138741

07.12.2019 | Información General Dr. Bernardo Carricart, representante de la clínica de salud mental local

Las clínicas de salud mental no cerrarán: "predomina la sensibilidad"

Según medios nacionales, los centros de rehabilitación de adictos y neuropsiquiátricos no cerrarían sus puertas durante 2020 como lo exige la Ley de Salud Metal. "Ir a una prórroga y darnos tiempo para readecuarnos es positivo, pero necesitamos saber cómo será y con qué fondos", señaló el encargado de la clínica local.

Una buena noticia pareciera llegar para los familiares de pacientes y trabajadores de la clínica local de salud mental: más allá de lo que exige la Ley Nacional 26657, medios nacionales dieron a conocer que la nueva gestión no tomaría la decisión de cerrar los centros de rehabilitación de adictos y neuropsiquiátricos monovalentes en el 2020.

Hace largos meses, médicos del área y familiares de pacientes están luchando para que no ocurra lo que marca la Ley Nacional de Salud Mental, que básicamente prohíbe la creación de manicomios, neuropsiquiátricos o instituciones de internación monovalentes; y la adaptación por parte de los existentes a los principios expuestos en la misma hasta su sustitución definitiva por los dispositivos alternativos.

La ley nació en el 2010, pero un decreto firmado durante el presente año la corroboró, lo que encendió las alarmas de todas las clínicas del país. Es que la adaptación se debió hacer con fondos del Estado que nunca llegaron, y a partir de ahí surgió el problema.

Según dieron a conocer medios nacionales, el próximo presidente de la Argentina, Alberto Fernández, habría decidido que los centros de rehabilitación de adictos y los neuropsiquiátricos monovalentes no cierren sus puertas durante 2020 como lo exige la Ley 26657 de Salud Metal, aspecto que trajo alivio en diferentes sectores.

"En principio es una información que está confirmada por quien la da a conocer, que es el referente de la Asociación Antidrogas de la República Argentina", señaló Bernardo Carricart, doctor a cargo de la clínica local de salud mental ubicada sobre calle Alsina.

"Es una gran noticia porque predomina la sensibilidad y el contacto con la realidad de quienes estarían asumiendo; es imposible readecuarse en tan poco tiempo cuando el Estado no nos ejecutó ningún presupuesto", explicó el profesional.

Sin embargo, Carricart afirmó que "se necesita de un nuevo decreto que formalice cómo será el futuro". "Ir a una prórroga y darnos tiempo para readecuarnos es positivo, pero necesitamos saber cómo será y con qué fondos", explicó.

De cara a lo que viene, el profesional explicó que "se trata de construir una prestación de salud en conjunto, con todos los actores y dispositivos existentes, analizando las sensibilidades de las familias que están viviendo un situación de adicción o patología mental".

La nota completa acá