22.01 Agostina Zyla, actriz olavarriense

"El público empatiza mucho con el personaje"

El próximo sábado en Chamula presentará la obra "Una mujer sola", que trata sobre violencia de género. Se trata de un monólogo en el que la protagonista cuenta el sufrimiento que es su vida. Es del autor italiano Dario Fo y en Chile la hizo dirigida por el cubano Henry Pacheco. En su ciudad estará 40 minutos ante su público y se trata de un momento especial para ella, que quiere relanzarse como actriz. Vivió y trabajó 5 años en Chile -tuvo un papel en una película que se verá por Netflix-, hace cinco meses regresó a la Argentina -trabajó con José María Muscari- y tiene todo para que el futuro le dé una mano.

Darío Fariña - [email protected]

Hace cinco meses se volvió de Chile. Allí estuvo cinco años. Se fue un 15 de octubre (de 2014), justamente para un cumpleaños de su papá Juan, que cumplía el 9, precisamente 50 años. "Me fui porque quería conocer la idiosincrasia de otro país. siempre pensando en trabajar de actriz. No tenía ningún contacto, nada, me fui sola. Bah, me llevó mi mamá (Marcela Moccero) en auto, me dejó en un hostel y ella luego se volvió. Estaba en Santiago. Me había llevado dinero, obviamente, y mi papá me mandaba también para ayudarme. Luego empecé a mandar material para trabajar de extra en diferentes producciones televisivas hasta que después le pregunté a los dueños del hostel si podía trabajar allí, y me dieron trabajo en el bar a cambio de la habitación. Y logré el objetivo de trabajar de extra en varias producciones televisivas y también en publicidades" comenzó contando Agostina Zyla (27), una olavarriense que se fue con el objetivo de cumplir sus sueños de actriz. Y lo consiguió. Pero la historia sigue, tiene otros detalles, y ella la cuenta así:

"Cuando dejé de jugar al tenis, en Estudiantes, me dí cuenta de que no me gustaba la presión del deporte. Y como siempre dije que quería ser actriz, me fui por ese lado. Jugué al tenis hasta los 15 aproximadamente, luego jugué al hockey sobre césped, terminé el secundario en Cáneva y a los 17 años fui a estudiar teatro en Buenos Aires. Estudié en el CIC (Centro de Investigación Cinematográfica) durante tres años, había muy buenos profesores y de ahí decidí irme a Chile" siguió diciendo Agostina, quien tiene dos hermanos: Manuel (23, estudiante de medicina, como su papá Juan) y Mariano (20, estudia ciencias económicas, quien ahora está radicado en Colorado, Estados Unidos, haciendo un work and travel).

¿Por qué no te quedaste en Capital Federal y elegiste irte a otro país?

Fue por un desamor. Decidí irme a buscar otro rumbo, a ver qué me deparaba el destino en otro país. Apoyada por mis padres, totalmente y todo el tiempo. En Buenos Aires está todo, es cierto; hay posibilidades siempre, y por eso me volví. Uno piensa que yéndose a otro país va a tener más posibilidades por ser diferente, pero en realidad te encontrás con limitaciones como por ejemplo el acento. Para hacer publicidades tuve que aprender a hablar neutro.

¿Cómo te fue en Chile?

Fueron cinco años. Desde 2014 a 2019. Allá filmé publicidades, trabajé en bolos para televisión, también trabajé de moza para tener un ingreso fijo y surgió la posibilidad de hacer este monólogo que ahora presento en Olavarría, "Una mujer sola", de Dario Fo, un autor italiano, y me dirigió un cubano, Henry Pacheco. En Chile no consumen cultura, ya que es muy difícil que tenga éxito una obra de carácter independiente. La presenté en varios espacios pero el director tampoco sabía cómo hacerla surgir. Anduve un año con esa obra por distintos lugares de Santiago y después me convocaron para otra obra de teatro; hicimos un par de funciones, pero siempre teniendo la idea de hacer proyectos audiovisuales ya que el teatro no tiene mucha convocatoria en Chile. También filmé una película con Dolores Fonzi, ya que buscaban argentinas que estuvieran en Chile. En el medio, buscaba en Facebook dónde había productoras para mandarles material. Filmamos en el sur y fue una experiencia inolvidable, ya que estuvimos una semana en Valdivia en un hotel espectacular, con todos los lujos y encima me pagaron muy bien. Pero ahí ya me había picado el bichito para volverme a la Argentina, a Buenos Aires, porque sentía que allá se había cumplido un ciclo.

¿Hiciste todo lo que querías en Chile, o creés que faltó que te dieran más oportunidades?

Me tiré las cartas una vez y me dijeron que estaba haciendo todo bien, pero que me faltaban las oportunidades. Y junto con esas ganas de querer volver a Buenos Aires, lo decidí. Me volví. No estaban en Chile esas oportunidades y creía que podían estar en Capital. Me saqué un pasaje de ida y vuelta, por las dudas. Vine de vacaciones a pensar, a meditar, pero vine a Olavarría para estar con la familia. Y me convencieron para que busque trabajo acá, así que empecé a indagar en los contactos que tenía y terminé con José María Muscari trabajando en asistencia de producción en la obra que ahora tiene mucho éxito y que se llama "Sex, viví tu experiencia" (con Diego Ramos, Gloria Carrá, Noelia Marzol, Magui Bravi, entre otras).

La nota completa en la edición impresa del diario El Popular de este miércoles