04.05 | Información General 

El "alta domiciliaria" descongestiona el Hospital pero impacta ahora en la demanda de oxígeno

"El sistema está sufriendo un gran estrés", dijo el jefe de Terapia Intensiva del Hospital Iván Recavarren. "El número absoluto de personas comprometidas por Covid no bajó", precisó.

Más contagios, más fallecidos y una manifestación clínica de la enfermedad más intensa; esta segunda ola de Covid volvió a poner en alarma a todo el sistema sanitario.

Con un alta domiciliaria que en gran parte de los pacientes se da ahora de manera más temprana en comparación con los tiempos de normalidad, el oxígeno paso a mostrar cómo es la actividad de la pandemia. Los proveedores de este insumo también están en constante estrés para cubrir una demanda que crece.

"Todo el sistema está sufriendo un gran estrés", aseguró el jefe de Terapia Intensiva del Hospital Municipal Iván Recavarren

Cuestionó que no se hayan tomado mayores restricciones cuando se avecinaba esta segunda ola -más aún frente a la confirmación de la circulación de las nuevas cepas- y admitió que aunque la cantidad de nuevos casos ha bajado, "el Hospital sigue estando lleno y la ciudad no debería festejar nada".

En este contexto, la situación sanitaria sigue siendo compleja. Y aunque la curva muestre un descenso, "el número absoluto de personas comprometidas por Covid no bajó: hay gente que transita la enfermedad desde hace tres o cuatro semanas y todavía requiere oxígeno".

A diferencia de aquellos tiempos de pre-pandemia, hoy muchos de esos pacientes pueden irse a sus casas y continuar allí su recuperación, obligados en parte por la necesidad de descongestionar la capacidad hospitalaria.

Un testigo de esta realidad es Rafael Corres. Responsable de El Emporio del Soldador, no dudó en definir que la demanda de tubos de oxígeno en la ciudad se ha acrecentado exponencialmente en este último tiempo y si hasta el momento han podido cubrir los pedidos, se debió en gran parte a la decisión de aumentar la cantidad de viajes a fábrica para hacer frente a los requerimientos.

Pero lo cierto es que la provisión de este insumo se torna complicada. "Ahora estamos peor que en octubre. Y el oxígeno es un ejemplo más de esta situación de estrés, de estar al límite".

En medio de la segunda ola

En la última semana se registraron en Olavarría 459 nuevos casos de Covid y 33 fallecidos, mientras que "la guardia, clínica y terapia están saturados. Nos asombras la pizzarra cada vez que la vemos porque todavía hay mucha gente internada, hay pacientes jóvenes y el equipo de salud está agotado".

En medio de este panorama hay una necesidad de descongestionar la capacidad hospitalaria."La indicación médica del alta con oxígeno no es habitual. El alta a una persona con neumonía en tiempos normales se le da cuando no requiere más los cuidados de medicación endovenosa y oxígeno, pero la pandemia obliga a tener que hacerlo, obviamente en aquellos casos en los que se sabe que el camino de recuperación es seguro y confiable. Es decir, cuando el periodo de resolución de la neumonía es un camino seguro. Se van a sus casas, pero con un tratamiento que es vital porque el oxígeno es un soporte vital".

Puertas adentro, "las decenas de pacientes con neumonía por Covid internadas en clínica, en tiempos normales no estarían en ese área sino en cuidados intermedios o críticos. Entonces, lo que vemos es que hay una sensación de normalidad que no se condice con lo que se vive en el sistema sanitaro", expuso el médico.

Y aclaró que "no es cierto que haya gente en las camillas, en los pasillos; pero estuvimos cerca de que eso pasara y no deberíamos haber tenido que pasar por una situación así".

Con más altas domiciliarias tempranas y una necesidad de oxígeno que permita seguir el camino de la recuperación en aquellos pacientes que transitaron la enfermedad con síntomas más graves, la provisión de este insumo se encuentra ahora también al límite. "Están sufriendo el estrés porque siempre se va detrás de la necesidad. Con las camas pasó lo mismo, hubo momentos en los que parecía que no alcanzaban".

En este contexto, el responsable de El Emporio del Soldador argumentó que hasta el momento se ha podido abastecer la demanda y seguirá siendo así "mientras que se vaya dando paulatinamente".

Por su parte, el jefe de terapia intensiva del Hospital habló de la necesidad de más empatía, solidaridad y compromiso. "Los números bajan y la gente se relaja", mientras que las restricciones no alcanzan. "Todavía estamos en medio de la segunda ola y pareciera que no se entiende".