04.05 | Información General Fernando Bueno

"Stuppia está pidiendo la habilitación de una farmacia por fuera de la ley"

El titular del Colegio de Farmacéuticos salió al paso de las polémicas expresiones del titular del STMO sobre la cartelización del precio de los medicamentos. Volvió a mostrarse escéptico en cuanto a la vacuna del Covid-19 y cuestionó con dureza la conducta de los jóvenes.

Daniel Lovano

[email protected]

"Momentáneamente no le voy a contestar a Stuppia", expresó Fernando Bueno, a cuento de las declaraciones del secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales de Olavarría publicadas ayer en estas páginas.

La escueta respuesta del titular del Colegio de Farmacéuticos de Olavarría remite a la polémica frase pronunciada por Stuppia quien, en el marco de la instalación de una farmacia gremial del STMO, dijo que "si hay algo que está cartelizado en Olavarría son los precios de los medicamentos".

"Sencillamente es una cuestión legal, él está haciendo un trámite y yo no voy a entrar en su juego", afirmó Bueno y dijo que "los precios de los medicamentos son los mismos en todo el país".

"El precio de los medicamentos está fijado por los laboratorios y a los aumentos los autoriza el Estado. Somos treinta y pico farmacias en Olavarría, más dos o tres farmacias gremiales, que nos regimos por ello" mencionó.

"Cuando validamos una receta el precio sale de un servidor, o sea que no lo decidimos nosotros, así que no tienen mucho asidero las acusaciones de Stuppia. Yo represento a una agrupación profesional y no debo mezclar temas profesionales con cuestiones políticas" afirmó.

Bueno refutó que Stuppia está "pidiendo la habilitación de una farmacia por fuera de la ley y, como sabe que va a enfrentarse con algunas cuestiones, lleva el tema a los medios para que tome estado público".

Fue objeto de debate días atrás el aumento que han sufrido los medicamentos en el contexto de la más grave crisis sanitaria que ha sufrido la humanidad en el último siglo. "Los precios de los medicamentos han acompañado los movimientos de la inflación. Los índices que se hablan, superiores al 1000%, son imposibles porque ya la situación es crítica. Ese incremento en los últimos 6 años podría ser, pero en un año no" analizó Bueno.

"Algunos laboratorios disponen un aumento diferenciado, pero porque tienen un máximo para hacerlo. Existen productos aumentan por debajo, otros por encima, pero eso siempre está controlado por el Estado. No son libres los precios de los medicamentos" indicó.

El sector experimentó en el momento más restrictivo de la pandemia una suba considerable en el consumo de medicación psiquiátrica. El panorama hoy es diferente según Bueno. "Quizás haya disminuido un poco. Se notó más el impacto en el primer semestre de la cuarentena, después con la recuperación de una pseudo normalidad cayó, pero sí aún hay gente con trastornos en el sueño" informó.

Bueno entregó una opinión profesional ante el pedido de sectores de la oposición al gobierno nacional, que reclamaron la venta liberada de vacunas contra el coronavirus en farmacias. "Con esta coyuntura lo veo inviable" advirtió, y agregó: "quizás cuando pase la pandemia y como fue con la vacuna de la gripe un alto porcentaje de la población esté vacunada, sea posible. Hoy no. Si se les complica a los estados nacionales conseguir vacunas y armar una logística más o menos seria, sería complejo que llegue a las farmacias".

La charla fue propia para volver a sus expresiones durante la primera quincena de este año, cuando se había manifestado en El Popular contrario a la aplicación de la vacuna Sputnik V. "No me da la seguridad necesaria, al menos por la información a la que he tenido acceso" opinó, y argumentó luego que "en 30 años no he visto medicamentos que se aprueben de esta manera, entonces no me genera mucha confianza".

Hoy, avalada por el prestigioso medio de divulgación científica The Lancet, y considerada más allá de las contaminaciones de la geopolítica como una de las más eficaces del mercado, la opinión de Bueno sobre el antídoto desarrollado por el Instituto Gamaleya es parecida. "Aún no me anoté para vacunarme y creo que con esto digo todo" subrayó.

"Soy personal de salud y no tendría impedimentos para aplicármela si me hubiese anotado. No tengo miedo, tengo cuidado" planteó el titular de los farmacéuticos y acotó: "Llevamos un año y pico de esta pandemia; he tenido personal con COVID en la farmacia y hemos cumplido bien con los protocolos porque no nos hemos contagiado. Creo que miedo no hay que tenerle a esta enfermedad, hay que tener cuidado".

"Miedo me da cuando salgo al Parque y veo grupos de 10 ó 12 chicos sin barbijos, tomando de un solo mate. La verdad es que no han tomado conciencia, y a esta altura no hay forma de que tomen conciencia de esto" diagnosticó Bueno.

 La verdad es que no han tomado conciencia, y a esta altura no hay forma de que tomen conciencia de esto

"Son situaciones difíciles de entender para uno. Hay que ver con qué lógica la miran ellos, pero creo que en este momento se requiere prudencia, justo hoy que bajó muchísimo la edad de contagio y aumentó la letalidad" alertó.

"Indudablemente es difícil hacerles tomar conciencia. Y no sólo por ellos, sino porque en la casa deben tener algún familiar enfermo, un adulto mayor, pero parece que no hay por dónde entrarles" lamentó.

Volviendo a la campaña de inmunización, Fernando Bueno manifestó que "la situación sigue estando igual, más allá de una vacuna u otra. No hay una provisión asegurada que priorice a los grupos de riesgo. Sí reconozco que es el único camino posible a seguir, pero la lógica de la pandemia y la producción mundial de vacunas nos muestran una realidad bastante caótica" reflexionó.

Lee la nota completa acá.