22.06.2020 Coronavirus

La pandemia también hizo crecer el abandono de animales

En España, miles de perros fueron abandonados tras la salida del confinamiento.

La Real Sociedad Canina de España (RSCE) denunció este jueves 18 de junio que el abandono de perros aumentó un 25% desde el inicio de la desescalada del confinamiento obligado por la pandemia de coronavirus.

Esta entidad indicó en un comunicado que a finales del pasado mes de mayo se contabilizaron unos 2.000 abandonos de perros en España coincidiendo con las primeras semanas del proceso de desescalada y ante la cercanía del verano en Europa y del fin de la cuarentena.

La Canina recalcó que mayo suele ser el mes en que más animales se dejan a su suerte en España ante la proximidad de la estación estival, pero este año se produjo un repunte que "enciende de nuevo las alarmas" porque este país es uno de los lugares de Europa con más abandonos de mascotas (cerca de 140.000 perros y gatos cada año, según la Fundación Affinity).


Lamentablemente, con la llegada de las vacaciones crecen las posibilidades en las que algunas familias eligen desprenderse de ese integrante peludo. Aunque el abandono no esta penado por la ley, el no ofrecer ayuda, atropellar y huir, o maltratar al animal privándolo de agua, comida o condiciones dignas por ejemplo, sí.

La RSCE recalcó que uno de los motivos del incremento de perros abandonados es la crisis económica aparejada a la crisis sanitaria del Covid-19, ya que la pandemia redujo los ingresos de muchas familias y el gasto medio anual de tener una mascota en casa es de unos 1.350 euros anuales ($180 mil pesos argentinos, entre veterinario, higiene, alimentación y demás cuidados).

En la Argentina y en nuestra ciudad, esta situación también fue advertida por particulares que protegen el derecho de los animales, y por protectoras. Crecieron los pedidos en las redes sociales de ayudas para poder alimentar a sus mascotas, también la gran cantidad de animales que buscan hogares, y cómo crecen y se multiplican los lugares donde se abandonan perros.

Además, añadió que "muchas personas que aumentaron la familia durante el confinamiento con una mascota se empiezan a dar cuenta de la responsabilidad que conlleva". De hecho en nuestro país, hasta se hicieron bromas de mascotas en alquiler para poder salir a dar una vuelta "con permiso".

La RSCE avisó de un repunte de un 50% en la demanda de cachorros en plena pandemia, esto es, "unos 5.000 perros que, en muchos casos, se instrumentaron como medio para salir a pasear, entretener a los niños o crear un mayor vínculo, al disponer de más tiempo para estar juntos".

Para terminar con los abandonos, la RSCE propuso algunas medidas a la Dirección General de Derechos de los Animales del Gobierno español con vistas a la redacción de la futura Ley de Protección Animal, como identificar a los tutores de los perros que llegan abandonados a refugios y protectoras, la creación de un DNI animal, la baja del IVA veterinario del 21% actual al 10% y una mutualidad animal o bono veterinario que permita cubrir los gastos médicos de los animales que viven con familias más vulnerables.