26.02 | Policiales El hombre de 44 años fue capturado a mediados de enero en una vivienda del barrio CECO

Preventiva para acusado de comercializar drogas: en la causa hay más investigados

La Fiscalía 19 solicitó esta medida para un remisero quien a fines del año pasado había sido aprehendido mientras trasladaba a una mujer que llevaba casi un kilo de marihuana en una bolsa. El análisis de los celulares permitieron vincularlo con el ilícito en el que habría participado también un preso.

El Juzgado de Garantías Nº 1 de Olavarría resolvió la conversión de detención en prisión preventiva para un remisero olavarriense de 44 años que es investigado por la comercialización de estupefacientes. En la causa hay al menos dos sindicados más por el mismo delito: una joven de 26 años que está detenida en la Unidad Penal Nº 52 de Azul y la pareja de esta última, encarcelado en la Unidad 2 de Sierra Chica.

En el transcurso de los últimos días se conoció la resolución de la jueza Fabiana San Román, quien dictó la medida de prisión preventiva para Cristian Damián Zalazarel remisero que fue capturado a mediados de enero en un domicilio del barrio CECO. La presentación de una serie de elementos probatorios por parte de la fiscalía 19 permitieron que la magistrada resuelva de esta manera, por lo que el hombre de 44 años continuará detenido en principio hasta que se realice el juicio en su contra.

Pocas horas antes de la Nochebuena de 2020, Zalazar fue demorado en el barrio Villa Magdalena en un operativo llevado adelante por agentes de la comisaría Segunda y la subcomisaría de Sierras Bayas. Lo interceptaron en Córdoba entre Alvaro Barros y avenida Colón, mientras que conducía una camioneta Chevrolet Meriva que pertenecía a una agencia de remis de nuestra ciudad.

Una extensa y minuciosa investigación llevó a que los policías demoraran a este vehículo porque como pasajera viajaba Evelyn Dastugue. La mujer de 26 años llevaba consigo una bolsa con dos panes de marihuana, que arrojaron un pesaje superior a los 900 gramos.

Luego de que se realizaran las audiencias de defensa del imputado en la sede del Poder Judicial, el fiscal Lucas Moyano solicitó a la jueza San Román la detención de ambas personas, acusadas por ser presuntos autores del delito de "tenencia de estupefacientes con fines de comercialización en dosis fraccionadas destinadas al consumidor", en el marco de lo que establece la ley 23737.

Mientras que en esa oportunidad la jueza de Garantías dictó la medida para Dastugue, rechazó la solicitud para Zalazar. Sin embargo, un mes más tarde, luego de que se analizaran los teléfonos celulares secuestrados en el barrio Villa Magdalena, la magistrada avaló la requisitoria del fiscal Moyano y el remisero fue capturado en el barrio CECO.

En esa instancia los agentes policiales secuestraron aparatos telefónicos que también fueron sometidos a pericias, al igual que los cuatro celulares que fueron incautados ese mismo día en una celda de la Unidad Penal Nº 2 de Sierra Chica. En esta cárcel está detenido desde hace más de un año el olavarriense Lucas Krotter, pareja de Dastugue, quien también fue vinculado por los investigadores a esta organización dedicada a la venta de drogas.

Krotter fue capturado en septiembre de 2019 mientras circulaba en un remis y llevaba consigo dosis de marihuana y cocaína. La interceptación sucedió en el cruce de San Juan y Dorrego, en cercanías del sector donde el 23 de diciembre pasado demoraron a Dastugue.

Si bien la investigación aún no fue cerrada y restan una serie de diligencias y medidas que dispondrá la fiscalía 19, hasta el momento se presume que, desde la cárcel, Krotter era un nexo en la cadena de venta de drogas por las que fueron procesados Zalazar y Dastugue. Esta última además fue imputada por similares delitos en el marco de una causa del año 2019.