25.04 | Información General Día del trabajador de la seguridad privada - Segu-Priv contó cómo es la actualidad del sector

"Estamos repuntando con la actividad y de a poco la situación va mejorando"

Desde Segu-Priv SA señalaron que durante la cuarentena se perdieron servicios y cayeron algunos puestos de trabajo, pero en los últimos meses el rubro se está recuperando. Las medidas de cuidado ante la situación epidemiológica y la función que desempeñan. 

Cada 25 de abril, los trabajadores de vigilancia, seguridad comercial e envestigaciones privadas de todo el país celebran su día. La conmemoración corresponde al aniversario de la primera reunión que diera nacimiento a la Unión Personal de Seguridad Privada de la República Argentina (UPSRA).

Pese a que hoy debería ser un día de festejos, la situación que viven los trabajadores de la seguridad privada no es la mejor. Al igual que en cada rubro y comercio, la pandemia y su consecuente cuarentena han generado dificultades en el sector. "A la actividad nuestra la fue afectando indirectamente, ya que es una actividad que no paró en ningún momento. Pero como nosotros estamos más que nada en canteras, cuando bajó la producción de piedra y el flujo de camiones que entraban y salían, fue modificándose la actividad.

 En ese punto algunos servicios se perdieron, la cantidad de puestos bajaron y en la parte económica los pagos se retrasaron un poco" aseguraron desde Segu-Priv SA, empresa que tiene sus oficinas en avenida Del Valle 2062.

Sin embargo, afirmaron que "ahora estamos repuntando con la actividad, de a poco, pero la situación que vivimos va mejorando". Pese a la situación que se vivió durante 2020 y lo que llevamos de 2021, destacaron que en los últimos años el rubro ha experimentado un crecimiento en cuanto a contrataciones de sus servicios.

"Nuestro trabajo aumentó por el hecho de que cualquier obra que arranca, ya sea cableado, perforación, explosiones en canteras que tienen maquinarias de mucho valor, lo primero que piden es la seguridad, que antes quizás no se tomaba muy en cuenta. Esto se da porque ha habido situaciones en las que se han robado cosas que no son accesibles de volver a incorporar" aseveró Malena, quien forma parte del equipo de Segu-Priv SA.

Momentos de incertidumbre y cuidados

Durante la cuarentena las sensaciones que se vivían en Segu-Priv eran de desconcierto, incertidumbre y temor. "Fue muy complicado y se vivió con mucha incertidumbre por el hecho de que teníamos temor a cuántas personas se podían llegar a contagiar ya que los vigiladores estuvieron siempre expuestos al virus. Por suerte en la primera ola casi no tuvimos contagios, pero sí en esta segunda ya tuvimos varios más. Además, nos complicó mucho que teníamos mucha gente mayor y esas personas rápidamente dejaron de trabajar porque eran de riesgo", dijeron desde la empresa.

Además, agregaron que "los únicos que al comienzo de la cuarentena no asistimos al lugar de trabajo fuimos los que estamos en la oficina pero igualmente continuamos trabajando desde nuestras casas. En cambio los vigiladores, al ser una actividad esencial, siempre continuaron trabajando. En cuanto a lo que se refiere a la parte de documentación y oficina nos fuimos adaptando".

En este sentido detallaron las grandes medidas de seguridad e higiene que se tomaron en la empresa. "Siempre se utilizó un barbijo especial en la fábrica que tuviera ajuste nasal, alcohol en todas las garitas y se hizo hincapié en la limpieza y desinfección de cada sector. Además, incorporamos una combi para los vigiladores que deben desplazarse, que respete la distancia entre butacas".

La función que desempeñan

Los empleados de la seguridad privada funcionan como auxiliares de la policía y su organismo de control es la Oficina para la Gestión de Empresas de la Seguridad Privada. La vigilancia privada se encarga de hacer un control de ingreso y egreso de personas, de mercadería y de transporte en predios privados. El objetivo radica en evitar ilícitos por lo que ante la presunción de uno se retiene a la persona y se acude a la policía, que es la que luego va y detiene en caso de que deba hacerlo.

"De lo que el vigilador se encarga es de recorrer todo el predio del que esté a cargo, tiene que hacer un determinado recorrido cada 15 minutos, volver a su puesto e informar cuando hay alguna novedad. Después, depende de cada lugar; puede haber una portería con un control de salida de vehículos, requisas y tomar la fiebre a la persona que ingresa. Se dedica a controlar, recorrer y que esté todo en condiciones" señaló Malena, quien forma parte del equipo de Segu-Priv SA.

Por ultimo, destacó que para que una persona pueda desempeñarse como vigilador "es necesario ser mayor de 18 años, no tener antecedentes penales, debe realizar el examen psicofísico para que esté en condiciones y un curso de vigilancia que corre por parte de la empresa".