19.04 | Policiales 

Un vecino denunció una fiesta clandestina en el centro: infraccionaron a los involucrados

Ocurrió este fin de semana en una vivienda ubicada en Dorrego entre Alsina y Lavalle. Fuentes oficiales confiaron a este medio que el personal del área se acercó a esta vivienda en más de una oportunidad.

Este fin de semana inspectores de la Dirección de Control Urbano intervinieron en una reunión social, o fiesta clandestina que se realizó en un domicilio céntrico de nuestra ciudad. Lo llamativo del hecho es que además de haber incumplido el DNU nacional que restringe la circulación de 0 a 6 de la mañana, en el domicilio hay un joven que cumple prisión domiciliaria, a la espera del juicio.

"Hoy como muchos otros días está reunido en su domicilio con amigos comiendo una asado, cosa que está prohibida", denunció un vecino a este Diario.

El procedimiento se realizó alrededor de la 1 de la mañana del domingo en una casa de Dorrego al 2500, entre Lavalle y Alsina, tras la denuncia que alertaba que un grupo de jóvenes mantenían una reunión social, prohibidas en el último decreto municipal a raíz de la pandemia por el Covid-19.

Desde la Subsecretaría de Seguridad Municipal se indicó a este Diario que el personal del área se acercó a esta vivienda en más de una oportunidad, hasta que "se le labró el acta de infracción a la gente que salía desde ese domicilio", porque no atendieron a los llamados y que resultaron ser entre 7 y 8 jóvenes.

No se detalló si al dueño del domicilio también se le iniciaron actuaciones que fueron derivadas al Juzgado de Faltas Municipal.

Jóvenes que circulan por la calle después de la 0 horas

  • Se agregó también que además a estas personas se las infraccionó por circular por la vía pública fuera del horario permitido, situación que, de acuerdo a lo que manifestaron desde el área, se ha repetido en otros lugares. "En especial ahora estamos volviendo a los jóvenes que circulan por la calle después de la 0 horas, en grupos, la verdad que una irresponsabilidad total", refirieron.

Vecinos se habían comunicado con EL POPULAR el fin de semana para dar a conocer la reunión que se realizaba en la vivienda de Dorrego al 2500, donde indicaron que "pese a las reiteradas denuncias realizadas en Control Urbano y en vista a la situación actual de Olavarría hay que hacer algo con (...) ya que cree que está por encima del sistema judicial".

En esta línea plantearon que "hoy como muchos otros días está reunido en su domicilio con amigos comiendo una asado, cosa que está prohibida. Llega un momento en la sociedad se va a cansar".