08.05 

"Aspiramos a no dejar de impulsar la transformación del país y así sostener la viabilidad de la minería"

Es lo que dijo Héctor Oscar Laplace, secretario general de AOMA Nacional a El Popular Medios. "Los trabajadores somos el fiel reflejo de las capacidades de transformación que posee la industria".

"Siempre desde AOMA hemos sido muy precisos cuando repudiamos y condenamos toda agresión y situación de violencia. Los trabajadores somos militantes de la paz social. Esas es una prioridad. En cuanto al dialogo con quienes se oponen al desarrollo minero, concebimos que es imprescindible, y para que ocurra, el Estado y los gobiernos nacionales, provinciales y municipales deben cumplir su rol y fomentar esta instancia.

A esto debemos sumar a las empresas, quienes deben informar y comunicar mejor, de cómo es la industria y así satisfacer las demandas de las diferentes comunidades. Sin consensos es imposible consolidar esta actividad u otras.

Tenemos que dar la cara, estar presentes en los lugares donde se dificulta la consolidación de un yacimiento minero y ofrecer explicaciones. Nuestro país necesita más diálogo y acuerdos que provean beneficios y calidad de vida para el pueblo. Para eso debe existir capacidad de diálogo, sentarse en una mesa y escuchar que se reclama desde la sociedad.

Esto no se soluciona con mensajesitos, comunicados, videos o explicaciones magistrales. Hay que caminar el país con un mensaje claro, contundente y convincente. No podemos darnos el lujo que los sucesos ocurridos en Chubut, Mendoza y Andalgalá sean las banderas que distingan a un sector como conflictivo y destructivo. Tenemos que enarbolar banderas propias de cómo cuida el medio ambiente el minero; cómo transformamos lo inhóspito en productivo y generamos miles de oportunidades a sectores marginales donde nadie lleva progreso, inclusión y calidad de vida. Por eso basta de palabrerías, llegó la hora de construir una identidad minera sin miedos ni condicionamientos.

Siempre hemos dicho que no tenemos en nuestras manos las soluciones para los problemas, pero si nuestras manos para sumar a las soluciones. Desde AOMA siempre aportamos presencia, visiones desde la fuerza del trabajo y convicciones reales y concretas sobre las bondades de la industria minera. Sabemos muy bien que no podemos hacer el trabajo que debe hacerse desde la política, los gobiernos y las empresas.

Los trabajadores somos el fiel reflejo de las capacidades de transformación que posee la industria. Ciudades enteras fueron creadas en torno a un yacimiento. Existen provincias y regiones que poseen a la minería como desarrollo real. Las soluciones vendrán desde el cumplimiento de reglas claras, de discursos que contrasten la realidad y de compromisos reales para consolidar un desarrollo permanente de las diferentes regiones. Nosotros ayudamos desde la búsqueda permanente de la coherencia, el compromiso y las evidencias que tiene cada trabajador para sostener la legitimidad de esta actividad productiva.

Hay que desmitificar el tema de los "mejores sueldos" que perciben quienes desarrollan labores mineras. No todo trabajador de la actividad posee remuneraciones importantes. Esto no es cierto. La verdad es que los compañeros y compañeras de la actividad metalífera poseen salarios superiores a la media nacional. Pero debemos decir que nuestra industria comprende a diferentes ramas que son segmentos productivos como la cal, cemento, piedra, abrasivos, entre otros que, comparándolos con las escalas de las empresas metalíferas, es muy significativa la diferencia en sus salarios. Nosotros como entidad gremial trabajamos arduamente para ganarle a la inflación. Por eso llevamos adelante una actitud que jamás nos conforma lo que lograrnos y, mediante el diálogo en las mesas paritarias, logramos acordar mejoras salariales significativas para todas las ramas. Para alcanzar este objetivo hacemos reuniones permanentes con los representantes de empresas y, en la mayoría de las ocasiones, obtenemos mejoras para que no se sigan depreciando los salarios ante el permanente ataque de la inflación.

En esta oportunidad nos sumamos a este festejo de la industria dado que somos parte de ella. Este día nos sirve para resaltar que la minería fue desde los albores de la patria una industria impulsada para que seamos una nación. Por eso, como se señaló desde la Revolución de Mayo de 1810 en adelante, somos una actividad lícita y transformadora. Desde estas bases nosotros debemos aspirar a no dejar de impulsar la transformación del país y así sostener la viabilidad de esta actividad económica. Deseamos desde AOMA que esta fecha traiga una renovación de fortaleza a todas las instituciones que componemos el sector. Que esa fuerza permita volver a crear una Política de Estado capaz de generar riqueza genuina desde la explotación racional de los recursos naturales. Garantizando una sostenida estabilidad jurídica y que la misma sea capaz de volver a convocar a los capitales de riesgo necesarios para generar más fuentes de trabajo y contribuir a un desarrollo con paz social y mejor calidad de vida para los argentinos.

Por último, en este 7 de mayo, quiero destacar la labor desarrollada en todos los yacimientos y canteras del país por nuestras mujeres y hombres, quienes respondieron con templanza, desde sus puestos de trabajo, en forma ininterrumpida. Los trabajadores mineros aportaron un importante ingrediente para sostener una crisis sin precedentes en el país, ante la pandemia que azota al mundo. Ser esenciales no es un título menor. Puso al minero y la minera a la par de otras actividades imprescindibles para equilibrar el flagelo provocado por el coronavirus. Por eso, a todos y todas gracias por hacernos sentir parte de una Nación y contribuir a contrarrestar la difícil realidad que atravesamos. (Por Héctor Laplace, Secretario General de la Asociación Obrera Minera Argentina).