09.06.2020 La problemática eterna

Perros que se adueñaron de la ciudad

Una vez más en nuestra ciudad los animales que la deambulan vuelven a ser noticia, y claro que por nada bueno. Son miles los que hay entre nosotros, las calles, las casas, los árboles y están ahí, ahora más desprotegidos y a la vista que nunca.

Diversos episodios que se dieron en los últimos 20 días en las calles céntricas de Olavarría pusieron el punto en la conformación de "jaurías de perros".

Quienes padecen los ataques, ya sea a las cubiertas de los autos, los tarazcones al pasar en moto o el susto tan solo por andar caminando en la vereda, "el territorio que ellos ya consideran conquistado", no saben a quién acudir para solucionar estos problemas.

El Director de Bromatología, el veterinario Andrés Castro apeló al compromiso. "Muchos de esos animales tienen dueños, muchos otros son dominantes, como uno de los que justito agarramos esta semana y lo llevamos al predio. Es un perro buenísimo, pero que tiene esa conducta" contó.

Hace algún tiempo un veterinario explicó cuando una jauría de perros mataron a un niño que "son animales. Muchas veces se auto consiguen su sustento, entonces son como cazadores salvajes, ganan terreno", o como dijo Castro "se adueñan del territorio, de la ciudad". La jauría justamente es un conjunto de perros que se ayudan para la cacería.

Entre sus distintas reacciones están las de atacar, morder, ladrar de manera constante y claro, provocar infinidad de accidentes.

Como lo explicó el Director a Amores Perros -y otros bichos- "veníamos bien, estábamos avanzando. Íbamos a duplicar la cantidad de castraciones y aunque no es la respuesta, es un gran objetivo a mediano y largo plazo" enmarcó junto a un programa educativo.

Sin embargo todo esto quedó trunco con la pandemia.

La problemática es real, y nos atraviesa a todos los que habitamos la ciudad. Asimismo, no conoce una única respuesta. "No podemos tener más perros en el predio", sería violar la Ley de Protección y Bienestar Animal, por ejemplo.

Las castraciones masivas colaboran para bajar el nivel de agresividad de los animales, sin embargo no es lo único. Tienen hambre también, están solos y a la deriva. La respuesta necesita de acciones comprometidas por parte tanto del Estado, como cada una de las personas. La tenencia responsable es fundamental.

Siempre la recomendación es en el caso de resultar lastimado, acudir a un centro de atención médica y llevar adelante la denuncia correspondiente en la comisaría más cercana o en sede fiscal.

Muchos de los ataques se dan por parte de animales que tienen dueño. Y si se trata de perros callejeros, toman intervención el área de Bromatología para "desarmar " la jauría aunque como en el caso que describió Castro, "corresponde a su naturaleza. Sacas al 'dominante', y a los pocos días ese grupo se equilibra con nuevos y más integrantes".

Lo cierto es que la pandemia también desnuda la necesidad de atacar con políticas y medidas sostenidas, lo que acontece en una ciudad donde fue declarada laEmergencia Sanitaria por "superpoblación canina" hace poco más de un año.