08.05 | Información General La institución educativa atraviesa una difícil situación económica

IDEO realiza distintas campañas para recaudar fondos y tratar de subsistir

La escuela junta papel, cartón, diarios, revistas, frascos y libros para vender y reunir dinero que le permita mejorar su panorama financiero. Continúa el proyecto de Socios Protectores que consiste en una cuota bimestral de 200 pesos. El esfuerzo de los docentes y el aporte de la comunidad olavarriense.

El Instituto de Enseñanza Oral para niños sordos e hipoacúsicos está transitando una situación económica crítica debido a la pandemia y su consecuente aislamiento durante todo 2020. Por esta razón, el equipo de trabajo del centro educativo y algunos padres de los alumnos están realizando diferentes campañas que les permitan recaudar fondos.

El colegio se encuentra recolectando elementos como cartón, papel blanco y/o de color, diarios, revistas, maples de huevos, frascos, plantines y libros o novelas en desuso que posteriormente son vendidas. "Tuvimos que reinventarnos y hacer otro tipo de eventos, antes hacíamos ferias de artesanos o ventas de empanadas, pero debido a la pandemia no se pudo realizar todo eso. La verdad es que estamos vendiendo cada cosa que se nos ha ido ofreciendo" señaló Gabriela Knoll, docente y encargada de la administración del centro educativo.

  • Además, en el último tiempo también se está realizando una colecta de llaves y candados de bronce con el aporte de los soldados continentales. La gente que quiera colaborar y donar alguno de los objetos mencionados puede acercarse a Cerrito 3259 entre las 8 y las 17 horas.


Otra iniciativa, que comenzó a principios de año, es la de Socios Protectores que busca reunir una cuota bimestral de 200 pesos. "Se pueden hacer socios llamando al 415242 o acercándose a la escuela. Los cobradores somos las mismas maestras o la gente viene directamente a pagar acá", afirmó Knoll.

El dinero recaudado a partir de estas campañas es utilizado para pagar el sueldo de la auxiliar, los servicios y el seguro de los docentes y alumnos. "Si bien los sueldos de los docentes los paga el Estado, también tenemos que pagar los servicios y reparaciones que hicimos en este último tiempo como las de calefactores", comentó Gabriela Knoll. Y agregó: "Todavía nos queda por arreglar un techo en el que se salieron las chapas y algunas puertas que están mal. Siempre hay cuestiones de mantenimiento que tenemos que realizar".

Lo pedagógico

El Instituto de Enseñanza Oral es una escuela para niños, adolescentes y jóvenes sordos e hipoacúsicos que brinda un servicio frente a trastornos específicos del lenguaje y tiene como eje transversal los dispositivos educativos de inclusión.

Cabe destacar que, es la única institución de estas características en el centro de la provincia de Buenos Aires por lo que su función es de vital importancia tanto para la ciudad de Olavarría como para localidades de la zona.

Las propuestas pedagógicas se definen en función de las necesidades educativas derivadas de la discapacidad auditiva y de los trastornos específicos del lenguaje. Con ese objetivo, se brindan las ayudas necesarias y se buscan entornos que permitan a los alumnos alcanzar el máximo desarrollo académico y social.

Actualmente, la escuela cuenta con una matrícula de 55 alumnos y propone la integración de los alumnos en los diferentes niveles de la educación convencional (Inicial, Primario y Secundario) y en la modalidad adultos.

"Las maestras de apoyo a la inclusión los ayudamos a hacer actividades o aclaramos los conceptos que les dan las maestras comunes. Nosotros somos el apoyo en dichas escuelas, en algunas estamos trabajando con virtualidad porque no podemos entrar a las burbujas, en ese caso, los alumnos vienen a IDEO a realizar sus tareas", explicó Knoll.

El esfuerzo y la colaboración


Sin embargo, el trabajo pedagógico está atravesado por el gran esfuerzo realizado de docentes y algunos padres de alumnos para que la escuela pueda continuar con sus puertas abiertas y cumpliendo con todos los pagos.

La institución funciona a pulmón y cíclicamente debe enfrentar situaciones económicas difíciles para poder mantenerse en pie. "En este momento te puedo decir que tenemos los servicios al día y el sueldo de la auxiliar al día. El año pasado no podíamos hacer nada, cada cual estaba en su casa y no tuvimos ingreso de dinero, teníamos la luz cortada, el gas en deuda y arrastramos deudas en todos los servicios", afirmó Knoll.

La mejora en la situación económica respecto del año anterior corresponde al gran trabajo realizado por el equipo de IDEO y a los aportes de toda la comunidad olavarriense.

En este momento, la escuela cuenta con 450 socios que aportan con la cuota bimestral. Además, destacó "el aporte de los medios de comunicación que siempre nos dan una mano, los particulares y las pequeñas empresas. Se ve el granito de arena que pone cada persona, además de todo el plantel docente que participa en esto y algunos papás que nos pueden ayudar".

Si bien el año pasado recibieron algún aporte económico desde el gobierno municipal, en este momento no cuentan con esa ayuda. "El Círculo Médico nos está haciendo un aporte con donaciones. También contamos con el apoyo de ex alumnos que siguen apegados al colegio y los padres de ellos que siempre dan una mano, la verdad que esos gestos nos fortalecen y nos dan un motivo para seguir", concluyó la maestra de la institución.