138121

22.11 | Política 

Rubinstein renunció como secretario de Salud tras la polémica por el aborto no punible

En una carta que le envió a Mauricio Macri dijo que dio un paso al costado porque se derogó el protocolo que, aseguró, "fue una de las prioridades" de su gestión. 



El secretario de Salud, Adolfo Rubinstein, presentó este viernes su renuncia "indeclinable" al cargo en una carta dirigida al presidente Mauricio Macri, en la que señaló que la dimisión se debe a la derogación del Protocolo sobre el Aborto no Punible dispuesta por el Gobierno.

El secretario le envió una carta de tres páginas en la que le agradece "por la oportunidad" y "su confianza" en haberlo designado en el cargo, pero defendió el protocolo que pretendió imponer con una resolución a tres semanas de dejar el poder.

"Desde lo personal quiero agradecerle tanto la oportunidad que me dio honrándome con este cargo, como su confianza. Siempre mi intención fue contribuir, desde mi lugar como autoridad sanitaria de la Nación, al objetivo de mejorar la salud pública y acercar los servicios de salud a las personas, con efectividad, equidad y calidad", dice Rubinstein en el inicio de la nota.

Sin embargo, luego en el texto justifica su decisión, y en ese sentido escribió: "La derogación del protocolo en el día de la fecha, me obliga a renunciar indeclinablemente a mi cargo ya que durante toda mi gestión tuve como una de mis máximas prioridades la ampliación de los derechos" de las mujeres.

Rubinstein defendió la resolución 3158/2019 que planteaba la actualización del protocolo para la atención de las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo. "Se trata de una guía de actuación destinada a los médicos y a los equipos de salud para darles certeza y protección en la realización de los procedimientos que deben realizar para garantizar los derechos que están consagrados en nuestro Código Penal y refrendados por el fallo F.A.L de loa Corte Suprema de Justicia", justifica el ex secretario.

Según trascendió, Rubinstein redactó en la mañana la renuncia, luego que se publicara en el Boletín Oficial el decreto que anuló su resolución respecto del protocolo de Interrupción Legal del Embarazo (ILE). Es que el funcionario quedó muy descreditado, ya que decreto expresa fuertes críticas contra él. Por ejemplo, allí se especifica que la Secretaría de Salud "no consultó a sus superiores jerárquicos" y que tampoco participó el Instituto Nacional de Mujeres.

Fuentes del radicalismo dejaron trascender que antes de las PASO, Rubinstein había convenido con el jefe de Gabinete, Marcos Peña la necesidad de modificar el protocolo para que las provincias pudieran adherir sin que los jueces distritales o los médicos se negaran a practicar los abortos no punibles. Acordaron avanzar después de las elecciones, algo que llegó a un final abrupto cuando el funcionario decidió publicar la resolución. (DIB)