16.06 | Política En la semana donde se dio el primer fallecimiento y el pico de casos

Galli logró mostrar apoyo para su gestión de la pandemia

En el contexto de aislamiento social, las redes son el "espacio público" de preferencia. Con dos movidas, el oficialismo tuvo apoyo personal para el Intendente por un lado, y para su gestión sanitaria por otro.

Josefina Bargas // @JosefinaB // [email protected]

El panorama es complicado: en diez días se confirmaron 96 casos y también comenzaron a registrarse personas infectadas en localidades vecinas. Los efectos de la vuelta a la Fase 1 deberían notarse a partir de la semana próxima, cuando se cumplan los 14 días del refuerzo de las medidas de prevención. Lo que se ve todavía son los contagios producidos desde la segunda mitad de mayo.

Esta semana, Olavarría pasó al frente entre los distritos del interior bonaerense por la cantidad de casos positivos detectados: superó a Bahía Blanca, Mar del Plata y Junín. Claramente la situación es mucho más complicada en el conurbano donde se concentra la mayor parte de los 12.561 casos positivos de la provincia (41,4% del total del país) y de los 362 fallecimientos.

No obstante, la Provincia ya dirigió su atención al Municipio. El lunes llegó el viceministro de Salud, Nicolás Kreplak, que se reunió con el equipo local del área. Los aislamientos, la carga de datos al sistema y el comité de emergencia fueron algunos de los temas. Mostró apoyo a la decisión de Ezequiel Galli de volver a la Fase 1 y adelantó la llegada del operativo Detectar que, finalmente, comenzó el viernes su despliegue por la ciudad, recorrió 6 barrio y relevaron 78 casos sospechosos.

A su vez, el gobernador Kicillof se contactó con el Intendente el jueves cuando se anunció el pico de casos locales y la muerte de un hombre de 81 años, para "monitorear día a día la situación" dijo Galli.

Estrategia para mostrar apoyo

A nivel político, se vieron esta semana dos movidas que tuvieron algo en común: terminaron en el apoyo a la gestión en las redes sociales. Es que en el contexto de aislamiento social, las redes son el "espacio público" de expresión masivo.

El intendente -que se volvió muy activo en Twitter como ya se señaló meses atrás- publicó un mensaje de una usuaria que le deseaba males a su familia. Lo hizo en forma irónica con un mensaje corto en el que simplemente expuso a esta usuaria (o usuario). El resultado fue que recibió cientos de interacciones, con comentarios y réplicas, en general de apoyo a Galli.

Después de una reunión -que era interna y en principio no iba a trascender al público ni a los medios- de los concejales con el secretario de Salud, Germán Caputo, el bloque oficialista salió con un comunicado en el que apuntó directo contra el presidente del interbloque Frente de Todos, Guillermo Santellán, por haberle "faltado el respeto" al funcionario. La cuestión es que también esta exposición terminó con numerosas interacciones en las redes, con comentarios y réplicas, de apoyo a Caputo. Incluso con un pronunciamiento del Círculo Médico.

Por estas dos vías, Galli logró en una semana mostrar apoyo hacia sí en forma personal y hacia su gestión de salud, a través de la figura de Caputo.

Comunicar

A lo largo de la semana, se observaron cambios en el formato de la comunicación municipal: se vieron modificaciones que mostraron intentos de establecer una línea de exposición, pero que no pudieron sostenerse.

Cuando ya fue evidente que la curva de casos iba en ascenso, se decidió cambiar el reporte diario que se emitía por la tarde o noche: se sumaron datos estadísticos de los pacientes y se amplió la información disponible. Esta nueva información no siempre permite continuar con los datos como se llevaban hasta principios de junio, lo cual produce "rupturas" en los registros que llevan y presentan los medios. Uno de ellos es el conteo de los cinco pacientes de San Nicolás: desde el domingo pasado el Municipio dejó de incluirlos en la estadística local y los registra aparte.

El jueves hubo un nuevo cambio. Se decidió que el informe oficial se iba a emitir a las 13 horas. Pero por la noche, fue necesario emitir un nuevo parte y Galli salió en conferencia ante la importancia de lo sucedido.

En este ciclo que empezó hace diez días, el Ejecutivo intenta definir una línea de comunicación de casos pero la realidad se impone con sucesos destacados y las autoridades salen a comunicarlas. Hay flexibilidad entre las decisiones tomadas para la comunicación y las acciones que efectivamente se llevan adelante.

En las conferencias, más allá del contenido puntual, el mensaje del Ejecutivo apunta a que "la responsabilidad es compartida": apelar a la conciencia individual de los olavarrienses y subrayar la necesidad de cumplir con las medidas de prevención.