21.03 AMORES PERROS

Un cobayo obeso y con mucha vitamina C

Pueden pesar hasta 700 gramos, no son como los hamsters. Necesitan una dieta variada, muy. Son muy sociables e interactúan. Y les encanta cuando vos abrís la heladera.

No es lo mismo ser que estar, y no es lo mismo un cobayo que un hámster. Sí, los dos son roedores, pero como explicó el veterinario Diego Nuñez desde Veterinaria Del Plata, "el hámster tiene un tamaño que te entra en una mano, más o menos pesan 50-60 gramos y un cobayo llega a pesar medio kilo, 700 gramos tranquilamente. Y son en realidad dos especies diferentes, tienen distintos requerimientos de espacio, tienen distintos hábitos" detalló.

Respecto del tiempo estimado de vida contó "el hámster vive dos años y medio, tres mientras que el cobayo pude llegar a vivir siete años". Eso es importante pensarlo a la hora de elegir una mascota, en base a nuestros tiempos, si hay niños o no en la familia, por ejemplo.

FUNDAMENTAL LA VITAMINA C

El veterinario marco un detalle muy importante que debemos tener en cuenta si pensamos en tener -o tenemos ya- un cobayo. "El cobayo necesita la vitamina c, tiene el requerimiento de vitamina c", y no pensemos sólo en naranja.

Se puede encontrar en "los cítricos, con las verduras de hojas, o verdes. Uno tiene que acostumbrarlos ya desde que lo tiene, a que coma distintos tipos de verduras y siempre teniendo en cuenta las que tienen vitamina c" enfatizó Nuñez. Y en esa lista podemos añadir brócoli, el morrón rojo, la rúcula, la espinaca. Y definitivamente, " no tanto el pasto. El cobayo es de comer mucho pasto, pero no tiene tanta vitamina c como como la fruta y la verdura" explicó el veterinario.

Respecto de las enfermedades a los que son propensos detalló que "por lo general, son enfermedades respiratorias" y en muchas oportunidades cuando llegan a la consulta veterinaria, "son bastante graves". E indicó que tiene que ver en gran parte "por la falta de la vitamina C. También tienen problemas dentales". Esto último referido al crecimiento de sus dientes que muchas veces les impide comer, por ejemplo.

Vale recordar que este tipo de mascotas son catalogadas como "no tradicionales", y al respecto Nuñez indicó que siempre uno se debe asesorar respecto de los requerimientos, los espacios, la dieta, por citar algunos ejemplos.

TENÉ CUIDADO SI ABRÍS LA HELADERA CON UN COBAYO CERCA

"Manejando bien la alimentación, uno se ahorra un montón de problemas" repitió Diego, sin embargo como a diferencia de los hamsters, los cobayos interactúan mucho más y son más sociables, también son muy despiertos y viven pidiendo comida. "Por ahí, uno lo hace sin querer pero ellos también son demandantes. Es decir, la obesidad también es uno de los temas que vienen bastante seguido a la vete, porque uno tiende a ponerle comida como si fuera un gato, y la realidad es que no debe ser así. Ellos demandan, el cobayo te pide comida. Hace un chillido y enseguida, uno abre la heladera y te están pidiendo comida. Como ellos piden, uno va y le pone, y no tienen actividad" y así crece un problema que podemos evitar.