25.02 | Información General Aseguró que no pagará la multa

Polémica en Pringles: el dueño del gallo dijo: "es solo un ratito y tiene un canto hermoso"

Las palabras de Vicente Castellucci, quien fue multado con casi $ 40.000 por el canto de su gallo, que molesta y perturba a los vecinos en horas de la mañana en aquella ciudad. 

"El vecino vino un día y me dijo, que le molestaba el gallo, le dije que lo conservaba porque no tenía despertador, lo tomé a broma, no me parecía algo serio. Soy un tipo bueno, no molesto a nadie, le prendo la luz de la cocina cuando llego y el gallo canta a las 5 de la mañana, pero lo hace solo un ratito". Contó Vicente Castellucci de Coronel Pringles ante la polémica y la multa que deberá pagar por el canto del ave.

Cuando me llegó la multa, me maté de risa, vinieron entre 8 y 9 veces por el tema del gallo.

El Municipio notificó a Vicente Castellucci que debe abonar la suma total de 39.950 pesos por no haber cumplido con las advertencias vertidas anteriormente.

"Cuando me llegó la multa, me maté de risa, vinieron entre 8 y 9 veces por el tema del gallo. Hasta que un día me encontré con la denuncia, un papel en el que me multaban, y nadie me quería creer, la gente no me creía, me trataba de mentiroso". Relató Vicente.

Según se informó, el motivo de la denuncia podría deberse a un conflicto de larga data entre esta persona y un vecino. En el escrito, se lo intima a evitar molestias, "tapando al animal por las noches y dejándolo en una habitación oscura".

Agregó: "Primero me pusieron un papel con letra manuscrita pidiéndome que le tapara al gallo la cabeza para que no cante, una cosa de locos, no puedo hacerle eso a un gallo. La multa no la voy a pagar, tendría que hacer un descargo, pero no la voy a pagar".

"El gallo canta a la mañana, y tiene un canto hermoso, déjenlo tranquilo, junto todos los días 4 o 5 huevos, tengo para comer eso y al gallo no lo voy a matar, lo pague $ 4.000, es un gallo de plantel. Además, me corre por el patio y me hace matar de risa, al gallo no lo mato por ninguna planta ni por ningún acuerdo".

Para finalizar, dijo: "el gallo canta un ratito, cuando apago la luz de la cocina no canta más".

Con información de El Orden de Coronel Pringles