27.05 

Animales que curan

Suele coincidir en que mucho de los animales que nos pueden curar son los menos agraciados. Ranas, arañas, sapos, avispas, peces o caracoles presentan potencialidades únicas y desconocidas en el mundo occidental. ¿Qué pasaría con la industria farmacéutica si prosperaran las investigaciones y resultados de tantos estudios con estos animales? Una olavarriense conoció el "kambo", una medicina que "viene a recordarnos y activar la inteligencia que nuestro cuerpo tiene".

Conocemos tantos animales grandes y pequeños por sus características externas que nos sería imposible mencionar todos. Pero sabemos muy poco de lo que ellos llevan consigo, en su interior, y que podría resultar sanador en muchas patologías o enfermedades.

En este Estilo de Vida conocemos la experiencia de la olavarriense Cielo Eugui en Colombia en su descubrimiento el "Kambo" y conocemos particularidades de otros animales con propiedades curativas que se investigaron pero que la industria farmacológica se encarga de invisibilizar. Y al informarnos tanto sobre peces, insectos y anfibios nos preguntamos ¿Qué pasaría en el mundo si comenzamos a tratarnos y curarnos con las plantas y animales que nos ofrece la naturaleza?

El "Kambo", una medicina vinculada al espírituv 

Cielo Eugui estuvo dos años siendo testigo de lo que el Kambo generaba en diferentes personas. La raná kambó posee una sustancia altamente tóxica para defenderse de los depredadores. Este animal de un brillante color verde vive principalmente en la selva del estado de Acre, en el noreste de Brasil. Pero se lo puede encontrar en lugares como Bolivia, Colombia, Guyana, Perú y Venezuela.

Para conseguir el kambo, cazan la rana tras seguir sus cantos, la inmovilizan atándole sus cuatro extremidades, y le retiran la secreción rascándole la espalda con una espátula. Esta técnica se usa dese hace más de 500 años cuando el hombre blanco llegó a la selva. "Es una cadena de aminoácidos que encontramos en nuestro cuerpo entonces esta medicina viene a recordarnos y activar la inteligencia que nuestro cuerpo ya tiene, hace levantar el sistema inmunológico y activar las defensas", expresó Cielo Eugui en una entrevista radial.

"El kambo saca todo lo que no tiene que estar en tu cuerpo y va donde tu cuerpo lo necesita, realmente es así, fui testigo de muchas sanaciones. Es tu propio cuerpo, tu propio sistema el que se activa, son tu propios mecanismos de rastreo, que le dicen a la medicina dónde actuar".

Pero utilizar kambo conlleva su ritual, "hay un proceso que denominamos ceremonia, donde se utilizan maracas y tambores, para tener a la persona guiada en el proceso". Suele durar 10 minutos y al finalizar la persona puede tener ganas de ir al baño y posteriormente ingresa en un estado de paz y amor profundo, "ese es el espíritu de la medicina".

Los integrantes de la comunidad colombiana donde Cielo vivió la experiencia ven a la "rana mono", como un animal sagrado, por esto no se le hace daño. Y la recolección también lleva un saber especial. Se las busca de noche "y le cantan a la rana, y si ella responde una vez o no responde, no pueden tocarla, en cambio cuando responde 2 o 3 veces, interpretan que ese dialogo que se genera, es el permiso que está dando el propio animal para tomar su medicina, y eso es fundamental para saber qué medicina estamos recibiendo". Cuando agarran la rana de los árboles en los que se encuentran, no hacen nada por escapar.

Cuando ya la tienen consigo, esperando extraer su veneno (el segundo más poderoso del mundo), la rana larga la medicina a través de una sudoración y de ese modo "se estresan y a medida que se siguen estresando siguen largando más veneno pero eso haría que el animal quede desprotegido en la selva por lo que sólo se toma un poco de la sustancia a través de unas paletas y luego se libera donde fue recogida". En el humano el veneno entra por la vía linfa, "por eso es tan seguro", manifestó Cielo que aprendió todo a través de su maestro Manuel Solarte.

La aplicación

El kambo es una medicina que se utiliza para tratamiento de duelos, adicciones, depresiones "porque nos transmite toda la energía, si bien es una medicina que actúa fuerte al cuerpo físico, es un trabajo en el cuerpo emocional, realmente la medicina va donde tu cuerpo lo necesita. Por esto es que se han curado infinidades de patología, dolencias, casos muy fuerte son aquellos que la medicina tradicional dicen que son incurables".

Cielo comentó que "quedé sorprendida de ciertas patologías que creemos incurables como lupus, HIV. Nosotros llevamos varias pacientes que luego quedan con HIV carga viral 0, los médicos no entienden, obviamente también con una contemplación de 0 harinas, azúcares. Con el lupus lo mismo, su sistema inmune dejó de atacar a esas personas después del kambo y se han sanado".

Cielo estará nuevamente en Colombia viviendo más experiencias con la rana mono y el kambo medicinal. Para quienes quieran contactarla para conocer más pueden hablarle al 2284-361618. También invitó a seguirla en su Facebook donde muestra información, videos y también recomedó la de su maestro Manuel Solarte.