Olavarría booked.net
+16...+17° C
CLASIFICADOS
Escenario Político

El mata-mata por el poder y el drama nacional, la estrategia de Galli y la interna en Todos

El Intendente decidió una rebaja fiscal y apuesta por sumar el voto libertario. En tanto, cerró las paritarias y le puso un broche a la pavimentación del barrio Aoma, una obra largamente demandada por los vecinos. Se lanzó un nuevo espacio que se suma a la interna del FDT, y se lanza formalmente Eduardo Rodríguez. La campaña en marcha. Encuestas con resultados previsibles.

Cacho Fernández - [email protected]

El problema argentino es económico pero también político e institucional. El país naufraga por la falta de dólares porque genera recesión, pérdida de fuentes de trabajo e imposibilidad de crear empleo.

"No hay producción y la cadena productiva está cuesta abajo", dijo el titular de una pyme local muy preocupado por la falta de futuro que hoy existe.

Desde hace muchos años que la Argentina viene a los tumbos con la economía y con un Estado muy deficiente y secretista como pocos. Tanto es así que, como le advirtió, el líder de Encuentro Federal, Miguel Angel Pichetto ante la negativa oficial de mostrar los contratos por compras de vacunas Covid por 1.700 millones de dólares, que "usted, mejor que nadie sabe que el contrato no es reservado ni confidencial. No es su deber actuar como defensora de ningún laboratorio sino dar explicaciones a la sociedad que puso su salud y su vida en manos del Estado", le dice acertadamente a la ministra Carla Vizzotti.

Se brega por "un Estado presente" pero estuvo llamativamente ausente para otorgar indebidamente -y continuar haciéndolo pese a la denuncia de Afip-, 253 mil planes "Potenciar trabajo" y suspender ante las denuncias solo un par de miles (2243).

¿Qué pasa con el resto? A simple vista se podría inferir que seguir pagándolos sería una especie de estafa con fondos públicos y a los contribuyentes, o parte de un formidable negocio atado a lo político. Lo más probable es que sea esto último. Pero como éste es un régimen en el que gravita mucho más la movilización que la ética republicana, al parecer no se bajarían los planes por temor a perder esos votos.

Por otra parte, la gestión económica ha sido y sigue siendo mala pese a los intentos de Massa, lo que induce a pensar que o bien no hay nadie capaz de conducirla, o bien la política está tan complicada que termina impidiendo cualquier solución.

Se sabe que muchas veces la economía es un área que cierra en la política, y ambas disciplinas o praxis se interconectan y se condicionan recíprocamente.

El país no puede resolver la grieta que no es nueva sino que viene desde el fondo de los tiempos, desde que en la Argentina prevaleció una obsesión enfermiza por el poder por encima de la necesidad de solucionar los problemas de la gente.

Desde entonces, la política se hizo sin gente, y si un partido no colaboraba con los militares para traccionar un golpe, lo hacía el espacio contrario. Pero gran parte de los partidos colaboró en uno u otro golpe militar. Mientras tanto, el Ejército, la Marina y la Aeronáutica se transformaban en el partido militar, el principal instrumento mercenario de la tidemocracia y la antirrepública. Es por ello que el país comenzó a transitar un largo camino de fracasos, desencuentros y bajezas como las que estamos soportando, y la política se fue degradando hasta lo indecible.

Los golpes militares exacerbaron esa obsesión por el poder y por sacarle el jugo lo más rápido posible. La perspectiva de una interrupción del régimen constitucional generó la urgencia de aprovechar hasta las últimas consecuencias el usufructo del poder que cada vez se hacía más efímero.

Las elecciones llegaban como una excepción porque lo natural eran los gobiernos de facto. Ese apuro por aprovechar el turno constitucional de ocasión devino en regímenes ineficaces y cleptocráticos que se fueron quedando con el fruto del trabajo de la gente. Luego se victimizarían en el momento en el que tendrían que rendir cuentas ante la Justicia, siempre en un proceso inacabado por las interminables apelaciones o por la muerte misma del imputado/a. De ese modo se fue conformando un escenario de impunidad que no parece tener fin.

