16.12.2019 | Política 

Galli reconoció haber sufrido el "HCD con el freno de mano"

El intendente se expresó sobre la presidencia de Fernández, dijo que "hubo diálogo" sobre las autoridades del Concejo con Aguilera y que Vitale y Ciancio vienen a ampliar el espacio.

 Cacho Fernández // [email protected]

El intendente municipal de Olavarría, Ezequiel Galli, negó que no hubiese existido diálogo para elegir las autoridades en el Concejo Deliberante y el armado de las comisiones, y reafirmó su vocación de contribuir a terminar con la grieta que divide al país.

"Es mentira que no lo hubo (el diálogo) -dijo- Lo llevó adelante Bruno Cenizo, en el cuarto intermedio hizo una propuesta y no hubo acuerdo". Tras lo cual detalló algunos puntos de la oferta: "por lógica la vicepresidencia primera la iba a mantener. Ofrecimos la segunda y les ofrecimos algunas comisiones. Bueno, no se quiso y no aceptaron el acuerdo que se propuso". Pero igual señaló que el diálogo con Federico Aguilera había quedado abierto.

Galli destacó además que "tengo mucha esperanza con la presidencia de Alberto Fernández", al serle preguntado sobre si él creía que el Presidente de la Nación podría ser el comienzo del fin de la grieta.

El diálogo político

El Intendente se manifestó contrario y molesto por "la grieta política que se produce dentro de las familias, de amigos que no pueden hablar por la política..., los fanatismos... Es una grieta que no permite que las fuerzas políticas no se puedan poner a pensar en políticas públicas para la ciudad. Siempre hemos estado como en una guerra constante con la oposición. Yo me pregunto: ¿por qué no podemos pensar en acordar en vez de estar dentro de esa disputa para ver quién se lleva los laureles...? Debemos pensar en cosas importantes para la ciudad".

"Seas macrista, de La Cámpora, o de quien seas, tenemos que trabajar para salir del pozo en donde estamos"

Sobre el tema de la negociación en el Concejo por las comisiones y autoridades, Galli recordó que "Federico (Aguilera) mandó un mensaje. No fue el día que tenía que ir, pero cuatro o cinco días después volvimos a coordinar agenda".

"Con el tema del Concejo hubo diálogo. Es mentira que no lo hubo. Lo llevó adelante Bruno Cenizo, en el cuarto intermedio se hizo una propuesta y no hubo acuerdo. Yo he sufrido durante cuatro años en tener al Concejo Deliberante con freno de mano para un montón de cosas", añadió.

Advirtió además que, "por lógica, la vicepresidencia primera la iba a mantener. Ofrecimos la segunda y algunas comisiones. Bueno, no se quiso, y entonces no aceptaron el acuerdo que se propuso. Pero es mentira que no hubo diálogo. Yo me senté primero con Federico, estuvimos un rato charlando y, cuando llegó el momento de hablar del Concejo, le dije que lo hablara con Bruno, y si fuese necesario nos íbamos a sentar nuevamente".

Ampliar el espacio

Como para reafirmar la relación con el Frente de Todos y el clima de diálogo que existe con esta fuerza, Galli apuntó que el mismo jueves "tuve un grato llamado de César Valicenti y me explicó que no pudo estar en la jura. Me llamó y hablamos con la misma sintonía. Me parece que vienen tiempos de diálogo. Inevitablemente, porque estés de un lado u otro de la política, seas macrista, de La Cámpora, o de quien seas, tenemos que trabajar para salir del pozo en donde estamos, el mismo pozo en donde está la Argentina desde hace muchos años".

"Yo nací en el macrismo y voy a seguir estando en el mismo espacio"

Volviendo a su metáfora del freno de mano en el Concejo, sostuvo que "hemos presentado proyectos excelentes y del otro lado era la negativa por la negativa misma. Hoy tenemos que apostar a salir adelante. Hay que apostar a que le vaya bien a Alberto Fernández, a Axel Kicillof, y a todos. Hay que hacer cosas buenas para la ciudad, la Provincia y el país.

-¿Cree que Alberto Fernández es el comienzo del fin de la grieta?

-Tengo mucha esperanza con la presidencia del Alberto Fernández. Es un momento de llevar adelante un montón de medidas. Ojalá se pueda. Hubo cosas en el discurso que fueron en contra de achicar la grieta pero, bueno, son cosas de la política. Lo importante es que hay una situación compleja de mucha gente. Los números de la pobreza indican que hay mucha gente que la está pasando mal y por eso tenemos que trabajar.

-¿La incorporación de Emilio Vitale y de Mariano Ciancio tiene que ver con la intención de ampliar el espacio?

-Sí, hay que seguir abriendo el espacio, lo hicimos durante estos cuatro años. Emilio y Mariano son dos grandes personas. Con Emilio venimos charlando desde hace tiempo. Acompañó las cosas que eran coherentes y no las que no le parecían coherentes. Tiene una historia con el peronismo y tiene cosas para aportar al debate político, pero también tiene para aportar en lo técnico. Por su parte, Mariano tiene mucho para aportar en los barrios. Ambos van a hacer un aporte valioso. Yo nací en el macrismo y voy a seguir estando en el mismo espacio, pero puedo aceptar a personas que tienen para aportar.