16.08 | Columnistas ESCENARIO POLITICO

Encuesta mata cuarentena, derechos laborales para gente sin trabajo, y Galli pateó el tablero

No sirvió tener a la gente encerrada porque la peste igual iba a entrar. El hartazgo produjo el relajamiento por donde se filtró el virus. El Intendente le marcó la cancha a todos, incluso a la mesa provincial de su partido. El peronismo, al menos un grupo, busca crear una alternativa ganadora y con perfil olavarriense. El mundo del trabajo, la realidad y la obsolescencia. 

[email protected]

Y al final, y por fin, el gobierno se dio cuenta que la cuarentena no iba más, al menos como la venían implementando. Las encuestas le mostraron a Alberto Fernández lo que todo el mundo le venía diciendo. Pero durante todo este tiempo juzgaron muy mal a quienes le observaban la duración desproporcionada del aislamiento y los descalificaban hasta el cansancio.

Los calificaban de "anticuarentenas" como si reclamar libertad con autocontrol fuese un pecado. No puede existir necedad semejante.

Ahora resulta que quienes defendían esta cuarentena eran "progresistas", como si el progresismo fuese amar el encierro y la obediencia. La axiología oficialista al menos es rara, demasiado quizás. Se jerarquizan valores consevadores como el de la sumisión y el verticalismo, lo opuesto a la libertad individual y la autodeterminación, o como si la evolución pasara por el distanciamiento del resto de la sociedad.

La nota completa en la edición de diario EL POPULAR