16 hectáreas, efectuada por la Municipalidad de Olavarría a la Universidad con el cargo de construir la sede de Ingeniería.

En 1978 el número de nuevos inscriptos es de 114. En noviembre se constituye el Club Universitario de Olavarría con el fin de reunir a los estudiantes universitarios para participar en la vida social, cultural y deportiva de Olavarría. Para el año 1979 el Ministerio fija un cupo de 160 alumnos, siendo 125 el número de inscriptos.

Por entonces, la Facultad de Ingeniería cuenta con un plantel docente de 158 profesores. De ellos, los cargos de auxiliares son cubiertos por residentes en Olavarría.

En 1980 comienzan a dictarse las clases en las nuevas instalaciones de la Facultad. En septiembre de 1982 se inaugura el primer edificio propio, donde poco tiempo después se instalan los laboratorios de Física y Química.

En 1983 hay 109 inscriptos y en abril se inauguran aulas de Ingeniería en Construcciones. El 12 de mayo de 1983 se crea el Centro de Estudiantes de la Facultad de Ingeniería (CEFIO).

La transición

El 10 de diciembre de 1983 asume el gobierno constitucional y anuncia la intervención de todas las universidades nacionales para llevar adelante la política de normalización, restableciendo la autonomía y los principios de la Reforma Universitaria. Días después asume el Rector Normalizador de la UNCPBA, Natalio Etchegaray, quien designa como Decano Normalizador de la Facultad de Ingeniería al Dr. Adolfo Rocha Campos. Lo acompaña en su gestión el Ing. Pedro Tenaglia como Secretario Académico.

Designados los representantes de los docentes, alumnos y graduados, se constituye el Consejo Académico Normalizador Consultivo cuya función era asesorar al Decano en los distintos aspectos de la transición democrática.

En 1984 se pone en funcionamiento el Comedor Universitario, a cargo del Centro de Estudiantes con la colaboración de la Municipalidad.

En abril de 1984 asume como Rector Normalizador el Dr. Juan Carlos Pugliese (h), quien propicia la escrituración de las tierras de la Facultad.

En 1985 el ingreso a la Universidad es directo y se registran 156 inscriptos. El total de alumnos y nuevos inscriptos crece con aceleración en 1984 y 1985, como efecto del proceso de democratización. También docentes y alumnos excluidos durante el gobierno de facto son reincorporados. Este mismo año, la Municipalidad de Olavarría cede parte de las instalaciones de la Terminal de Camiones para la instalación del albergue estudiantil y docente.

Durante 1985, se aprueba el Estatuto de la UNCPBA, y comienza la normalización del claustro de profesores a través de concursos de antecedentes y oposición. Se realizan trabajos de urbanización y parquización en el predio de la Facultad, con la colaboración de la empresa Calera Avellaneda.

Pura democracia

El 3 de noviembre, se convoca a elecciones de representantes ante la Asamblea Universitaria y Consejos Académicos.

El 19 de marzo de 1986, se reúne el Consejo Académico integrado por cinco representantes docentes, dos graduados y cuatro alumnos, para elegir a las autoridades de la Facultad de Ingeniería. Resultan electos Carlos Nelson Lainz como Decano y Carlos Alberto Melitón como Vicedecano.

Su mandato se extiende hasta 1989, año en que asumen Susana Nolasco y Nora Eyler.

Ambas completan su mandato en 1992, cuando la dupla de las máximas autoridades pasa a estar conformada por Fabián Irassar y Nora Eyler.

Irassar repite su gestión como Decano desde 1996 a 2000, esta vez acompañado en el Vicedecanato por Marcelo Spina.

Precisamente Spina, secundado por Adriana Rocha, encabeza la gestión en un nuevo período que se extiende desde 2000 a 2004.

Ese año marca el retorno de Fabián Irassar a la conducción de la FIO. En los primeros cuatros años cuenta con Roberto De la Vega en el Vicedecanato, mientras que en un nuevo período que va de 2008 a 2012 lo acompaña Isabel Riccobene.

Desde 2012 la Facultad de Ingeniería está conducida por la dupla constituida por Marcelo Spina y María Peralta, quienes han renovado su mandato en el 2016.