06.05 Disturbios contra las medidas del gobierno

Colombia: continúan las protestas y según cifras oficiales ya son 24 las personas fallecidas

Desde el 28 de abril se manifiestan en Bogotá, Medellín y Cali miles de personas a causa de una reforma tributaria que finalmente fue retirada para evitar los conflictos. Sin embargo, las protestas siguieron, a causa del accionar policial, con nuevas exigencias para el gobierno.


Colombia atraviesa una profunda crisis sanitaria, económica y social por la pandemia del Covid-19 que deja cerca de 500 muertos por día. Sin embargo esto no impidió que miles de personas salgan a las calles a manifestarse en contra de la reforma tributaria llamada Ley de Solidaridad Sostenible que afecta directamente a los sectores más vulnerados del país.

Con este proyecto el gobierno esperaba recaudar cerca de 23 billones de pesos colombianos que son 6.300 millones de dólares para hacerle frente al déficit fiscal y a la deuda pública, que han aumentado como consecuencia de la pandemia. Las protestas estallaron luego de que Alberto Carrasquilla, ahora ex ministro de Hacienda, explicara que la recaudación que se pretendía lograr con esta reforma vendría en un 73% de las personas naturales y el resto de las empresas.

Esta reforma, dentro de sus propuestas, incluía un aumento de los impuestos. Se proponía cobrar el iva del 19% a servicios de agua, luz, gas y servicios funerarios, que son productos de consumo básico. También ampliaba la base tributaria, creaba un fondo para hacer frente al cambio climático y establecía un impuesto para plásticos de un solo uso.

El domingo 2 de mayo este proyecto fue finalmente retirado con el objetivo de frenar las manifestaciones, las cuales tuvieron una fuerte represión por parte de las fuerzas policiales. El gobierno ha decidido mantener a los uniformados en las protestas alegando que los manifestantes realizan actos de vandalismo. A una semana de iniciado el conflicto, fuentes oficiales indicaron que hay al menos 24 muertos y más de 800 heridos.

Estas manifestaciones no cesaron luego de retirar la reforma a causa de un descontento social que se ha incrementado a raíz de la pandemia. A finales de 2019 ya se habían realizado varias protestas por la implementación del proceso de paz con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y se encontraba en cuestionamiento el modelo económico del país adoptado por el gobierno.

Con la pandemia, se ha sumado la crisis sanitaria y económica, que ha afectado a aquellos que cuentan con menos recursos, y la cifra de desempleo que ya supera el 17%. Además se suma el retraso de la campaña de vacunación que había prometido el gobierno y las críticas al mismo por no brindar datos acerca del plan de vacunación. Cabe recordar que este país ya cuenta con más de 75 mil muertes a causa del Covid-19.

Desde Olavarría

Liz Orduz, quien es colombiana y reside en la ciudad hace 11 años, tiene a toda su familia en Colombia y afirma que la reforma fue "el detonante" de las protestas. Sin embargo "el paro fue convocado por un cansancio generalizado del pueblo".

"Fue el empujón que se necesitaba para salir a las calles" señaló Liz. También explicó que las protestas iniciaron en Cali y fueron extendiéndose en el resto del país. "Al pasar los días se van sumando más gremios" declaró.

Con respecto a la reforma aseguró que se va a volver a presentar, como ya se anticipó desde el gobierno colombiano, con algunas diferencias a la anterior. Liz también mencionó el hecho de que hay personas desaparecidas, que según la Defensoría del Pueblo serian 87.

"Se pide una mejora generalizada del pueblo, se reclama que devuelvan los derechos que nos han sacado" puntualizó Liz.

Los puntos de concentración fueron en Bogotá, Medellín y Cali, que son las principales ciudades del país. Las protestas han sido en su mayoría pacíficas pero se han visto involucrados grupos violentos y muchas personas fueron reprimidas por las fuerzas de seguridad. Una de las unidades policiales desplegadas en las manifestaciones es El Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD), que ha sido duramente cuestionada en los últimos años debido al uso desmedido de fuerza y la violencia que ejercen sus efectivos.

Incluso muchas mujeres denunciaron haber sido agredidas sexualmente por agentes de seguridad durante las protestas. Desde el Movimiento Social de Mujeres de Cali, Norma Lucía Bermudez quien habló con Infobae Colombia aseguró que "las mujeres que son detenidas sufren de agresión física y sexual" son amenazadas con ser violadas y hasta las manosean.

"Estamos profundamente alarmados por los acontecimientos ocurridos en la ciudad de Cali en Colombia la pasada noche, cuando la policía abrió fuego contra los manifestantes que protestaban contra la reforma tributaria, matando e hiriendo a varias personas, según la información recibida", expresó en Ginebra, la vocera de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Marta Hurtado.

Durante los disturbios las autoridades detuvieron a más de 431 personas. Lo que exigen ahora los manifestantes es el retiro de la reforma a la salud, la renuncia del Ministro de Defensa Diego Molano, la renuncia de Eduardo Zapateiro, comandante de las Fuerzas Armadas, la renuncia de Jorge Luis Vargas, Director de la Policía Nacional, y la reforma a la Policía Nacional y al Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD).