25.04 | Información General 

Persevera y triunfarás: el largo camino de Artes Visuales para llegar a la casa propia

La escuela "Miguel Ángel Galgano" consiguió finalmente, después de años de reclamos, un lugar propio. Docentes, estudiantes y directivos llevaron adelante intervenciones para visibilizar el pedido a través del arte y la educación. A partir de esta oportunidad la institución planifica distintos proyectos para su desarrollo.

Por Milagros Pianciola / Facso

Artes Visuales es una institución con 32 años de historia, la cual estuvo siempre en constante lucha por un edificio propio para poder desarrollar sus actividades. Distintas personas que pasaron por esta escuela, como docentes, directivos y estudiantes, llevaron adelante reclamos, a lo largo de estos años, con la esperanza de que en algún momento se concrete el deseo de tener un espacio propio. Finalmente consiguieron el objetivo por el que tanto lucharon, después de años de reclamos en conjunto y de manera colectiva. "Desde las marchas hasta las intervenciones que hacíamos, siempre encarándolo desde el lado del arte y de la educación", indicó una estudiante de la institución.

El edificio destinado al funcionamiento de la escuela "Miguel Ángel Galgano", fue construido hace más de 10 años y se encuentra dentro del mismo predio que la Escuela de Educación Agraria Nº 1. Cuenta con ocho salones, baños y otro espacio donde se proyecta una biblioteca y una sala de lectura. El lugar actualmente se encuentra abandonado después de tantos años desde su construcción.

La idea que se proyecta desde la institución es poder refaccionar todo el lugar para que pueda funcionar en óptimas condiciones desde el 2022. Por este motivo los directivos y docentes se organizaron en distintas comisiones de trabajo. "Vamos a hacer jornadas de corte de pasto, de limpieza, pero vamos a darle un encuadre pedagógico, por ejemplo si venimos a cortar el pasto, viene la cátedra de fotografía a hacer un relevamiento fotográfico del trabajo y de una temática que ponga el profesor", manifestó Fabián Iglesias, director de Artes Visuales.

El objetivo de las comisiones, además de arreglar el lugar, es que tanto docentes como estudiantes puedan apropiarse del espacio y empezar a verlo como propio. "La idea es subir a las redes sociales de la escuela para promocionar y para meter un poco de presión para que las obras se hagan rápido", explicó Iglesias. La primera intervención en el edificio, desde las comisiones de Artes Visuales, está programada para mayo, con la idea de todos los meses utilizar el espacio.

La posibilidad de tener un edificio propio, con más espacio, genera motivación para el crecimiento de la institución. A partir de esta oportunidad Fabián Iglesias expresó que "proyectas un futuro para la institución, captación de matrícula, hoy estamos muy acotados por el tema del lugar en el que estamos no nos da el espacio y además se está venciendo el contrato". Además, esta proyección en el aumento de la matrícula, produce expectativas con respecto a un crecimiento y reconocimiento de la institución en la provincia. "Este espacio con estas dimensiones nos abre muchísimo la oportunidad de proyectar la escuela hacia el centro de la provincia, nos abre también la posibilidad de compartir con otra institución de nivel secundario, hacer trabajos interinstitucionales", manifestó el director.

Este espacio con estas dimensiones nos abre muchísimo la oportunidad de proyectar la escuela hacia el centro de la provincia

La noticia de que el edificio era finalmente para Artes Visuales se comunicó en una reunión con el equipo directivo de la escuela y quienes realizaron la gestión para conseguir el lugar. "Hicieron la gestión del edificio el jefe distrital Julio Benitez y la jefa regional Monica Wagner y se conectaron con el funcionario provincial Federico Aguilera para conseguir los fondos para que esto sea habitable", expresó Fabián Iglesias. A partir de la información que se brindó en la reunión se proyecta una inauguración y un inicio de actividades con el edificio en condiciones a partir del 2022.

Lucha colectiva

La escuela de Artes Visuales llevó adelante una lucha durante muchos años a través de intervenciones, manifestaciones, reclamos, los cuales siempre fueron de manera pacífica. Se hicieron intervenciones artísticas, clases públicas frente al municipio, siempre con respeto y con el objetivo de reclamar un espacio propio.

Desde el centro de estudiantes también se tomaron acciones en representación del cuerpo estudiantil. Karen Gorosito, estudiante del profesorado de arte e integrante del centro de estudiantes manifestó que "siempre desde el arte tratamos de enfocar todo, desde las marchas hasta las intervenciones que hacíamos, siempre encarandolo desde el lado del arte y de la educación".

La participación de los estudiantes en conjunto con los docentes fue significativa para visibilizar la problemática que estaban atravesando. "A pesar de todos los inconvenientes que nos pudieron surgir nunca bajamos los brazos y como centro de estudiantes siempre nos mantuvimos unidos, tratando de concientizar al estudiante que si nosotros no luchabamos nadie lo iba a hacer por nosotros", explicó la estudiante.

Todas las acciones que se realizaron en forma de reclamo durante estos años fueron a partir de la iniciativa de toda la institución. Tanto directivos como estudiantes y docentes se comprometieron a reclamar por un edificio propio, que les permita desarrollar sus actividades todos los años con la seguridad de tener un lugar. "Yo creo que este logro es de la institución, de la escuela Artes Visuales con más de 30 años de trayectoria, esto no lo logra una persona", reflexionó Fabián Iglesias.

Años de reclamos

Artes Visuales nunca estuvo en un mismo lugar, siempre tuvieron que adecuarse a distintos espacios que les brindaban. El edificio en el que se encuentran actualmente está ubicado en la Avenida Pringles y Coronel Suárez. Siempre se mantuvo la ilusión de tener un edificio propio, que se adecuara a las necesidades de la institución. "Creo que hemos sido una comunidad educativa flexible y que se fue adecuando a lo que nos presentaban y nos iban ofreciendo", expresó Natalia Schumacher, docente de Artes Visuales.

La lucha y la incertidumbre por un espacio donde desarrollar las actividades educativas y artísticas duró varios años, pero desde la institución nunca bajaron los brazos. "Lo más fuerte llegó cuando en 2018 llega la noticia de que al finalizar el contrato en este lugar, en Pringles y Coronel Suárez, no nos iban a renovar el contrato", recordó la docente. En ese momento la idea de quedarse sin un espacio donde aprender y enseñar se hizo aún más concreta.

A finales de 2018 y durante el 2019 tanto docentes como estudiantes realizaron actividades vinculadas al arte, a lo creativo, con el fin de visibilizar la situación problemática que estaba atravesando la escuela. Se realizaron intervenciones en el edificio, un abrazo simbólico a la escuela, presentaciones performáticas frente al municipio, entre otras.

El contexto durante el 2018 era además de lucha por la educación pública a nivel nacional y en Olavarría. Se llevaban adelante distintas marchas y manifestaciones de las que participan varias instituciones educativas.

A partir de la pandemia y el cambio rotundo en el ámbito educativo la incertidumbre aumentó aún más para la institución. "En marzo del 2020 se vencía el contrato con este edificio que estamos ahora, o sea que sumabamos a la incertidumbre de una escolaridad virtual, de la que no sabíamos absolutamente nada, la incertidumbre de saber que iba a pasar con la sede de la institución", manifestó Schumacher. Finalmente llegaron al acuerdo de extender el alquiler solo por dos años más, es decir, durante el 2020 y 2021.

La noticia de que otorgaron un espacio propio a la institución dio tranquilidad y satisfacción a todos los que forman parte de Artes Visuales. "La noticia de que nos habían cedido un espacio nos dio mucha alegría, alguien nos escuchó de verdad", expresó la docente.