El consuelo, el único quizá, es la pésima imagen que ha quedado de gran parte de esa dirigencia política con la imposibilidad de sancionarlos de alguna manera pero con garantía de perpetuidad en el poder (ver aparte).

Presión fiscal y el mercado

Volviendo a lo económico, el gobierno municipal ha decidido generar un plan de promoción para el comercio y la industria derogando el cobro de la Tasa por Habilitación de Comercio e Industria, tanto para trámites iniciales como renovaciones. También se eliminarán (siempre que se apruebe la ordenanza) el derecho a los espectáculos públicos y lugares de entretenimiento; servicios asistenciales; derechos de oficina".

El Intendente anticipó que se estaba trabajando en un proyecto de ordenanza "que tiene como objetivo acompañar a los olavarrienses que estén decididos a invertir en nuestro Partido y generar puestos de trabajo genuino. Entendemos que debe ser el Estado el que genere las condiciones necesarias para fomentar las inversiones privadas en Olavarría. El trabajo articulado entre lo público y lo privado es lo que nos distingue en la región de la provincia de Buenos Aires", completó.

La propuesta pretende aplicar un proceso de promoción a través de la reducción de la presión fiscal sobre el comercio y la producción, algo beneficioso desde todo punto de vista. Por un lado transforma a la ciudad en una plaza seductora para la inversión, en segundo lugar, genera consumo y empleo y en tercer lugar contribuye a contrarrestar de algún modo el discurso libertario y captar ese voto que, poco o mucho, podría llevárselo, por ejemplo, Celeste Arouxet.

Como siempre, el mensaje emergente del espacio Espert-Milei se va introduciendo en el oficial y de algún modo lo modifica. Como lo planteó el filósofo Stuart Hall, así es como funciona la red discursiva en una sociedad.

Efectivamente, hoy por hoy, el discurso conservador o residual sería el de la presión tributaria en exceso, el emergente o novedoso, la reducción de esa carga y la síntesis es la alternativa entre ambas. Quizás es la que se deba aspirar para oxigenar la inversión privada necesaria para generar trabajo genuino. Muchas veces, la presión fiscal no fue para mover la economía sino para alimentar a una clase política que hoy es considerada en gran medida parasitaria.

Interna... o intentos

Mientras La Cámpora busca consolidarlo a Maxi Wesner como precandidato por el Frente de Todos y posiblemente Mercedes Landívar como primera diputada provincial, a su vez debe limar asperezas con La Corriente (¿posible fractura del "Chivo" Rossi con Máximo K?) y el Movimiento Evita local, cuyo jefe nacional es el principal aliado del presidente, Alberto Fernández. No en vano, Cristina buscó un acercamiento con el dirigente piquetero pese a que son más cosas que los separan que las que los unen. Pero la Vice intenta debilitar la candidatura de Alberto y su intención reeleccionista quitándole su principal respaldo social.

Pero a su vez, el camporismo no la tiene fácil ni mucho menos porque ya salió a la cancha un competidor, Hernán Parra, a quien apoya el senador provincial, Eduardo "Bali" Bucca, y dirigentes de la talla de Adriana Capuano, Sergio Milesi, el concejal Germán Aramburu, el eseverrista Einar Iguerategui (aunque las relaciones entre el legislador bolivarense y el ex intendente no son las mejores) y Valeria Milía.

El nuevo espacio fue bautizado con el nombre de "Olavarría al Frente", un juego de palabras con el que se busca reafirmar una mirada del Frente de Todos pero privilegiando el escenario local. Pero, la idea es la de proyectarse en todos los distritos de la Séptima.

En su comunicado de lanzamiento enfatizan la particularidad local de tener contar "con un recurso extraordinario, el llamado "Impuesto a la Piedra", para intentar ser nuevamente "la capital de la región", un eslogan muy controvertido utilizado hace décadas.

Además, se proponen ir a una Paso contra el candidato de La Cámpora y Eduardo Rodríguez, por el Foro Olavarría-Frente Renovador, espacio que prepara un evento extraordinario para fin de año que tendrá lugar el lunes 12 en el salón de Aoma, en donde piensa agrupar a su militancia, "nuevos dirigentes que se han sumado, de la Séptima", dicen. 

