17.12.2020 

La mesa del 24

Los menús de Navidad y Año Nuevo argentinos son auténticos banquetes. Al estar en verano, predominan los platos fríos y entremeses, aunque encontramos una gran variedad.

Un plato tradicional es el asado. Se elabora con carne de vacuno a la parrilla, aunque también puede ser de pollo. También lechón, que puede presentarse asado o al horno, generalmente se asa temprano y se lo sirve frío.

Tampoco puede faltar el vitel toné, elaborado sobre la base de peceto de ternera acompañado con salsa de atún, huevo duro, anchoa y crema de leche.

Otra receta típica es el matambre enrollado, el cual se elabora con un trozo de carne de vaca al que se le enrolla huevo cocido y pimiento, además de otros ingredientes como perejil y ajo.

Para dar un toque fresco, estos platos se suelen acompañar con ensaladas de diferentes tipos: de papa y huevo, rusa, de verdura. También se sacan frutos secos.

Para el postre, son comunes las ensaladas de frutas, el turrón, el budín y el helado.

Asimismo, es imprescindible el pan dulce, un bollo hecho con masa de harina, leche y levadura, y adornado con pasas y frutas confitadas. En cuanto a las bebidas, predominan la sidra, el champán, el vino y los licores.