31.10 | Información General 

Protestas en penales bonaerenses por el regreso de las visitas

Internos de varias cárceles permanecían apostados en los techos, a la espera de diálogo con autoridades del servicio penitenciario, que aducen que el restablecimiento de las visitas "no es algo que se pueda hacer de un día para el otro". 

Este sábado se agudizó el reclamo de presos alojados en penales bonaerenses en demanda del restablecimiento de las visitas familiares presenciales suspendidas por el aislamiento impuesto para mitigar los efectos de la pandemia del coronavirus. Los incidentes se registran en la unidad carcelaria de Melchor Romero, en la unidad 48 de San Martín y en la 31 de Florencio Varela, donde comenzaron las protestas el lunes pasado. También se reportan inconvenientes en Campana y en otras cárceles provinciales.

En la Unidad Penitenciaria Nº 42 de Florencio Varela los internos anunciaron una huelga de hambre hasta que atendieran su pedido. Las manifestaciones luego se replicaron en otros complejos carcelarios y hoy los detenidos tomaron los techos.

Mesa de diálogo

El SPB confirmó que el Gobierno "a través de una mesa de dialogo conformada desde el inicio del aislamiento preventivo y obligatorio buscaba destrabar la protesta que incluyó el ascenso de los internos a los techos de los penales".

En este sentido, indicaron que desde el inicio del aislamiento "los detenidos fueron habilitados a utilizar teléfonos celulares para comunicarse y mantener video llamadas con el fin de no cortar el vínculo con sus familiares".

Por su parte, desde la subsecretaria de Derechos Humanos de la Provincia precisaron a la agencia estatal Télam que una delegación del organismo se estaba dirigiendo a los penales para tratar de dialogar con los detenidos. También se presentará en ambos penales un equipo de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM).

Según detalló un vocero del organismo provincial, "desde el Servicio Penitenciario bonaerense se evaluaba restablecer la presencialidad de las visitas a los penales" y ante esta posibilidad los internos visibilizaron su reclamo.

Al respecto, desde el SPB aclararon que "el restablecimiento de las visitas familiares presenciales implica una articulación coordinada de varios ministerios y municipios para la puesta en marcha de los protocolos, algo que no se puede implementar de un día para otro".