13.12.2020 Reserva Natural Urbana

Donde antes había un basural, hoy hay respeto

Quieren que la reserva sea de todos y para todos. Esta podría ser la primera Reserva Natural Urbana  de la ciudad y desplegar una red. La relación del ser humano con el entorno. Mejor calidad de vida. Más verde.

Un grupo de olavarrienses, conformado por el director de La Máxima Flavio Maldonado, Nicolás Díaz, Guadalupe Magnaterra, Iván Aranza, Natalia Moro, Gastón Reyes Benz, Sofía Simkovic y Sebastián Ferrer, trabaja, analiza y proyecta diferentes tipos de actividades y relevamientos en la ansiada Reserva Municipal Natural Urbana.

Desde este espacio hablamos con algunos de ellos y encontramos un hilo conductor importantísimo. Quieren que la reserva sea de todos y para todos. Quieren que la comunidad se involucre, se sienta parte. Donde antes había un basural, hoy hay respeto.

Antes, el Director había contado lo importante que es que la reserva ya cuente con el apoyo de los vecinos, que se involucraron y por ejemplo algunos se ocupan de enviar cartas a las instituciones, de "contagiar" y difundir que por fin Olavarría tendrá su reserva natural urbana.

Entender que somos uno con la naturaleza, también se verá reflejado en ese predio que como ya se explicó "no va a ser un parque inglés".

Dicho de esa se entiende que el concepto de preservación y conservación es central.

  • La concreción de este proyecto que nació en el 2016 es un salto importantísimo para la comunidad, es mejor calidad de vida, de eso no hay dudas. "Es interesante plantear a la Reserva como un aula abierta, al tener participación directa en estrategias, estudios, investigaciones, el objetivo principal de pensar en lugares estratégicos de conservación urbanos permite mejorar la calidad de vida de las personas, además de realizar la conservación del ambiente" dijo Maldonado.

"El terreno fue contaminado con basura de todo tipo, desde autopartes de coches o chatarra electrónica, hasta líquidos y otras, es decir se convirtió en un basural. Pese a eso creció, bastante la vegetación y encontramos muchísimas clases de plantas, en su mayoría exóticas" dijo Iván. Ahora, vos o yo pensamos que ahí había plantas exóticas. Y explicó "exóticas porque no son de la región y fueron traídas por las aves". Por ejemplo, encontraron mucha cicuta.

Que no haga falta el día de mañana tener que poner cartelería por todos lados de no arrojar basura

Natalia Moro, Diplomada en Educación para la Conservación Ambiental a su tiempo destacó que "la idea es hacer hincapié en la concientización ambiental" y subrayó la importancia que se involucre la comunidad. Natalia también está a cargo de dar las charlas talleres a las instituciones.

EL EQUILIBRIO ENTRE EL SER HUMANO Y LA NATURALEZA

"Es muy importante que sepan también que todos podemos aportar algo, cualquier cosita ya sea saberes, ayuda en forma de mano de obra, todos podemos aportar algo, porque está planteado precisamente para que lo construyamos entre todos" resaltó Moro.

También la estudiante de la Tecnicatura Universitaria en Guardaparque Guadalupe Magnaterra - quien junto con Nicolás Díaz Heiland realizan su tesis universitaria- especificó que "Si con nuestro relevamiento obtuvimos resultados en un ecosistema muy dañado, contaminado y modificado, creemos que al crearse la Reserva tiene que haber cambios muy positivos y se van a lograr conservar más especies, o bien las que están, dando un mejor hábitat para desarrollarse. Todo si se empieza a cuidar y proteger como pastizal, a respetar" sintezó.

Como parte del grupo Custodios del Territorio, Iván Aranza definió que "el tema de la Reserva lo veo como un punto de inflexión y un precedente de acá en más para la concientización sobre el ambiente en la población, que las instituciones educativas lleven el aula al campo y que se genere en los niños esa conciencia. Que no haga falta el día de mañana tener que poner cartelería por todos lados de no arrojar basura, no cazar por cazar".

Gastón Reyes Benz es estudiante avanzado de la Tecnicatura Universitaria en Guardaparque y se mostró entusiasmado. Imaginó todo lo que en esas hectáreas se puede hacer. "Está todo pensado, pero tenemos que pensar también en el beneficio directo de los vecinos. Se pueden hacer muchísimas cosas, talleres de compostaje, de cría de animales, de hongos comestibles, plantar frutales, huerta agroecológica, un montón de ideas para poder hacer en una reserva. Generar esta red de reservas naturales urbanas permite generar otro tipo de industria: turística, sustentable, ecológica, que son más amigables con el ambiente, otro tipo de desarrollo que se acerque más al cuidado de la naturaleza", opinó.

La reserva se plantea además como un lugar para desarrollar proyectos científicos. Sofía Simkovic -también estudiante de la carrera de guardaparque- mencionó que "Olavarría como centro de la Provincia no es una excepción: su particularidad y riqueza hacen imprescindibles el cuidado de la biodiversidad natural, evitar que los recursos sean explotados de manera excesiva. El área tiene la función fundamental que se transcribirá en beneficios para el planeta. Una reserva manejada por el hombre para su protección contra daño, evita la degradación ambiental y garantiza una buena conservación de la zona y ofrece oportunidades de investigación y educación".

Hay que tener presente y valorar que va a ser nuestra primera reserva urbana, que es de todos/a y para todos/a.