09.05 | Información General Mariano Gregorini en FINDE

"Estar en un rodaje es algo mágico"

Hace casi 13 años, Mariano Gregorini junto con Marco Dreyer y Danilo Galgano comenzaron a filmar "La gran carrera de quesos", una película rodada en escenarios locales y con un buen número de actores, con experiencia o no, técnicos y colaboradores olavarrienses. Una experiencia que cambió la vida del trío de directores y del grupo de personas que sumó con la sola intención de participar de un ambicioso proyecto que nació de la pasión por el cine. 

Rodrigo Fernández

[email protected]

En la primera escena hay un niño y su padre. Sobre la mesa una torta de cumpleaños. Las velas encendidas iluminan el rostro del chico mientras su padre le da cuerda a una moto de juguete que luego apoya sobre la mesa. Las ruedas giran igual que la tapa una botella. El padre habla y el niño escucha. No vamos a decir cuáles son las palabras del hombre pero sí podemos asegurar que se refiere al tiempo y al destino. Después golpean la puerta y ambos deberán tomar una decisión.

Son los primeros minutos de "La gran carrera de quesos", pero es en esos instantes en que el espectador puede ver la filosofía hecha de pequeñas cosas que encierra la película. 

La nota completa en la edición impresa de diario EL POPULAR