29.10.2020 

La fiesta, en una vuelta al mundo

El festejo en distintos países de Europa y América.

Irlanda. En este país se celebra la fiesta de Halloween con cabalgatas, hogueras, fuegos artificiales y lo que no puede faltar en Halloween, los disfraces. Todo el mundo se disfraza y se hacen todo tipo de juegos como por ejemplo hacer una búsqueda del tesoro para niños o para adultos. Es típico comer tartas de frutas, además de los dulces recolectados. Dentro de las tradiciones culinarias no puede faltar el Barm Brack, un dulce típico en el que esconde un anillo, una moneda, un palillo y un guisante dentro. Todo esto esconde un secreto: si encuentras el anillo te casas en ese año y si, por el contrario, encuentras el guisante no habrá boda. También tienen una bebida típica esa noche que se conoce como Lamb's Woos hecha de manzanas asadas con leche y cerveza.

Alemania. Como en todos los países europeos, esta festividad cada vez es más popular entre los alemanes. La tradición es disfrazarse con temática de miedo, imitando a personajes de películas de miedo. Además, la gente se suele juntar para cenar con amigos y familiares mientras que los niños piden caramelos entre los vecinos. Una curiosidad es que esa noche guardan todos los cuchillos de la casa para no hacerle daño a los espíritus que están regresando.

Francia. Esta fiesta adoptada de EE.UU, cada vez cobra más importancia y se celebra más en el país galo. Los niños se disfrazan y hacen el ya famoso "truco o trato" por las casas de los vecinos. Por otro lado los adultos se disfrazan de personajes de terror, hacen reuniones y fiestas temáticas y hacen cosas típicas de Halloween como ver películas de miedo y adornar las casas.

Italia. Halloween es una oportunidad también para degustar platos típicos que solo existen en esta época del año, por ejemplo, en Italia. En el Día de Todos los Santos, llamado Ognissanti, se realizan procesiones a los cementerios para honrar a las personas que han fallecido. Después, es tradición una gran cena familiar con platos típicos italianos con toques exclusivos de la celebración: risotto o pasta con calabaza y el famoso pan de muerto, un pan dulce a base de canela, chocolate y frutos secos.

España. En Cataluña se realizan eventos similares al de Italia, donde todo gira en torno de la familia y a plato típicos catalanes. Mientras tanto, Galicia se conserva la más antigua tradición: el Samhain. En este día celebran con platos y bebidas especiales y se reúnen alrededor de hogueras, fuegos artificiales y festejan como lo hacían los Celtas.

Gran Bretaña. Allí, Halloween es una celebración casi exclusiva de los niños, en la que cobra importancia lo gastronómico. Es típico comer ojos de vainilla y chocolate, elixir de brujas, dedos de brujas y otro tipo de alimentos no aptos para aprensivos. Una de las actividades más curiosas tiene lugar en la capital: el London Zombie Walk, un desfile donde miles de personas disfrazadas recorren las calles de la capital. Durante el desarrollo del desfile, los participantes van recorriendo distintos pubs de la ciudad en los que degustan distintos platos y cócteles con temática "halloweenesca".

Rumania. Transilvania, en Rumania, quizás sea una de las ciudades emblemáticas de Halloween. Se debe mayormente al Castillo de Bran, más conocido como el de Drácula, quien vivió allí en el siglo XV y tenía la cruel costumbre de emplear estacas para empalar a sus víctimas, con lo que inspiró la archiconocida historia de Bram Stoker sobre el conde Drácula. Con el tiempo, se convirtió en uno de los centros turísticos más conocidos del país, especialmente en esta fecha, cuando miles de visitantes arriban a Transilvania para plagar las calles disfrazados y recorrer la ciudad, incluyendo tour nocturnos para los amantes de las historias de terror.

Australia. En Australia, también es una tradición que se está extendiendo cada vez más. Se decoran las calles y se hacen tours fantasmas por casas abandonadas o sitios "malditos" o "encantados". Todo el mundo se disfraza, los niños para ir puerta por puerta recogiendo caramelos y los adultos para hacer fiestas temáticas. En Australia también es muy típico decorar las casas y los jardines con elementos como telas de araña, calabazas y con efectos especiales. Además, en los parques suelen proyectar películas de terror y se hacen actividades y lecturas de miedo.

México. En este país se celebra una fiesta que dura tres días y representa la vida y la muerte. La participación de los niños es muy importante, ya que salen con sus disfraces la noche del 31 de octubre. Al siguiente, el Día de todos los Santos se hacen ofrendas religiosas y se inician los preparativos para el 2 de noviembre que es el momento en el que agasajan a Todos los Muertos con desfiles, decoración de los cementerios con flores, ofrendas a sus familiares de golosinas, panes y tortas. Lo más típico son sus conocidos "pan de los muertos" y "calaveritas dulces". En México no es una fecha triste, sino que es una celebración de la vida.

Canadá. Es muy típica la decoración por todo lo alto de las casas y los jardines. Cada año se hace una verdadera competición entre los vecinos para ver quién es el que adorna mejor su casa. También se organizan fiestas de disfraces tanto para niños como para adultos. Las actividades más típicas son ver películas de miedo o que los niños realicen el famoso "truco o trato" para recolectar caramelos en el vecindario. En cuanto a gastronomía, son típicos los paquetes de dulces decorados con símbolos de Halloween, manzanas acarameladas, maíz tostado y pastel de calabaza.