12.07 | Información General 

Tapalqué: colonias agroecológicas para producir lo que se consume

Los estados nacional y provincial y el municipio de Tapalqué pondrán en marcha colonias agroecológicas en la zona rural de ese distrito del interior. La idea es que Tapalqué pueda producir las verduras que consume. Sin utilizar agroquímicos y con familias trasladadas desde Florencio Varela que puedan tener acceso a la tierra. 

Silvana Melo [email protected]

Si la pandemia planta una certeza, ésa es la inviabilidad de la vida sana en las grandes metrópolis. Y esa certeza viral reedita la posibilidad del regreso planificado a las zonas rurales, con proyectos productivos que sean esbozados por el estado, en sociedad con organizaciones sociales y campesinas. Es ésta la idea que se está gestando en Tapalqué, de la mano del estado y de la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT), para la instalación de una colonia agroecológica en ese partido ubicado a menos de 300 kilómetros de la capital y a escasos 100 de Olavarría. En el rumbo de lo que está naciendo como "nueva ruralidad" donde los productores sin tierras que generan la mayor parte del alimento en las zonas más pobladas del conurbano, puedan acceder a tierras fiscales en el interior. La UTT ya desarrolla seis experiencias de este tipo y Tapalqué se apresta a convertirse en la séptima.

La intendencia, en manos del ya legendario Gustavo Cocconi, elabora silenciosamente en coordinación con la gobernación y el estado nacional un permiso de uso de tierras fiscales para que la UTT, a través de la instalación de la colonia, pueda abastecer de verduras a toda la ciudad. En una experiencia que es uno de los pilares de la soberanía alimentaria. Para eso, familias quinteras de Florencio Varela -donde, junto con La Plata, se instala gran parte de la producción hortícola de la Provincia- se trasladarán a las viviendas que construirá el estado provincial en la zona rural tapalquense.

Gustavo Cocconi, intendente por el PJ desde 2004, no llega a las colonias por casualidad: muestra una historia de gestión estatal reactiva ante momentos de crisis. Desde el matadero municipal a la usina láctea hasta el hotel que se adquirió cuando fue a remate. Se enorgullece de que la tarjeta alimentaria que puso en marcha el Municipio permitirá, en un futuro cercano, que los tapalquenses compren la verdura que se produzca ahí no más, en los alrededores de la ciudad. A menor precio, fresca y sana.

Estado articulador

"Hay que hacer un trabajo cultural de integración para que la idea sea positiva", dice Cocconi a EL POPULAR, pensando en la convivencia de familias agricultoras del conurbano con la gente de su ciudad. "Tenemos que capacitar y formar a personas en cultivos agroecológicos, para que no parezca que la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), que es la que distribuirá las tierras, le concede algo a gente que no vive en Tapalqué y a los tapalquenses los deja sin oportunidades". Esa es una de sus grandes preocupaciones, cuando el proyecto saltó a los medios nacionales prematuramente.

"Se trata de un estado articulador de políticas sociales entre producción y consumo, algo que hasta 2015 veníamos trabajando con la creación del matadero; era un proyecto nacional que favorecía políticas en ese sentido", relató Cocconi. Con la impasse del macrismo, "ahora se está articulando a través de la administración de bienes del estado (AABE), el área de tierras y hábitat de la Provincia, el Ministerio de Desarrollo y nosotros que venimos desde hace tiempo buscando que lo que nuestra comunidad consume en verduras se pueda producir alrededor de nuestro pueblo". Y, de esta manera, "a través de la tarjeta que tenemos nosotros -anterior a la implementada por el Gobierno nacional- se pueda comprar verduras, que mejoren la calidad de alimentación de toda la comunidad". Hoy la verdura que se consume en Tapalqué, "viene en su mayor parte desde el Mercado Central y eso se podría evitar con la producción local".

La organización que articula la conformación de las colonias agroecológicas es la UTT, nacida de la necesidad de que los pequeños productores se organicen para comercializar sus productos sin los intermediarios que se quedan con la mayor parte de las ganancias y fijan los precios. Esos productores no tienen acceso a la tierra aunque son los responsables de la mayor parte de la verdura y la fruta que se consume en el país.

