07.04 | Política ANÁLISIS POLÍTICO

En nuestra aldea

La política local rebajó sus dietas en pos de sumar esfuerzos en el marco de la pandemia que atravesamos. El Intendente modificó el polémico decreto de Emergencia.

En un momento en el que está barajando derogar el decreto de emergencia por las amenazas denunciadas por el titular del gremio por las probabilidades de despidos incluidas en la norma, según dijo el Intendente Galli, "el decreto sigue vigente pero se sacó el artículo que habilitaba los despidos. Solo eso", insistió.

Cabe recordar que dicho artículo fue fuertemente cuestionado por el secretario general del gremio de trabajadores municipales, José Stuppia, quien había dicho que esa "amenaza solo generaba mayor incertidumbre y angustia entre los empleados".

Lamentablemente en lo local pudo más la foto que el hecho concreto. Para unas escasísimas 3.000 dosis de vacuna antigripal, valga la hipérbole, hubo tantos protagonistas como dosis.

Según algunas estimaciones, se necesitan unas veinte mil pero solo llegó la tercera parte. ¿Es que quedaron en el camino o en municipios con más peso electoral, o falló la gestión conjunta o la promesa de esa cantidad?

De todos modos, como un brindis de borrachos, en política cualquier ocasión merece una foto, o un cartel, como lo hacía Eduardo Duhalde, el hombre que fundió una provincia de Buenos Aires pese a disponer 2 millones de dólares diarios en los tiempos del uno a uno.

El nuevo Secretario de Trabajo prometió hacer cumplir la Ley de Contrato de Trabajo y de Seguridad e Higiene, y algunos creen que eso sería un nuevo problema para las pymes maltrechas por la crisis económica y la parálisis de la pandemia, pero la verdadera amenaza es la presión tributaria, la inmovilidad económica y la carencia de financiamiento.

De todos modos, no sería éste un tiempo apropiado para inspecciones con amenazas de eventuales multas cuando los empresarios pymes no cuentan siquiera con prórrogas para el pago de algunas obligaciones fiscales. Al menos, la Provincia sí lo hizo con Ingresos Brutos e Inmobiliario.

Hace unos días, el Gobierno anunció una línea de créditos para pagar sueldos y con tasas blandas, prometió. Sin embargo, son tantos los requisitos, y tan estrictos, que posiblemente nadie o muy pocos serán los que podrán acceder a esos esperados pero todavía teóricos préstamos.

La nota y el análisis completo de "Cacho" Fernández acá