12.10.2019 En la Sociedad Rural

El Gran Remate Anual de cabaña Don Romeo se hará el viernes

Se llevará a cabo el próximo viernes el Gran Remate Anual de la cabaña Don Romeo, de Alejandro Ezequiel Spinella, desde las 14.30 horas previo almuerzo en el predio de la Sociedad Rural de Olavarría, por lo que se reunirán allí alrededor de mil personas.

De esta manera se vivirá otra fiesta Angus en el centro de la provincia de Buenos Aires con este espectacular remate que cada año organiza la cabaña de Alejandro Spinella, por lo que se convierte en una cita ineludible para toda la gente del campo. Un almuerzo en el que no faltará nada -como siempre-, grupos de música (Muyinga y Gustavo Corvi, como ha ocurrido en los dos años anteriores) y luego, en la pista, las mejores vaquillonas y toros Angus para que los compradores vayan preparados para elegir y ponerles dinero.

Se destacan: 100 toros Angus (20 Puros de Pédrigree y 80 Puros Controlados) y 600 vaquillonas (300 Puras Controladas y 300 madres Angus seleccionadas), con plazos de pago a 180 días libres o diez cuotas (a elegir por el comprador), mientras que el flete es gratis en toros y vaquillonas. El plazo especial para cuentas frecuentes, en toros, es un año libre y sin interés.

"Los preparativos vienen muy bien. Estoy muy tranquilo porque sé que todo saldrá bien. Siempre hemos hecho un trabajo en equipo de todo un año que hacemos en la cabaña y que quedará reflejado en esas dos horas bajo martillo. Es que año tras año es un esfuerzo que se ve en el equipo, en genética y en infraestructura, pero yo siempre digo que lo mejor está por venir. Es que la genética significa evolución, y entonces tenemos que ser responsables y buscar lo mejor para responder a lo que quiere el cliente, a lo que necesita el cliente, y a eso lo tenemos que encontrar con la mejor genética. Es alimentación de lo que estamos hablando, de necesidades que tiene el mundo, estamos hablando de necesidades globales en realidad, que ponen en el centro de atención a Olavarría. Ese es el desafío" comenzó diciendo Alejandro Spinella respecto del remate del próximo viernes y de lo que piensa en cuanto a lo que se vivirá en la Sociedad Rural olavarriense.

"Todo lo que va en un toro es contenido genético, está todo diseñado, preparado y estudiado. Al principio, cuando comencé a trabajar con la cabaña, escuchaba mucho decir que ese toro tenía un buen peso, que tenían buenos cuerpos, buena cabeza, y hoy con todo lo que se ha evolucionado en fertilización in vitro, lo que se ve externamente en un toro es solamente un 10 por ciento, ya que el otro 90 por ciento está dentro de él", agregó el joven cabañero olavarriense.

"Para llevar a cabo un remate como el que venimos haciendo cada año es fundamental desarrollar el equipo humano, que es el equipo de trabajo. Es así, siempre. Cuando nace un ternero que va a ser un futuro toro, es muy posible que nazca a las cuatro de la mañana y es imprescindible que en ese momento esté alquien del equipo para ayudar a parir a la vaca. Si no está en ese lugar a esa hora, es posible que ese ternero muera. Pero hay que estar y desde ese instante se está formando el gran campeón que luego vamos a disfrutar. Por eso que el trabajo profesiona está en manos de cada uno de los que integran el equipo, que en definitiva es el proyecto que uno tiene para desarrollar dentro de la ganadería", siguió explicando Alejandro.

"En la ganadería no es todo a lo campechano. Hay que estar en los mínimos detalles también, porque esto es un proyecto en el que todos estamos involucrados en menor o mayor medida. Por eso digo que hasta los gauchos a caballos son profesionales, porque uno los ves que hacen todo con una gran naturalidad pero eso es producto de su profesionalización. Es un placer todo eso para mi y lo disfruto. Todo eso es magia pura" siguió diciendo Alejandro, tan detallista como cuando corría en autos donde fue campeón en la Promocional 950, que subió a autos del CAP y del Turismo Carretera con gran éxito, y también supo lo que es girar a fondo en el mítico autódromo de Daytona, ya que en 1995 integró el equipo argentino que estuvo en las "24 Horas de Daytona".

"Vamos a presentar a alrededor de 800 vacunos en la pista de la Sociedad Rural: 100 toros y 700 madres. Hay toros negros, puros controlados especiales para vaquillonas y también de pédigree, que pueden ser excelentes padres para un plantel. También hicimos una excelente selección de futuras madres, hay alrededor de 300 vaquillonas puras controladas, paridas y preñadas, y lo que hay que resaltar que todas las preñadas fueron a través de inseminación artificial. Hay 400 Angus madres seleccionadas", explicó Spinella.

"Lo que va a suceder este viernes es importante para Olavarría como polo genético; van a estar mil personas y va a venir mucha gente de distintos puntos del país, inclusive la hotelería está colmada, por lo que para mi todo eso sigue siendo un placer. Esto permite que Olavarría siga creciendo y nosotros aportamos nuestro granito de arena en ese aspecto desde la ganadería. Pasa que cuando el partido crece en cantidad de cabezas significa que los productores de Olavarría han crecido y han invertido en tecnología en la misma superficie, habiendo mayor cantidad de madres y de terneros. Cuando se ve que hay mucho destete, refleja que el productor está haciendo bien las cosas. Hoy nos toca la parte más difícil que es repreentar a Olavarría y lo tomamos con responsabilidad ante los ojos de la gente que viene de todo el país. No es poco lo que debemos afrontar, pero lo hacemos con mucha responsabilidad, seriedad y también con mucho placer" terminó diciendo Alejandro Spinella.