En un avance significativo, uno de los referentes de la UTT, Nahuel Levaggi, hoy es presidente del Mercado Central. "Tenemos una muy buena relación y un acuerdo claro en lo que se quiere hacer -sostiene el intendente de Tapalqué-; es central el respeto por las personas que producen, por su dignidad humana, por las personas que consumen" siempre a partir de "el concepto de tratar de forma armónica los recursos naturales; lo que es muy extractivo, de muy alta eficiencia en la producción, ha generado desarraigo de la comunidad, no ha tenido en cuenta los recursos naturales: los desastres ecológicos también tienen que ver con las formas productivas que no tienen en cuenta esa armonía". Cocconi hace hincapié constantemente en "la soberanía alimentaria" y "la posibilidad de que nuestros pueblos adquieran los productos alrededor de donde habitan".

"Lo que hagamos con la tierra nos compromete hacia las generaciones que vienen. Hay que pensar mucho desde el estado políticas de sustentabilidad, que puedan continuar", asegura. "No puede ser que haya que recorrer 500 kilómetros y pagar ese flete para que nuestro pueblo consuma verdura".

Círculo virtuoso

"La colonia en Tapalqué es una iniciativa que tiene que ver con la propuesta de generar colonias agrícolas desde hace muchos años, como una manera de garantizar alimentos sanos y a precios justos para poblaciones que no lo están produciendo", dijo en exclusiva a EL POPULAR Nahuel Levaggi, presidente del Mercado Central y referente de la UTT.

Por otro lado, se busca "garantizar el acceso a la tierra a familias que están produciendo en tierras arrendadas y en condiciones precarias". Entonces "es un círculo virtuoso: garantizar una producción sana, agroecológica y de comercio y abastecimiento local". Levaggi dejó en claro que "hace años que lo venimos proponiendo. Y tenemos colonias ya desarrolladas, como la de Luján".

A la vez, "hay intendencias que fueron tomando esta idea como la municipalidad de Gualeguaychú y ahora la de Tapalqué, que se fue enganchando con la propuesta". El ahora presidente del Mercado Central consideró que "es un paso muy importante; es un círculo virtuoso que beneficie a la población y al comercio locales y dé un paso hacia la soberanía alimentaria". El problema del acceso a la tierra es central y por eso la importancia de las colonias groecológicas.

El Censo Nacional Agropecuario de 2018 refleja que desde el 2002 se perdió la cuarta parte de los establecimientos agropecuarios. Desde 1988, el 41,5%. Fundamentalmente, por la concentración de la tierra: el 1% concentra el 36,4%, mientras que casi el 55% de los productores tienen sólo el 2,25% de la tierra.

Las colonias no implican sólo acceso a la tierra, sino organización de los productores, herramientas colectivas, venta directa del productor al consumidor y agroecología, es decir, un tipo de producción que determina una forma de vida y la biodiversidad para evitar el uso de agroquímicos. Sumada a la definición de la soberanía alimentaria, con las preguntas básicas que la UTT coloca en el plato de los comensales: "¿Qué estás comiendo? ¿Quién produce lo que comés? ¿Cómo se produce? ¿Cómo viven los que lo producen?"

La UTT tiene seis colonias agroecológicas en funcionamiento. Están ubicadas en Luján, Mercedes, San Vicente y Cañuelas (Buenos Aires), en Gualeguaychú (Entre Ríos) y Puerto Piray (Misiones).

La colonia

Las viviendas, que están siendo diseñadas y serán construidas por el estado provincial a través del Ministerio de Desarrollo, "siguen el modelo de viviendas rurales", explica Cocconi. "Lo que tenemos ahora es un acta de intención. No tenemos definida la cantidad de personas ni la tierra en comodato porque depende de la cantidad de familias que, creemos, no van a ser más de siete".

La elección de las familias "depende de la UTT. Tiene que haber una adaptación y todo va a ser cuando pase la pandemia", aclara el Intendente. "Con una hectárea sembrada puede abastecerse de verduras todo el año a 130 familias", dicen desde la UTT.

Tapalqué tiene más de 10 mil habitantes. Para Cocconi, "es importante que a partir de la pandemia haya una planificación y que sea una política de estado que se pueble el interior a través de proyectos rurales". "Nosotros tenemos un modelo de desarrollo de nuestro pueblo que empezó con la planta de tratamiento de residuos y la concientización ambiental", relata Gustavo Cocconi. "Hay un trabajo importante de conciencia y se puede trabajar con la comunidad; hay ONGs que presentan a la ecología como la salvación de un oso polar pero también es el acceso al agua potable, a la tierra, a lo básico para vivir con dignidad".

El intendente de Tapalqué, puesto a llevar adelante un proyecto con brillos de futuro, es consciente de que "ante los desequilibrios producidos por la concentración de la economía o las formas de producción es importante pensar alternativas". Y si hay un tiempo de oportunidades, es éste.