26.04 | Información General Miguel Arena, delegado gremial de la UPSRA Seccional Olavarría, no se calló absolutamente nada

"Somos esenciales para trabajar, no para vacunarnos"

Se está refaccionando la sede de UPSRA.Como siempre, Miguel Arena (delegado gremial de la UPSRA -Unión de Personal de Seguridad de la República Argentina-, Seccional Olavarría) no se calla cuando tiene cosas para decir. Y además de que la situación debido a la pandemia ha afectado el aspecto laboral, recientemente fue intervenida la obra social de los trabajadores de la seguridad privada lo que trae más complicaciones todavía. Entonces el dirigente gremial habló y dijo cosas fuertes.


¿Cómo fue el año de pandemia en cuanto a los beneficios que entregaron a los afiliados?

Dentro de lo complicado que está siendo por la pandemia, el último ha sido un año muy beneficioso en lo gremial por el trabajo que venimos implementando en defensa de los trabajadores. Recorremos las empresas, hemos ido al Ministerio de Trabajo por temas laborales a distintas audiencias, entregamos útiles escolares, mochilas y guardapolvos para hijos de afiliados, también mucha ropa así como botineras y camperas, a fin de año la caja navideña, por lo que en ese aspecto estamos muy bien. Tuvimos mucha ayuda de la doctora Celeste Ferraro (Acción Social) y el secretario general Angel García, que están colaborando para que podamos refaccionar nuestra sede de la calle Sargento Cabral. Aunque siempre faltan cosas porque el salario del trabajador está muy pisoteado. Este gobierno no se ha dado cuenta que al que tiene que alimentar es al trabajador, ya que tenemos una inflación galopante, hay desocupación y la inflación está imparable, pero pareciera que están en otro mundo. Yo soy peronista de Perón, no de éstos que no hacen justicia social. No puede ser que mis trabajadores estén llevándose sólo 40 mil pesos a la casa, por debajo de la línea de pobreza. Así no se puede vivir. Y a estas cosas no me las voy a callar, seré siempre el mismo denunciando lo que está mal, porque mis afiliados son trabajadores de riesgo. Inclusive son esenciales y no han sido vacunados, porque están en seguridad. Ah, eso sí, han vacunado a los amigos...por lo que no es el peronismo que yo conozco.

¿Tuvieron aumentos salariales?

Ahora vienen las paritarias, pero el gobierno ya está diciendo que no pueden estar arriba del 33%. Nosotros, ni con un 50 por ciento de aumento, vamos a llegar a que el trabajador pueda mantener a una familia tipo. Hoy la estamos pasando mal. Deben hacer horas extras para ganar 60 mil pesos, cuando en realidad deberían estar en 80 o 90 mil pesos. Así no alcanza tampoco, mucho menos si deben alquilar.

¿Es cierto que tuvieron problemas con la obra social?

Sí, es así. Porque lamentablemente se ha metido Barrionuevo y surgieron problemas. Y tenemos pruebas. Pasó así: apenas nos intervinieron por segunda vez la obra social salió a hablar un tal Riquelme, un ex dirigente, que está apadrinado por Barrionuevo que se mete por todos lados, pero es mejor que vaya a averiguar cómo están sus seccionales. Sin ir más lejos, tiene trabajadoras en negro en su sector. Pero que no se meta con nosotros. El era muy amigo de (Angel) García, pero ahora se pelearon y a partir de ahí empezó a usar sus influencias para meternos palos en la rueda. Nos intervinieron el gremio cuando estaban Macri y Triaca. La justicia nos devolvió el gremio. Pero el tema es que hace 8 meses nos intervinieron la obra social y luego la justicia nos la devolvió, y por los mismos términos el presidente que tenemos (Alberto Fernández) firmó para que nos intervengan otra vez. Creo que el presidente se tiene que dedicar a bajar al inflación, a bajar la pobreza, que haya trabajo genuino, ya que hay muchos planes. Yo no estoy en contra de esa ayuda, pero debe haber trabajo genuino. Un día va a firmar su propia renuncia, porque no sabe dónde está parado.

¿Cómo los limitan desde la obra social?

Estamos complicados. Estamos intervenidos y es una vergüenza lo que pasa en el peronismo. Encima se nos metió Barrionuevo, que encima juega para Cambiemos. Además, cuando hay doble comando en el gobierno -que me duele decirlo- no se puede gobernar. Pero preocupa la situación de la obra social, que no la podemos manejar con nuestros afiliados de Olavarría. Hay problemas que atender acá, pero ahora debemos enviar todo a Buenos Aires y las respuestas no llegan enseguida, ya que hay cosas urgentes para solucionar.

¿Laboralmente, cómo están los trabajadores en Olavarría?

También estamos complicados por el Covid. Hay empresas cuyos dueños están con coronavirus. Somos esenciales para trabajar, pero no para vacunarnos. Nosotros tenemos una Bolsa de Trabajo y desde distintos lugares me han pedido como 20 vigiladores para ir cubriendo huecos que se producen porque hay trabajadores aislados, lo cual está bueno pero también tiene su lado malo porque son trabajos temporarios y después quedan cesantes, van a la calle. Es provisorio. La situación es preocupante en todo sentido. Y arriba están pensando en armar las listas en lugar de ayudar a los trabajadores, y después veremos que están los mismos señores de siempre. Yo no quiero nada, pero sí quiero defender a mis afiliados. A eso lo haré toda la vida.