28.01 

Los postres de verano: sin horno, sencillos, rápidos y muy dulces

Calor y más calor, la ola de altas temperaturas continúa e incluso obligó a declarar un alerta violeta en la zona. Pero esto no quiere decir que no se pueda recurrir a un buen postre para quitarse el antojo de comer algo dulce. Para eso hay recetas que no necesitan encender el horno, son rápidas, fáciles y exquisitas.

Si hay un comentario común en todas partes es la ola de calor que se vive no solo en nuestra ciudad, sino en distintas partes del país. Las altas temperaturas incluso han llevado a que se determine un alerta violeta en la zona.

En este contexto, encender el horno no resulta ser una buena opción, Por eso, para aquellos que son amantes de los postres, ofrecemos distintas alternativas que puede calmar las ganas de comer algo dulce y fresco al mismo tiempo.

Hay opciones para todos los gustos y en estos días de tanto calor se conjugan perfectamente con aquellas rutinas que es necesario incorporar, tales como tomar mucha agua durante todo el día, consumir alimentos frescos como frutas y verduras, usar ropa suelta de materiales livianos y de colores claros y protegerse del sol.

Los postres sin horno no solo se agradecen en verano, también pueden ser un recurso salvavidas cuando no nos dan los tiempos. Son recetas perfectas para dejar preparadas con anticipación.

En solo 15 minutos

Una receta fácil es el cheesecake en vasito que disfrutan tanto los adultos como los más chicos de la familia. Fáciles de hacer, están listos en 15 minutos, no requieren ingredientes ni utensilios extraños. Presentarlos en vasito, además, resulta muy cómodo a la hora de servir y porcionado. Para cuatro unidades. Para la base se necesita galletas tipo María 50 gramos, manteca 35 gramos, azúcar 15 gramos, una pizca de sal. Además, el relleno lleva 175 gramos de nata líquida para montar bien fría , 250 gramos de queso crema a temperatura ambiente, esencia de vainillia, 95 gramos de azúcar glasé, 50 gramos de mermelada de frutos rojos y 30 mililitros de jugo de limón. Se pueden agregar frambuesas y otros frutos del bosque para decorar.

Preparar el cheesecake en vasito lleva 15 minutos. Primero se trituran las galletas sin llegar a pulverizar, no pasa nada si notamos trozos más grandes que otros. Fundir la manteca, en microondas o al baño María, y agregar a la galleta triturada junto con el azúcar y una pizca de sal. Mezclar bien y repartir en cuatro vasitos.

Para el relleno montar la nata bien fría hasta que esté bien firme. Agregar el queso crema, previamente batido, la esencia de vainilla y el azúcar glacé. Remover hasta obtener una crema homogénea, pasar a una manga pastelera y rellenar los vasitos.

Finalmente, calentar la mermelada de frutos rojos junto con el jugo de limón. Retirar del fuego en el momento que empiece a hervir y dejar enfriar completamente antes de cubrir cada cheesecake con ella. Luego decorar.

Con dos ingredientes

Hay que desmitificar que un exquisito postre lleva muchos ingredientes y cantidad de pasos, pues hay opciones simples y con aquellas cosas que tenemos en casa.

Es sorprendente que con solamente 2 ingredientes se puedan preparar postres tan ricos. Un clásico de la simpleza son las bolas de chocolate con coco.

Para prepararlas se necesitan 2 tazas de coco rallado y una barra de chocolate. Para la preparación, el primer paso es dividir el coco rallado en dos partes y colocar una de ellas en el procesador de alimentos. Batir hasta obtener una pasta cremosa. Agregar el coco restante y forma bolitas. Pinchar cada bolita con un palito y sumergirlas en el chocolate fundido.

Con mucho chocolate

Es una tarta pero no lleva horneado, lleva mucho chocolate y se realiza con pocos ingredientes. La tarta de chocolate sin horno es una de las más sencillas y rápidas de hacer.

Para un molde de 20 centímetros se necesitan 100 gramos de galletas maría, 50 gramos de manteca derretida, 500 ml. de leche, 250 ml. de nata para montar, 300 gramos de chocolate, 100 gramos de azúcar, 6 hojas de gelatina neutra (o 15 gramos de en polvo), fideos o chocolinas para decorar.

Todo comienza con la incorporación de las galletas en una batidora para triturar bien. Si no contás con batidora se puede ponerlas en una bolsa y con un rodillo ir rompiéndolas. Añadir la manteca derretida y con un tenedor mezclar bien, hasta que quede como una especie de arenilla húmeda. Untar un molde desmontable para tartas con unas gotitas más de manteca derretida y con la ayuda de un papel extenderla por toda la superficie del molde. Encima colocar la mezcla de galleta y manteca.

Con un vaso o con un cuchara ir extendiendo toda la galleta por toda la superficie del molde de tal modo que no queden huecos libres, especialmente por los bordes. Esta será la base de la tarta y debe quedar bien compacta para poder sugetarla. Llevar a heladera mientras se realizan los siguientes pasos.

Para el relleno, en una cazuela alta poner la leche, la nata para montar, el azúcar y el chocolate que puede ser con leche, negro o incluso blanco. Calentar a fuego suave mientras se remueve con frecuencia. La idea es mezclar todos los ingredientes pero que no llegue a hervir ya que estos ingredientes se queman con mucha facilidad

Una vez estén todos derretidos se añade la gelalina neutra previamente hidratada y mezclar bien hasta que quede bien integrada. Añadir esta mezcla sobre la base de galletas preparada antes. Dejar reposar 10 minutos más y llevar todo a la heladera por un mínimo 6 horas. Finalmente decorar la superficie de la tarta de chocolate con aquellos que sea de preferencia. Desmoldar y listo!