21.05 | Policiales El hombre de 59 años estaba internado en el Hospital Municipal "Dr. Angel Pintos"

Acusado de dos casos de abuso sexual, luego de estar cinco años preso falleció el "Hermano Raúl"

En septiembre de 2018 fue condenado en un juicio por jurados a 16 años de prisión. El miércoles murió producto de un paro respiratorio. Para su abogado, que solicitó en varias oportunidades que le otorgaran el beneficio de la prisión domiciliaria por su estado de salud, "lo dejaron morir".

El pasado miércoles falleció en el Hospital Municipal "Dr. Angel Pintos" de Azul Raúl Guerreño, conocido como "Maestro" o "Hermano Raúl", un manosanta que atendía a miles de seguidores de la región, incluso de Olavarría. En 2016 lo detuvieron luego de que fuera denunciado por haber abusado sexualmente de una niña y de una mujer en Bolívar, y desde ese entonces estaba alojado en la Unidad Penal Nº 7 de Azul.

Guerreño, de 59 años, había sido internado en el centro asistencial de Azul semanas atrás, producto de una serie de afecciones de salud que sufría. Su abogado, el doctor Marcelo Biondi, le indicó a Diario El Tiempo de Azul que de manera oficial se le indicó que murió producto de "un paro cardíaco".

Fue Biondi quien presentó en varias oportunidades los pedidos de excarcelación y arresto domiciliario para Guerreño, producto de los problemas de salud que tenía, solicitudes que se intensificaron a raíz de la pandemia por el Covid-19. En algunos casos esos reclamos fueron rechazados, y en otros aún no tienen respuesta.

"Desde marzo de 2020, por ser hipertenso y por tener distintos problemas coronarios que no fueron tratados adecuadamente, presenté 8 habeas corpus para que pudiera recibir la atención médica que necesitaba y dos solicitudes para que le otorgaran prisión domiciliaria", refirió el abogado sobre sus sucesivos intentos por lograr un beneficio para Guerreño a El Tiempo.

El pedido más reciente lo presentó unos 10 días atrás, cuando tomó conocimiento que el "Hermano Raúl" había sido trasladado desde la Unidad 7 al Hospital Pintos. "Era otra solicitud para que le fuera otorgado el arresto domiciliario una vez que fuera externado", expuso. Además recordó que algunos de estos recursos que fueron rechazados los apeló ante Casación y quedaron sin resolverse, "algo que ahora ya no importa", agregó.

Uno de los planteos del abogado fue que, si bien las causas de muertes serían el paro cardíaco, a un hermano de Guerreño le manifestaron que su defendido había contraído Coronavirus.

"El único recurso al que me hicieron lugar había sido en febrero de este año. Fue la jueza Cecilia Desiata quien ordenó que le brindaran la atención médica que requería y se le realizaran todos los estudios necesarios, para que después fuera informado al Tribunal su estado de salud", expresó el abogado acerca de la medida dispuesta por la magistrada olavarriense, quien en ese entonces subrogó al TOC 2 de Azul.

Además explicó que "en septiembre del año pasado había presentado un pedido para que le otorgaran la prisión domiciliaria, ya que en la Unidad 7 de Azul no lo estaban atendiendo adecuadamente. En esa ocasión también denuncié que su salud se estaba agravando. Mi cliente tenía problemas de vista, hipertensión y coronarios severos. Y nunca se estudió el hecho de que haya padecido un posible ACV mientras estaba en prisión".

"Creo que a nadie de la Justicia le interesó la salud de Guerreño. Lo dejaron morir y que se agrave su estado de salud. Fueron los responsables de su detención quienes hicieron eso, teniendo en cuenta que yo había denunciado en más de una oportunidad que él no recibía en el penal la atención médica adecuada y que su salud se agravaba. Como su abogado defensor, constan los planteos que hice. Ahora veré con sus familiares cuáles serán los pasos a seguir", agregó Biondi.

El "Hermano Raúl" fue condenado a 16 años de prisión en un juicio por jurados que se concretó en septiembre de 2018. Los ataques denunciados tuvieron lugar en Bolívar, y una de las víctimas tenía 13 años.