02.05 | Información General Andrea Milano y su novela en El Popular

"Trabajar en una novela por entregas ha sido una experiencia increíble"

"Al compás del corazón" fue la primera novela en entregas de Andrea Milano. Los capítulos, que se fueron publicando todos los domingos en las páginas del diario EL POPULAR, eran esperados con ansias por sus lectores. En diálogo con FINDE la autora explica el proceso de escribir una trama en su ciudad y adelanta su próxima novela, que se publicará en agosto.

Rodrigo Fernández

[email protected]

En estos días Andrea Milano está viviendo con dos sentimientos fuertes en paralelo. Uno tiene que ver con que hace pocos días entregó su nueva novela, la primera parte de una trilogía que ocurrirá en varios escenarios como Buenos Aires, Alemania e Inglaterra, que se podrá comprar en todas las librerías del país desde agosto.

El otro tiene que ver con el duelo que se produce siempre al terminar una historia. Dejar ir a los personajes, limpiar el escritorio con todos los archivos, fotos y bibliografía necesaria para armar la historia. Soltar para que una nueva trama aparezca.

"Termino una y ya antes de terminar estoy pensando en la próxima" dice la prolífica autora olavarriense que hace pocos meses concluyó su primera novela por entregas. "Al compás del corazón" pudo leerse domingo a domingo en las páginas de EL POPULAR y sus lectores esperaban ansiosos las acciones que llevaban a cabo los personajes en las calles de la ciudad.

Una novela por entregas

"Trabajar en una novela por entregas fue una experiencia increíble. No sólo por el contacto permanente de los lectores sino por la al escribir de esa manera, a veces de a un capítulo por semana, yo misma me sorprendía con el rumbo que iba tomando la historia" explica y señala que era escribir "casi en el momento y nunca lo tomé como una presión. Me resultó fácil y muy divertido sobre todo. Creo que si se me diera la oportunidad, lo volvería a repetir porque la verdad es que me divertí muchísimo y el contacto continuo, de semana a semana, de esperar la reacción de los lectores de cómo iba la historia era genial"

No sabe si es presión lo que sintió pero sí hubo como "un peso extra de relatar una historia que transcurriera precisamente en mi ciudad. Si bien me trasladé a muchos años atrás, a la década del 30', y siempre aclaré que es una obra de ficción obviamente hay detalles que ocurrieron de verdad y que los relaté en la novela". Pero nunca le llegó ningún reclamo por parte de los lectores.

"Como en todas mis novelas, siempre me documento y en este caso recurrí, además de archivos y cosas que iba encontrando por la red y demás, tenía para consultar a Marcos Rodríguez, quien tiene mucho material sobre la historia de Olavarría. Así que él me iba asesorando mientras escribía. Cuando tenía una duda, él me asesoraba. Tenía un buen respaldo para saber llevar lo que era la parte real de lo que era Olavarría en esos años y mezclarlo con la ficción" cuenta y remarca la importancia de contar con el archivo del historiados local. "Marcos me ayudó en todo lo que pudo. Creo que sin él no podría haber escrito la novela".

Ficción y realidad

"Me sorprendía de los giros que iba tomando la historia cada vez que me sentaba a escribir una vez por semana y si bien más o menos tenía, porque es mi metodología de trabajo armarme una sinopsis y trabajar sobre eso, siempre digo que los personajes son los que se adueñan de la historia y terminan haciendo lo que quieren" dice y reconoce que "el final no lo tenía. Sabía quién iba a ser el asesino pero fue llegando la final sorprendiéndome y la verdad es que no estaba pautado".

"Eso también era lo que tenía de lindo: escribir todas las semanas un capítulo en que terminaba y pensaba que esto no iba a pasar y cambiaba algunas cosas. Espero que hayan quedado bien los cambios que hice, pero el final no lo tenía".

"El hecho más importante que ocurrió de verdad y que fue lo que la idea para escribir la novela fue la visita de Gardel a Olavarría" cuenta Andrea Milano y afirma que "es el hecho más trascendental que relato en la novela", aunque menciona que otro suceso tiene que ver con un accidente en la fábrica San Martín.

"Eso ocurrió precisamente en ese año y me daba para la trama porque justo coincidían las fechas. Pero después casi todo es ficción. Lo que es real, el nombre de las calles o dónde estaban situados ciertos edificios y demás. Pero puntualmente, el hecho real más importante es la visita de Gardel".

Juntas a la par

Mientras estaba escribiendo "Al compás del corazón", también escribía "Derramaras lágrimas de sangre", la novela que se publicó en septiembre del año pasado.

"A veces lo que hacía era adelantar un par de capítulos, porque eran cortitos, y me tocaba irme a Brasil a otro siglo, transportarme de una época otra pero no me costó demasiado" declara.

"Nunca antes había trabajado en dos novelas, en dos historias a la vez, así que fue una experiencia nueva, aparte de escribir una novela por entregas, de escribir las dos a la vez". Sin embargo no le costó. "Pensé que me iba a costar más y no me resultó tan difícil. Creo que salí airosa con ambas porque las terminé a las dos y una salió publicada en medio de la pandemia así que tan mal no me fue" dice entre risas.

Cuando "Al compás del corazón" llegó a su fin, Andrea Milano le preguntó a su editora si la editorial estaba interesada en publicarla pero "me comentaron que ellos preferían sacar un producto nuevo. Una historia nueva y no algo que ya había sido conocido o publicado. El sueño de ver la novela convertida en libro por ahora no se va a poder hacer" manifiesta un poco desilusionada.

Aunque menciona que "hay muchísimos lectores que les gustaría que llegara a ese formato, adquirirlo y tenerlo en papel" y confiesa que se hizo "una edición pobre: fotocopié y anillé para tenerla en físico de alguna manera".

Pero no pierde las esperanzas. "Quién sabe las vueltas que da la vida y en algún momento se puede convertir en libro".

Lee la nota completa aca : La edición impresa