02.09.2020 

Lácteos La Casiana sigue creciendo con más locales y nuevos productos

A sus tradicionales quesos, La Casiana también ha sumado crema, dulce de leche, manteca, ricota y dulces saboraizados, entre otros. Ahora incorporaron yogures saborizados y están a pasitos de sacar al mercado los firmes para pensar luego en el desarrollo de postres. Todo es de elaboración propia, "no tercerizamos nada", destaca Benac, dueño de una de las pocas empresas de alimentos de Olavarría, casi única en el rubro.

Si hay algo que caracteriza a La Casiana y a su dueño Fernando Benac es el saber reinventarse, sobrellevar las crisis y salir adelante aún en los peores momentos. Y la pandemia, sin dudas, tuvo su impacto en los distintos sectores de la economía, pero "pudimos salir fortalecidos", apunta el titular de la firma que lleva 41 años en la ciudad.

"Cuando arrancó la pandemia nos vio muy afectados porque atendemos mucho a restaurantes y pizzerías. En lo que es mozzarella cayó muchísimo la venta al por mayor, entonces salimos a buscar nuevos mercados con distribuidoras en Buenos Aires y más locales comerciales en Mar del Plata", ciudad donde actualmente La Casiana contabiliza 11 puntos de venta.

La diversificación fue tal que ahora "empecé a achicar las distribuidoras para no quedarme corto con los productos", confiesa Benac, quien analiza que "en la desgracia para unos hay oportunidad para otros" en referencia a la posibilidad que se le presentó de adquirir sus nuevos locales en la ciudad balnearia, donde él vive desde hace algunos años.

"Allá -explica- la pandemia afectó muchísimo y se empezaron a ofrecer locales en buenas esquinas o depósitos que se han desocupado en medio de toda esta situación".

Con nuevos productos y otros que se sumarán en las próximas semanas, La Casiana cuenta con 18 locales comerciales. La mayoría se concentra en Mar del Plata, pero también hay en Necochea, Coronel Suárez, Azul, Tres Arroyos, San Lorenzo y Ricardone (dos localidades de Santa Fe). En total hay 140 empleados que Fernando Benac define como pata fundamental para el sostenimiento y crecimiento de la empresa.

"Tengo un plantel de empleados que es espectacular. Muchos llevan más de 30 años trabajando en La Casiana. Sin ellos no podría hacer nada por más proyectos que tenga. Por eso, para mí ellos son amigos, socios, colaboradores... no son problemas, son personas fundamentales que permiten que yo pueda estar en mi casa con mi familia y que la empresa siga en pie", expone el empresario al tiempo que destaca que en plena pandemia la firma nunca dejó de cumplir con sus empleados.

Con el eje puesto en ofrecer un buen servicio, Benac explica que "por más rico que sea un queso, si la atención al público no es buena, ese cliente no vuelve. Por eso, la motivación del personal es muy importante para mí y trabajo para que estén en un buen clima. Jamás nos atrasamos en un sueldo, pagamos una obra social por fuera del sindicato para que tengan buena cobertura médica, les damos beneficios y eso hace que la gente trabaje tan bien que termina transmitiendo eso al público".

Proyectos

En medio de un 2020 particular, Fernando Benac mantiene en pie distintos proyectos. Incorporar nuevos productos es uno de ellos. Pero también, lleva adelante la ampliación de la planta de fabricación olavarriense (que se ubica en avenida Alberdi, en el cruce con calle 10) y la construcción de una cámara de congelados que reemplazará definitivamente el alquiler de contenedores de frío.

A los tradicionales quesos que son marca registrada, La Casiana ha ido sumando desde hace años crema, manteca, ricota, dulces saborizados y quesos saborizados. Pero no se quedó ahí y fue por más. Recientemente sacaron a la venta yogurt saborizados y están a pasos de comenzar a vender los que son firmes de vainilla y frutilla, para pensar luego -más a futuro- su propia línea de postres.

En cuanto a las obras en la fábrica de Olavarría "estoy terminando de hacer oficinas nuevas, vestuarios y comedor para el personal. La cámara de congelados, por su parte, tendrá 300 metros cuadrados y la obra comenzará en 10 días.

Desde 2012 Fernando Benac está a cargo de esta empresa que fundó su padre, luego de que se separara comercialmente de su hermana. "Era algo impensado para mí. Teniendo dos hermanos mayores siempre pensé que no iba a poder estar en este lugar, pero por distintas circunstancias, sin querer y sin buscarlo, me tocó el turno. Y realmente llevo esta empresa en el alma".

Cuando tomó el mando La Casiana, "tenía la fábrica, que fui ampliando con el tiempo, y un solo local. Ahora tengo 18 locales y transformamos el crecimiento de venta en mejoras para la fábrica. Toso el valor agregado que trajo los 18 locales al público se vio reflejado en la empresa, con capitales propios, creo que eso es doble mérito".

El principal objetivo desde hace un tiempo es lograr un mayor porcentaje en la venta al público. "Cuando comencé con esto solamente el 10% de las ventas eran al público y un 90% al por mayor. Hoy estoy en un 55%, pero la idea es llegar al 70% de venta minorista en los locales. Lo que quiero es que mis locales sean mis propios clientes, no depender de pizzerías o restaurantes, no depender de terceros".

Con muchos premios obtenidos en distintos eventos nacionales e internacionales, ahora Benac asegura que lo que más sorprende es "haber pegado tan fuerte en Mar Del Plata donde estoy casi como primera marca, me toman a la altura de marcas de renombre, eso es maravilloso".