19.12.2019 25 años del Colegio Libertas

El primer premio en el evento "24 horas de Innovación FIO"

Ornella Marconi, Carolina Rueda, María Ignacia Costa y Milena Leo. Las cuatro fueron protagonistas de un proyecto que se destacara en el evento "24 Horas de Innovación", realizado este año en la Facultad de Ingeniería. Y ellas lo contaron así: 

¿El proyecto, cómo fue y por qué?

Nosotras cuatro fuimos al evento "24 Horas de Innovación" que se hizo primeramente, en mayo, y luego al de fin de año. Elegimos la temática "Exceso de cerveza" que tenía que ver mucho más con marketing. Es decir, cómo vender el producto, etc. Era para Kabbalah, que es una cervecería chica que quería expandirse. Cada una empezó a tirar ideas enseguida. Nos enfocarnos en el proyecto, porque la vez anterior no nos enfocamos bien, así que queríamos la revancha. Primero fue una lluvia de ideas, nos integramos bien, comenzamos a investigar a partir de la idea base y desde ahí fue naciendo todo.

Y lograron concretar el proyecto...

Sí. Este proyecto cubría tres ejes: el económico, el social y el ambiental. Eran tres impactos. En el tema ambiental elegimos que en lugar de que se usen barriles se utilicen por un recipiente que se llama inbox, son cajas que adentro tienen bolsas que se van cerrando porque se adaptan a la cantidad de líquido que incorpora. Eso hace que en una misma caja haya distintos sabores de cerveza y no sea complicado al momento de transportarla, ya que esas cajas son rectangulares, reciclables y están hechas de cartón. Esas cajas son reciclables para hacer tarros de basura, los que tienen un código QR y se van a ubicar en distintos lugares donde se distribuye la cerveza. Y lo que queremos hacer en el futuro, es lanzar latas así que la diseñamos, con un código único, por ejemplo A19. Se puede ir a los lugares donde está la cerveza, se va a escanear el código QR que tienen los tarros de basura mediante una aplicación. Es que cada uno será un usuario y al escanear ese código único que tienen las latas, el usuario va acumulando puntos para poder canjearlos por diferentes premios. Eso fomenta el reciclaje y también genera un interés al consumidor. Ese código no se puede reutilizar. Y con esas latas el dueño de la empresa las puede vender, por lo que genera una ganancia para él.

¿Un impacto fue el ambiental, otro económico, y el tercero?

El social. Para que la empresa sea más conocida hicimos la página web y la aplicación. En esa web se pueden encontrar diferentes comentarios de las personas que hayan probado la cerveza, también estaban todas las cervezas (para celíacos, por ejemplo, también), cómo contactarse, etc..

Primer premio en el evento. ¿Y ahora cómo sigue?

El año próximo, el primer puesto siempre tiene que ir a ayudar a los demás grupos que están concursando. Es como un pasante que irá por los salones para ira aconsejando sobre el tema. Y el proyecto en sí, supuestamente los tres primeros premios deberían concretarse. Eso ya no depende de nosotras, que pusimos la idea lo que no es poco. Para destacar también el apoyo que tuvimos del Colegio Libertas, ya que también hay docentes (Luciana Rizzi, que fue quien firmó la autorización como responsable, y Vanesa Giacomaso, que también nos visitó en el evento). Y hay que resaltar que compartimos el evento con chicos de Industrial: Eliseo Villa, Sebastián Batista, Agustín Walter, Máximo Didato y Marcelo Pompei.