141492

27.02 | Información General 

Club Estudiantes apuesta al reciclado y el vínculo solidario con la comunidad

El material reciclado de envases PET y tapitas es entregado a la Cooperativa Viento en Contra y su destino es el programa Ecosoñarte y el Hospital Garrahan.

La comunidad del Club Atlético Estudiantes le dio el respaldo necesario para que la propuesta del reciclado de envases PET y tapitas instalada por la Comisión Directiva, sea un verdadero éxito.

El material es entregado a la Cooperativa Viento en Contra y su destino es el programa Ecosoñarte y el Hospital Garrahan.

Desde hace unos meses se pueden observar en distintos puntos del Parque Carlos Guerrero, recipientes para la recolección de envases de plástico y tapitas, y la respuesta de los socios superó todas las expectativas ya que se han entregado más de 100 kilos de envases PET, si se tiene en
cuenta que los envases pesan entre 7 y 60 gramos la cantidad acopiada es importante.

Estudiantes es el primer y único club de la ciudad que tomó la decisión de separar los residuos que se generan a diario en la institución para ello se han distribuido contenedores en siete puntos del Parque Guerrero y a los fabricados por el club se les han sumado los entregados por el Municipio de Olavarría.

Más allá de lo que se genera en la actividad cotidiana, se tomó la decisión de comenzar a hacerlo en las fiestas que se realicen en la institución y la primera experiencia fue en San Valentín, donde la respuesta también fue positiva.

En proceso de calificación de los productos recogidos en la mencionada fiesta se llegó a la conclusión que el uso de vasos descartables genera una gran cantidad de residuo que dificulta el separado de los envases reciclables, por lo que el Club Estudiantes decidió que a partir de la
próxima fiesta se deberá implementar la dinámica usada en otras fiestas donde el vaso es de un material reciclado y se puede adquirir como suvenir o bien "alquilarlo" para el evento.

Todos los materiales acopiados en el Parque Guerrero son entregados a la Cooperativa Viento en Contra, que está compuesta por un grupo de trabajadores y trabajadoras de la economía popular que se organizaron para darle valor a los residuos que los ciudadanos de Olavarría generan cotidianamente.

La tarea que realizan es acopiar residuos sólidos urbanos inorgánicos que son separados por clases, luego lo prensan y lo trasladan a plantas recicladoras donde obtienen una ganancia y reducen el impacto ambiental.

Los materiales que reciben son papel, cartón, envases de plástico, envases tretrabrick, envases de aluminio, latas de conserva y vidrio. La misma funciona en Bolívar 925 y reciben los residuos de lunes a viernes en el horario de 8 a 12 y de 16 a 20, y los sábados de 8 a 12.

La propuesta del Club Estudiantes encontró eco en el Hogar de Convivencia Suyai, es el primero en la ciudad en sumarse al desafío de reciclar, donde las abuelas y abuelos se encargan de separar por colores las tapitas que se juntan para campañas locales y luego serán enviadas al Hospital Garrahan; el fraccionado por colores es importante porque al momento de entregarlas en la institución médica el valor que se recibe a cambio aumenta.

Algunos números que muestran la importancia del reciclado: cada 100 kg de plástico reciclado se ahorra 103.34 kg de etileno, 3.926 litros de agua, 250.600 kg de bióxido de carbono y 502.86 kw. de energía.

En el Club Estudiantes están abocados a los envases pet y las tapitas, pero en el Municipio de Olavarría se decidió separar el papel, cartón, tetrabrick, llaves, candados, envases de aluminio y aceite vegetal usado y con todo lo que se separa se colabora con CORIM, la Escuela Especial
N°504, Grupo Ilusiones, Escuela Especial N° 502 y el Instituto de Educación Especial Helen Keller.