10.05 | Información General 

Preocupación en Coronel Suárez por un caso sospechoso de rabia humana

Se trata de una paciente que fue mordida por un gato callejero semanas atrás y le produjo un cuadro de encefalitis. Se desarrolla una vacunación masiva en un amplio sector de la ciudad. El último caso en el país fue hace 12 años en Jujuy, mientras que en la Provincia fue hace 40.

Este lunes se lleva a cabo una campaña de vacunación antirrábica masiva en un amplio sector de Coronel Suárez debido a la gran preocupación que hay en la ciudad sobre un caso sospechoso de rabia humana.

Se trata de una paciente que sufrió una mordida hace más de seis semanas por un gato callejero, que le produjo un cuadro de encefalitis, una de las consecuencias de esta enfermedad zoonótica, que tiene un 99% de mortalidad.

La médica infectóloga Soledad Firpo explicó que cuando la mujer ingresó al Hospital Municipal no tuvieron el dato de que había sido mordida por un gato, por lo que se analizaron diferentes diagnósticos y tratamientos compatibles con encefalitis: "la familia no lo creyó relevante al momento de ingresar la paciente" debido al tiempo que había pasado desde el ataque.

"Estimamos que en las próximas 48 o 72 horas llegará el resultado que confirmará o descartará la rabia en humano, que en caso de confirmarse sería una situación grave", expresó. El último caso en el país fue hace 12 años en Jujuy, mientras que en la Provincia fue hace 40 en La Matanza, cuando un niño fue mordido por un perro. "En el caso de que no se confirme esto sirve para concientizar sobre la rabia humana que tiene un 99% de mortalidad", destacó.

Asimismo, la profesional señaló que "el gato pudo haberse contagiado a partir de un murciélago con rabia. En años anteriores hemos constatado murciélagos con rabia en el distrito; los gatos andan en techos y tejados donde los murciélagos caen una vez infectados".

Firpo aconsejó a la población que "cuando uno ve un murciélago caído en el piso jamás hay que tocarlo porque los animales contagian a partir de las secreciones", y agregó: "lo que debemos hacer es cubrirlo sin tocarlo y llamar inmediatamente a alguna autoridad del ámbito sanitario, sea Bromatología municipal o el servicio de Infectología del hospital".

Fuente: Suárez al Día