19.04 

El helicóptero Ingenuity de la NASA hace historia volando en Marte

El pequeño helicóptero Ingeniuity de la NASA consigue su objetivo. Se trata del primer vuelo a motor de una aeronave en Marte. La NASA emitió en directo el vuelo del helicóptero que logró despegar, mantenerse en el aire y aterrizar con éxito en el cráter Jezero de Marte. Fue su compañera de viaje, la nave Perseverance, la que grabó las imágenes que fueron llegando a la Tierra.

"La idea es que esta pequeña máquina explore Marte de una forma diferente, que inspeccione el territorio antes de enviar otros robos y encuentre lugares especiales, difíciles de encontrar desde la órbita. Realmente va a ser muy emocionante ver estos helicópteros explorando Marte en el futuro", explicaba a Euronews el doctor Francisco Diego, astrónomo del University College de Londres.

Los 278 millones de kilómetros que separan ambos planetas hacen imposible que lleguen datos en directo -el desfase es de unos 15 minutos-Después de recibir los datos, el equipo del JPL-NASA estalló en vítores, aplausos y alegría detrás de las mascarillas.

Mimi Aung, gerente del proyecto para Ingenuity en el JPL, señaló: "Ahora podemos decir que el ser humano ha conseguido volar por primera vez en otro planeta" y desbordada por la emoción recordó los seis años de trabajo, a la vez que aseguró que "si no fuera por la covid-19 abrazaría" a todos sus compañeros.

Elevar el vuelo en Marte no es empresa fácil. Aunque la gravedad es aproximadamente un tercio de la nuestra, la presión de la atmósfera en la superficie solo es el 1 % de la terrestre, por eso, sus palas tuvieron que rotar mucho más rápido, 2.537 revoluciones por minuto.

Todo el proceso ha sido seguido de cerca por el rover Perseverance, que llevó al helicóptero hasta Marte en su "tripa" y asegura sus comunicaciones. En su perfil de Twitter escribió: "no os podéis imaginar lo que acabo de ver", acompañado de un gif en que se ve el vuelo, que ha grabado en color.

El JPL destacó en un tuit que es posible "el vuelo motorizado y controlado desde la superficie de otro planeta. Hace falta un poco de ingenio, perseverancia y espíritu para hacer realidad esta oportunidad".

Ha sido la primera, pero no la última vez que lo intente. Su misión durará 30 soles (días marcianos), durante los que podría alzar el vuelo otras cinco veces y, como dice el lema olímpico, intentará que sea más alto (hasta cinco metros) y más lejos.

Ingenuity tiene aire de fragilidad, con 1,2 metros de envergadura, está formado por un pequeño cuerpo en forma de cubo, que albergan sensores, cámaras y baterías; dos pares de palas de fibra de carbono, situados uno sobre el otro, encima una antena y una pequeña placa solar, y cuatro finas patas para posarse.