19.05 | Información General 

Germán Caputo y la pandemia: "Yo en esto me estoy comportando como un técnico"

Su llegada a la Secretaría de Salud. Los rumores de una posible candidatura. La continuidad de su trabajo como traumatólogo. Conclusiones de las últimas semanas respecto del Covid y los preparativos ante la llegada del frío.

Uno de los funcionarios con más presencia pública -sino el más- desde el comienzo de la pandemia fue el doctor Germán Caputo, secretario de Salud Municipal. Con casi asistencia perfecta en las cuantiosas conferencias de prensa que llevó adelante Ezequiel Galli, un profesional de la salud, dedicado a la traumatología, con experiencia en dirigir el Círculo Médico de Olavarría y la Dirección del Hospital Municipal. Aún así, en sus tareas él prefiere alejarse de la del eje político, "Yo en esto me estoy comportando como un técnico" señaló.

Caputo asumió a fines de 2019, luego de que Ezequiel Galli ganase las elecciones y previo a su segunda asunción, cuenta que "nos fuimos conociendo y vino la propuesta", y agrega "me lo propuso Ezequiel en persona". El doctor, que viene de la especialidad de traumatología, no llegó a la gestión del área de salud municipal sin experiencia. Anteriormente era el director del Hospital Municipal. A esa posición llegó por ofrecimiento de la doctora Mariana Diamanti cuando él se desempeñaba en el sistema de salud como traumatólogo.

En ese lugar "yo realmente trabajaba muy bien, estaba cómodo" reconoció, pero "que venga la directora de Salud del momento a ofrecerme la dirección del Hospital, que viendo mi trayectoria en el hospital me ofreciera el cargo, ya es algo que me gustó y es algo que internamente dije: "a esta doctora no le puedo fallar". Además, comparándolo con la propuesta para ser secretario de Salud del Municipio, reconoció "algo parecido me pasó con Ezequiel, él confió en mí sin ser grandes amigos, sin haber compartido mucha actividad laboral y es como que son asignaturas personales, son como propuestas personales porque yo digo él confió en mí, yo le voy a responder cien por ciento y quiero que él diga: "menos mal que lo elegí".

Caputo admitió que su paso previo por el hospital fue una gran enseñanza y que gracias a ello pudo adquirir herramientas que, en la actualidad, le sirven para manejarse en la Secretaría de Salud. Además fundamentó que "el hospital es una parte muy grande de la salud pública y es un poco donde en definitiva todos los caminos conducen". En este aspecto considera que fue una ventaja su paso previo por el nosocomio y que parte del trabajo es "lograr esa integración entre el resto de la salud pública con el hospital, creo que en el día a día y con gente muy potable en las distintas direcciones se está tratando de lograr".

Sin embargo, la presencia del Dr. Caputo no sólo se da en las conferencias sino que además aparece en los distintos carteles que se encuentran distribuidos por la ciudad. Ante la consulta de si no cree que este tipo de cartelería sea una imagen política de él, señaló que esto "es un tema que manejó la Secretaría de Gobierno para concientizar un poco a la población".

Respecto de una factible aparición de su nombre dentro de una lista para las próximas elecciones y ante la consulta de si existió la propuesta para una posible candidatura, Caputo fue rotundo al contestar: "no, la propuesta es más periodística que otra cosa. O sea surge el comentario periodístico, surgen las preguntas", aunque también "surge de un paciente que dice: "doctor yo quiero que usted sea candidato a intendente, voy a poner el pasacalles". No yo no voy a ser candidato a nada, surge más un boca a boca que una propuesta en sí", reconoció. Además agregó que es consciente de que hay carteles con su foto, pero "no me veo como político. Sinceramente no es lo mío, no me siento cómodo. No es algo que me convenza".

"Doctor yo quiero que usted sea candidato a intendente, voy a poner el pasacalles"

Respecto de su entrada a la gestión de la Secretaría de Salud, al doctor Caputo le tocó una primera experiencia en el gabinete municipal con grandes sobresaltos, puntualmente porque su primer año de gestión coincidió con una pandemia. Es por ello que destacó que en estas labores son de tiempo completo, "un trabajo duro, que a veces es angustiante y complejo".

Generalmente solemos verlo con mucha presencia, acompañando al Intendente, en los RTA, recibiendo equipamiento para el sistema de salud local. Caputo cuenta que su rol en un RTA, es más de supervisión y planificación. Además señaló que comúnmente es un grupo de entre 2 o 3 personas que actúan como supervisores de las tareas, ya que "yo soy muy estricto con los horarios". Además confesó que es el encargado de las muestras: "yo siempre lo digo, el ojo del amo engorda el ganado. Es como que si yo voy, me quedo más tranquilo de que la cosa va a andar bien" aludió Caputo, y destaca que organiza el resto de su día para estar presente en los testeos.

Sin embargo, además de estar al frente de toda la salud del partido, el doctor Caputo contó que "un poco lo que yo quería era seguir en mi rol como médico", por esta razón es que él actualmente sigue atendiendo en su especialidad como traumatólogo. "Yo todos los lunes, martes y jueves de 1.30 a 3.30 hago mi consultorio y los miércoles opero de 13 a 16" relató, y añadió que su labor como traumatólogo "es algo que me gusta mucho, para lo cual me formé también y que me gustaría no dejarlo".

Preparativos ante la llegada del invierno

Caputo relató que durante el último fin de semana viendo un partido de rugby disputado en Nueva Zelanda, "vi cómo las tribunas estaban llenas de gente, con la gente ya vacunada, me puse contento porque esa es la salida a todo esto y en cuestión de meses si Dios quiere nosotros vamos a estar en eso" relató. Además habló de cómo han visto ellos la situación sanitaria respecto del Covid-19 en nuestra ciudad: "Hemos notado un mucho mejor comportamiento de lo que fue la población, eso nosotros lo evaluamos en los árboles epidemiológicos y en la trazabilidad de los casos y vemos que la gente se está cuidando más" destacó el funcionario.

Lee la nota completa en: La edición impresa