01.04 

El placer de coser

"Comencé el año pasado como un entretenimiento", reconoció Mercedes Pedrosa que vio en la confección de los barbijos un pasatiempo. Inició haciendo muchos para abastecer a toda su familia.

Pero luego "me entusiasmé, se empezaron a vender para la gente", comentó la modista que seguramente ya haya alcanzado los 150 elaborados. "Los que elaboro son de tela y otros de pvc transparente que empecé a hacer este año" y su mayor clientela respecto de estos fueron docentes y niños ya que se trata de los "barbijos inclusivos" que son los que permiten comunicarse más fácil y se ven los labios. "Esos son cómodos, podes respirar bien, y no se empañan los lentes", afirmó.

Lo de su faceta aficionada por lo que le brinda coser no es nueva, "siempre estuve haciendo cosas para la casa, ropa para muñecos de mi nieta. Siempre fui ama de casa y por la tarde siempre me dediqué a hacer algo para entretenerme y distraer la mente".

El color elegido por sus clientes (al igual que comentaron las demás realizadoras y vendedoras de telas a Estilo de Vida) es el negro y las estampas.

Mercedes cuenta que estar frente a la máquina "me da satisfacción. Es una costumbre mía de chica" agregó y señaló que "me enseñó mi mamá a tejer, es una cosa que se me hizo costumbre" asegura y le da mucho placer. En su casa suena Luciano Pereyra mientras realiza su trabajo, "soy su fan", nos cuenta. También valora la compañía cercana de su esposo y sus nietos durante las tardes de confecciones.

Quienes quieran pedir su babrijo a Mercedes se la puede contactar al 2284-304996 o verlos a través de su Facebook Mercedes Pedrosa.