Anticipando el trabajo para 2023 y presentarse como "alternativa superadora" con Rodríguez como pre-candidato y posiblemente con su referente nacional, Sergio Massa, como candidato presidencial, aspiración que dependerá de algún logro en economía, fundamentalmente alguno que tenga que ver con la lucha contra la inflación. 

Imágenes y consuelos

La última encuesta de Jorge Giacobbe refleja, ante la pregunta sobre qué candidato le genera esperanza, la respuesta casi central es Milei, que representa el emblema, riesgoso claro está, de la antipolítica, y luego sobresale la respuesta "ninguno", demostrando el pesimismo irreductible en el que está sumergido el pueblo.

Ante la consulta de quién le causa temor para el futuro, las iniciales de Cristina son doblemente más grande en tamaño de fuente que el resto, pero están mencionado casi todos. El panorama, entonces es desalentador y ojalá la gente migre hacia el optimismo a medida que se acerquen los comicios.

Veamos algunos resultados. El sondeo dice que el kirchnerismo preservaría el 77 por ciento de sus votantes, de lo cual podría inferirse que el resto podría migrar a otras ofertas.

En cuanto a la imagen de los pre-candidatos, Patricia Bullrich ostenta un 39 por ciento de buena imagen, con un 31% de rechazo. La titular del PRO es concebida como una suerte de "dama de hierro" que supuestamente converge en la figura del político buscada por el desaliento popular. No en vano Javier Milei le sigue con un 37,6 % de imagen positiva con un 41% de negativa.

Frente a estas dos propuestas, pierde sensiblemente la de un moderado como Rodríguez Larreta quien solo reúne un 21% de aceptación contra un 45 % de rechazo. Es decir, según la encuesta de Giacobbe, y como el film de los hermanos Cohen, "no hay lugar para los débiles", lo que preanuncia que la grieta podría continuar.

En ese escenario polarizado, Mauricio Macri muestra una imagen positiva del 33,7%, contra un 19,8% de Cristina Kirchner, aunque seguramente la vicepresidenta se va a hipostasiar (representarse o personificarse) nuevamente, ya no en Alberto pero sí y casi seguramente en Sergio Massa si es que el tigrense logra bajar el índice mensual de inflación en abril a un 3 ó 4 por ciento.

De esa manera se completa la paradoja que comenzó a gestarse en 2013 con la derrota incuestionable de Cristina y culmina con la decisión de ésta de elegir a su victimario como su candidato único y predilecto.

El mata-mata político

Dentro del contexto de una economía en cuesta abajo como graficó el empresario pyme, hoy se está administrando la escasez y en Olavarría hay casos sumamente graves y otros redondean un promedio de entre un 6 y un 7 por ciento, lo que no parecen malos números.

"Éste es un país que obtiene sus dólares por las exportaciones o por los créditos, porque aquí nadie viene a invertir. Por lo tanto, no nos sobra nada", disparó derrumbando todo intento de arrogancia, la misma que conduce equivocadamente a suponer que somos acreedores de los futbolistas de la Selección porque "ganan demasiada plata". ¿Y qué tiene que ver eso con el éxito deportivo? Pero supuestamente, ese reproche latente o expresado actúa como un consuelo algo estúpido frente al fracaso o esa sensación de infierno o de muerte que se le suele dar a la derrota.

Por ahí se podría explicar la reacción dramática que se tiene ante la derrota electoral y la imagen de "malos perdedores" que se suele dar en este país, por ejemplo.

En general se podría decir que ese drama exagerado con el que se enfrentan algunos candidatos a una derrota electoral porque intuyen que van a quedar excluidos del poder, ese Paraíso excluyente con el que sueñan los políticos por sobre todas las cosas. En una palabra, cada elección presidencial se transforma en una suerte de mata-mata político, (el que pierde queda afuera) y así no hay democracia posible.

Por ahí siempre fue así, toda la historia ha sido un vulgar relato y los personajes o denominados próceres fueron unos embaucadores, pero cuyas imágenes fueron mejoradas por los creyentes y seguidores que tuvieron.

Es una visión escéptica de todo que involucra a líderes religiosos, políticos, artistas y demás, favorecidos no por sus obras sino por la cosmética que le aplicaron sus fieles.

Ultimas Noticias
Otras Noticias