22.07 | Política Ya supera el 65%

Aumento retroactivo en más de decena de tributos: es la tercera suba en 2020

La suba es de 12,9% basado en el Índice de Precios al Consumidor (IPC) y se aplica desde este mes. Alcanza a las tasas de Servicios Urbanos y Servicios Rurales. También se modificaron los mínimos de Seguridad e Higiene: ayer se rectificó el primer decreto y no hay cambios en las alícuotas.

Josefina Bargas

@JosefinaB

[email protected]


Volvieron a aumentar las tasas en Olavarría y los vecinos ya pagamos 66% más que en diciembre pasado. La suba rige desde el 1º de julio y alcanza a 12,9% en más de una decena de tributos municipales. La medida fue una sorpresa: Ezequiel Galli no había adelantado su intención de avanzar con una modificación impositiva, aunque el contexto de emergencia financiera y el cierre deficitario 2019 -con una leve recuperación en el primer semestre- muestran que las arcas municipales requieren sumar ingresos.

De esa manera, el Ejecutivo apeló a la herramienta que tiene más a mano: la facultad de subir, por semestre, los importes mínimos definidos para cada tributo a través de un decreto en base a la aplicación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) que fija el Indec. El acumulado del IPC entre enero y junio arroja 12,9% y ese es el aumento determinado por el decreto 2.093/20.

Las modificaciones alcanzan a la Tasa de Servicios Urbanos, Tasa de Protección Ciudadana, Tasa de Seguridad e Higiene, Tasa de Servicios Rurales, Tasa de Marcas y Señales, derechos de uso de espacio público y espacio publicitario, Tasa por Habilitaciones y patentes de motos, entre otras.

Rigen desde el inicio de este mes con lo que, en los casos de las facturas ya emitidas, se cobrarán compensaciones en los próximos cobros.

La decisión del Intendente generó duras críticas desde la oposición en el Concejo Deliberante. Los bloques Frente de Todos, Radicales en JxC y Cuidemos Olavarría se expresaron en términos de medida "inoportuna" y "desacertada".

Tercer aumento

El decreto 2.093 es la tercera medida de aumento impositivo que la Municipalidad aplica con vigencia durante este año. Las iniciativas de este tipo fueron impulsadas desde fines del año pasado, con el debate por el Presupuesto 2020 en el Concejo Deliberante. En aquella oportunidad, Galli -recién reelecto en el cargo- presentó un proyecto de modificación de la Ordenanza Impositiva con una suba que se acercaba a la inflación anual de 2019, de poco más de 53%.

Las diferencias de la oposición en el Legislativo pospusieron el tratamiento del tema, fue la "famosa" sesión en que el Frente de Todos y Cuidemos Olavarría abandonaron el recinto con los mayores contribuyentes que les respondían para dejar sin quorum la asamblea. Entonces, no se aprobó en diciembre como el Ejecutivo preveía y se debatió recién a fin de enero.

El 30 de diciembre Galli firmó el decreto 5.124/19 que estableció aumentos a partir del 1º de enero por 23,72%, como fijaba el IPC semestral. El 30 de enero se aprobó por mayoría la ordenanza 4.510/20 con el segundo tramo de suba cercano al 30% para completar el porcentaje planteado inicialmente. También regía a partir del 1º de enero de este año.

La semana pasada llegó la tercera media de aumento, otro decreto. Es decir, entre diciembre y julio las tasas se incrementaron 66% en Olavarría.

Los cambios

Las subas con mayor impacto en cantidad de contribuyentes son las de las tasas de Servicios Urbanos y Protección Ciudadana, y de Servicios Rurales. En esta última hay dos categorías: los propietarios de hasta 400 hectáreas pagarán 14,6 pesos por hectárea por mes (pagaban 13 pesos) y los propietarios de más de 400 hectáreas abonarán 18 pesos por hectárea por mes (pagaban 16 pesos).

En cuanto a impacto en la recaudación, la modificación en la Tasa de Seguridad e Higiene es la más importante. En este caso, los mínimos de tributo para la amplia mayoría de los rubros pasan de 460 pesos a 519 pesos mensuales. El decreto no incluye modificaciones para el Derecho de Explotación de Canteras (Impuesto a la Piedra): se trata del tributo de mayor recaudación en el Municipio.

Rectificación

El decreto inicial contenía modificaciones en Seguridad e Higiene en las alícuotas de los rubros bancos e hipermercados: ambas habían bajado. Ayer desde la Secretaría de Hacienda se emitió un nuevo decreto que rectificó estos cambios. Se dejó en claro que el Ejecutivo sólo puede modificar los mínimos mediante decreto y no así las alícuotas. Según se explicó, se trató de un "error material".

Es decir, tanto los bancos como los hipermercados mantienen las alícuotas que pagaban desde comienzo de año, y con la aplicación del decreto municipal se modificaron los mínimos de cada uno. En el rubro de hipermercados el mínimo quedó en 4.425 pesos y la alícuota se mantiene en 10 por mil, mientras que en el caso de los bancos el mínimo aumentó a 982 pesos y la alícuota se mantiene en 30,7 por mil.


Servicios Urbanos

Los contribuyentes de la Tasa de Servicios Urbanos recibirán los nuevos valores desde el mes que viene.

Los propietarios de terrenos baldíos (categoría I) pasarán a pagar 1.381 pesos. El aumento es de 157 pesos.

En el caso de los propietarios de inmuebles (categoría II), los valores se establecen por zona. La Zona 1 paga desde este mes 1.264 pesos, lo que implica 144 pesos más que el costo hasta junio. La Zona 2 subió a 1.061 pesos, es decir aumentó 121 pesos. En la Zona 3 se pagarán 846 pesos, significa 96 pesos más. En la Zona 4A se pagarán 733 pesos, lo que ubica al sector con un aumento de 83 pesos. La Zona 4B alcanzará los 530 pesos, es decir que la suba es de 60 pesos.

En cuanto a los inmuebles ubicados en localidades, los de Zona 5 pagarán 733 pesos y los de Zona 6, 530 pesos.

Las cocheras (categoría III) pasarán a pagar 225 pesos. El aumento es de 25 pesos.

Por último, los lotes con destino industrial (categoría IV) pagarán 508 pesos, con lo que la suba llegó a 58 pesos.

Cabe señalar que junto con Servicios Urbanos, se factura la Tasa de Protección Ciudadana que se calcula sobre el 10% del valor de la primera. Es decir, que estos aumentos de Servicios Urbanos implican directamente la suba proporcional de Protección Ciudadana para los mismos contribuyentes.