08.05 | Información General 

"Hay más gente produciendo piedra que antes, pero menos salida por lo que el panorama es muy malo"

Gustavo Núñez, presidente de la Cámara de la Piedra de la Provincia de Buenos Aires, detalló la actualidad del sector

Cada 7 de mayo se celebra en la República Argentina el Día Nacional de la Minería en conmemoración de la sanción de una Ley de Fomento Minero en 1813, que tenía como objetivo desarrollar explotaciones de recursos naturales tales como minerales, agua, petróleo y carbón.

En este marco, el presidente de la Cámara bonaeresnse de la Piedra, el ingeniero Gustavo Núñez, expuso cómo es la situación actual del sector, los efectos de la pandemia, la necesidad de obras públicas y la sobrecarga de camiones, un problema que acarrean desde hace varios años.

En primer lugar señaló que el panorama dentro de la industria minera es malo y que el futuro cercano no es muy alentador. "La industria minera son dos: está la metalífera que es la grande, y la nuestra que es la no metalífera que se dedica a todo lo que son piedras de construcción. La grande, por lo que veo, no está tan complicada porque se encuentra exportando. En cambio la situación nuestra es muy delicada ya que estamos produciendo entre un 30 y un 40% de las capacidades instaladas, o menos que eso todavía", explicó Núñez.

Pese a esto el ingeniero Núñez destacó que "si lo comparamos con la situación del año pasado, que estuvimos parados en marzo y abril, cualquier porcentaje de producción es bueno. En los últimos meses hemos aumentado bastante ese valor".

Cabe destacar que en 2017 y 2018 muchas empresas se potenciaron y se equiparon con nueva maquinaria debido al crecimiento que se esperaba de la piedra. Sin embargo, Núñez aseguró que "hay gente que todavía no ha puesto aquellas plantas en marcha. Si a eso le sumás que se crearon 4 o 5 empresas nuevas, hay más gente hoy produciendo piedra que antes y hay mucho menos salida por lo que el panorama es muy malo".

En este sentido, el presidente de la Cámara provincial de la Piedra remarcó la necesidad de nuevas obras públicas. "Por el momento estamos trabajando a cuentagotas. El rubro nuestro trabaja bien cuando hay obra pública, somos empresas que necesitan volumen de piedra para despachar y si bien la obra privada chiquita ayuda, eso se nota mucho más en el despacho de bolsas de cemento que en la piedra porque se utiliza solamente para el contrapiso o quizás para alguna columna. Nosotros necesitamos de obras grandes que requieran muchas toneladas de piedra", señaló.

Actualmente están en marcha dos obras en las Rutas 7 y 8, pero "van a un ritmo muy lento". Mientras que la última de importancia realizada fue la del Aeroparque de Buenos Aires a finales de 2020.

"Ahora se han licitado algunas que todavía no han comenzado como la de la Ruta 41 en la zona de Navarro, la de la Ruta 65 en el tramo de 9 de Julio a Bolívar y la de la 51 entre Azul y Tapalqué; pero no han comenzado e inclusive no tengo noticias de que hayan solicitado precios. Yo creo que como es un año electoral van a comenzarlas cuando se acerque la fecha de elecciones para dar sensación de que se mueven. Pero de todas maneras es muy poquito lo que se hace para el volumen de piedra disponible que hay hoy", aseveró el ingeniero Núñez.

La ayuda económica

En un sector que se encuentra produciendo entre un 30 y un 40% de las capacidades instaladas y que inclusive en meses anteriores ese porcentaje era mucho menor, el hecho de que no se hayan registrado despidos de empleados y se hayan conservado todos los equipos de trabajo es algo para destacar. Esto se debe a la labor y el esfuerzo realizado desde la Cámara de la Piedra como a los diferentes programas de ayuda que fueron impulsados desde el gobierno nacional.

"El año pasado, las canteras que lo solicitaron recibieron el ATP y con eso se pagaba prácticamente el 50% de los jornales. Después, a través de AOMA, hicimos un convenio llamado Acuerdo Covid. Es un acuerdo no remunerativo con el cual se les pagaba el 100% del sueldo a la gente que trabajaba y a aquellas que no iban a trabajar por una cuestión de protocolos o cualquier otro motivo se les pagaba un 75%", señaló Núñez.

Mientras que agregó que "Esa ayuda se cobró hasta el mes de enero, pero estamos tramitando otro acuerdo en este momento porque la situación en el sector continúa muy complicada y hay mucha gente que todavía no está pudiendo ir a trabajar. Esto en febrero se cortó. Igualmente es cierto que en diciembre hubo un pequeño repunte de la minería y se pensaba que se iba a mejorar, pero después empezó a plancharse nuevamente".

La sobrecarga de camiones

Uno de los temas que preocupa desde hace mucho tiempo a Núñez y a todos los integrantes de la Cámara de la Piedra de la Provincia tiene que ver con la sobrecarga. "Es una lucha de años y espero que de a poco se pueda mejorar; no es el mejor momento porque con esto de la pandemia es más difícil de controlar, pero igualmente continuamos trabajando", afirmó.

En este sentido remarcó que esta cuestión genera muchos problemas. "Rompe las rutas y es peligroso para la gente que transita. Lo peor para las canteras es que si un tipo recarga en una zona que está prohibida y va con tu remito vos sos el culpable. Por eso es la lucha de la Cámara por este tema, porque puede influir directamente en lo tuyo cuando en realidad estás totalmente al margen", afirmó.

La dificultad para terminar con esta práctica radica en la dificultad para controlar a los camioneros debido a que las balanzas funcionan dos o tres horas por día. "La verdad que en el último tiempo mejoró un poquito la situación, pero es muy complicado controlar. Hay gente que lo continúa haciendo y para poder pararlo tiene que venir una cuestión política que quiera terminar con esto realmente, que controlen las 24 horas las balanzas de las rutas", aseveró el ingeniero Núñez.

Por último, destacó el trabajo realizado por el equipo del subsecretario provincial de Minería, Federico Aguilera. "Se ha movido muchísimo, ha hecho multas y sanciones, pero hasta que no se controle en su totalidad no va a cambiar la situación. Porque cada un camión que paran pasan 100, entonces pagan la multa sin ningún tipo de problema", cerró el ingeniero Gustavo Núñez.