27.05 | Información General Proponen poner a la población gestante entre el orden de prioridades para recibir la vacuna

"Estamos todos emocionados con que las dos pudieron salir adelante"

Mariana Proz se contagió de coronavirus cuando estaba embarazada de 8 meses. Su estado fue muy delicado y tuvieron que internarla en UTI con asistencia respiratoria. Por la gravedad de su situación y el estado de su embarazo le realizaron una cesárea para poder salvar su vida y la de su bebé. 

La mujer de 40 años, mamá de Isabella, estuvo internada e intubada en el Hospital Municipal durante más de un mes. Su estado de salud fue muy grave y complejo, por lo que tuvieron que realizarle una cesárea de urgencia, y así nació Isabella. Desde las distintas redes sociales se mostraron numerosos pedidos de cadenas de oraciones pidiendo por la salud de Mariana y su bebé. Hoy ambas están mejor, recuperándose de a poco con el apoyo del equipo de salud y su familia. Sus dos hijas, Valentina y Guadalupe Vicente, dialogaron con Canal Local.

A raíz de un estudio que se publicó en el Journal of the American Medical Association Pediatrics, donde indican que las personas gestantes que contraen Covid-19 tienen un riesgo más alto de complicaciones de salud, el viceministro de Salud, Nicolas Kreplak propuso poner a este grupo poblacional entre el orden de prioridades para recibir la vacuna. La Comisión Nacional de Inmunizaciones pidió sacar el concepto de contraindicación para las embarazadas, pese a no estar incluidas en el Plan Estratégico de Vacunación.

  • Mariana tenía 8 meses de embarazo cuando empezó con síntomas como tos, su cuadro de salud fue empeorando hasta que decidieron internarla en la Sala Covid del Hospital Municipal. "Arrancó un día con mucha tos seca y gracias a nuestra ginecóloga que la llamó, se fue al hospital y de ahí ya se quedó internada en sala Covid común", explicó Valentina, hija de Mariana. Luego fue trasladada a terapia intensiva y estuvo intubada desde el 12 de abril.

Uno de los días en que Mariana estuvo internada, tuvo un estado de salud estable y decidieron realizarle una cesárea de urgencia para que nazca su hija. "Nosotras la pudimos conocer el mismo día que tuvo la cesárea", expresó Guadalupe. El encuentro tan anhelado de Valentina y Guadalupe con su hermana fue "mucha emoción porque nosotros somos todos grandes, es la más chiquita, la quinta hija que mamá deseaba tanto y fue un milagro", manifestó.

Isabella hoy en día está bien, en recuperación al igual que su mamá en neonatología de Cemeda. Mariana pudo ver a su bebé "solamente por una videollamada, nosotros le mandamos fotos", comentó una de sus hijas.

La recuperación de Mariana está en proceso, a través de una alimentación cuidada y ejercicios que le hacen ganar fuerza. Puede sentarse, mover las manos, los pies, y pudo pararse una vez. Es un proceso de recuperación lento en el cual los ejercicios y la alimentación son muy importantes. "Todo es muy lento pero viene muy bien el apoyo del hospital, la tienen super contenida, la apoyan nutricionistas, kinesiólogos, de todos los departamentos están todo el día observándola, atendiéndola", expresó Valentina.

Mariana Proz y su hija Isabella están en recuperación con el acompañamiento y amor incondicional de su familia. Sus familiares esperan ansiosos reunirse todos juntos en su casa. "Estamos todos emocionados con que las dos pudieron salir adelante y esperándolas en casa", manifestó una de sus hijas.