24.02 | Información General Día del Mecánico

"Entra un camión chocado y sale totalmente arreglado"

Marcelo Bórmida, propietario del taller MB de reparación integral de camiones, se refirió al crecimiento paulatino del lugar y cómo es el proceso del arreglo de los vehículos.

"Después de un año raro, totalmente atípico como ha sido 2020, con todo su parate, lo terminamos bastante cómodo y arrancamos 2021 mucho mejor, con mucho trabajo. Debido a los costos que tienen los vehículos nuevos es que se está reparando en mayor cantidad, por lo que se trata de recuperar todo lo que se puede para seguir trabajando ya que hay gente que tiene seguro contra todo riesgo, pero el que no lo tiene debe reparar, no le queda otra" comenzó contando Marcelo Bórmida, quien tiene su taller en el corazón del SALO y viene creciendo paulatinamente desde el punto de vista laboral.

¿En tu taller se hace la reparación integral de camiones?

Sí, hacemos casi todo en realidad. Cuando un camión choca o se rompe, lo traen -o en algunos casos lo vamos a buscar- y le hacemos chapa, pintura, electricidad, tapicería y mecánica, así como enderazado de chasis y alineación. En el caso de la tapicería, lo tercerizamos. A la mecánica no la hacíamos, pero sí tenemos un mecánico que viene a nuestro taller a hacer su trabajo. Así que estamos completos con lo que se necesita para hacer la reparación completa de un camión. A veces vamos a buscar nosotros un camión que se rompió, como por ejemplo hay un cliente de Puerto Madryn que chocó en Las Flores y le queda a trasmano, por lo que ahora ya me organizo para traer el camión. Le brindamos un servicio completo. Hay clientes que inclusive nunca les vi la cara, nos hablamos por teléfono directamente, pero brindamos un servicio para que el transportista tenga toda la solución a su problema.

¿Se arregla todo lo que es chapa y mecánica, y también sale pintado con la cámara que construiste en el predio?

Así es. Sale todo terminado. Armamos una cámara de pintura este último año y es un detalle importantísimo para el trabajo final. Con esa cámara totalmente cerrada se evita que se pegue basura o pelusa que anda volando en la pintura, por lo que la eliminamos en un 80 por ciento. Eso es algo excelente, sobre todo para el cliente. Además, es un servicio también nuestro. De modo que acá entra un camión chocado y sale andando, todo arreglado. Además, tenemos la verificadora en Olavarría por lo que hay clientes que nos piden que le llevemos a verificar su camión o a veces conseguimos alguna homologación que no tenemos. A veces dejan los acoplados acá, vienen y hasta algún viaje se llevan, por lo que tratamos siempre de solucionar todo, ganando dinero obviamente pero que el cliente gaste lo menos posible.

¿No sólo tienen clientes de Olavarría sino también de distintos puntos del país, es así?

Sí, es cierto. Gracias a Dios tenemos clientes de distintas ciudades de la Argentina, como Santa Cruz, Viedma, Bahía Blanca, Buenos Aires, La Plata, muchos de la zona; también de Comodoro Rivadavia, Jujuy, Rosario, Córdoba. Felizmente estamos bien vistos. Tenemos el taller lleno de camiones arreglándolos y esta semana entran cuatro trabajos más. Lo bueno es que tengo un plantel de empleados excelente, mi hijo Esteban también trabaja acá. Lo que está pasando, como a otros rubros también, es que no hay mano de obra calificada por lo que hay que incorporar gente joven y formarla lleva tiempo y trabajo, pero prefiero que entren de pibes e ir formándolos cada día. Yo fui de la idea de hacerlos en nuestro taller, que es lo ideal para que vayan incorporando la forma de trabajar que tenemos en nuestro taller.