28.05 | Información General Daniel Borra, subsecretario de Seguridad

"En las últimas semanas se produjo un fuerte descenso en el número de fiestas clandestinas"

El mayor problema se registra en los parques de la ciudad donde la gente se junta en grupos. Tanto los comercios esenciales como no esenciales respetan las medidas sanitarias en su totalidad. El pedido a los vecinos olavarrienses para que denuncien reuniones.

El subsecretario de Seguridad, Daniel Borra, se refirió a los controles realizados luego de las medidas anunciadas el pasado sábado por el intendente Ezequiel Galli. Las mismas comprenden el funcionamiento de comercios esenciales de 6 a 20 horas, comercios no esenciales de 6 a 18 bajo la metodología delivery, bares y restaurantes hasta las 23 con modalidad de delivery o take away y salidas de esparcimiento de 8 a 18 sin poder permanecer en parques y plazas.

En este sentido, Borra aseguró que "estamos viendo que hay gente que no está respetando el tema del distanciamiento en los parques, en estos últimos días que hubo buen clima se han juntado y hemos tenido que decirles a las personas que se retiren y que se vayan cada cual para su casa".

En cuanto a la actividad de los comercios locales, el subsecretario de Seguridad destacó su buen comportamiento y el alto acatamiento de las medidas. "Las personas que están trabajando todos los días porque tienen una familia que alimentar, es decir los comercios esenciales y no esenciales, están cumpliendo prácticamente en su totalidad con los protocolos tanto de sanidad como de distanciamiento. Tampoco hemos tenido problema con las obras y el tema de albañilería ni ningún otro tipo de emprendimiento".

Las acciones de control y prevención están a cargo tanto de la Policía de la Provincia como de la Policía Local. Además, Control Urbano se encarga del tránsito y la Policía Federal ha aportado su ayuda en varias oportunidades.

Fiestas clandestinas

Desde el comienzo del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio en marzo de 2020, uno de los mayores problemas que se ha presentado es la constante realización de juntadas o fiestas clandestinas y la dificultad para controlarlas.

En este sentido, Borra comentó que "durante el verano, por el calor que permitía juntarse a la noche, hubo un incremento notorio en la realización de estas fiestas, pero en general siempre hubo. Incluso durante el año pasado se realizaron muchísimas más".

Y agregó: "Hace un mes atrás hemos encontrado fiestas en donde salen de un lugar 70 jóvenes o festejos de cumpleaños por la tarde con 30 personas y un inflable en la casa a la vista de todos".

De todas maneras, destacó que "en las últimas semanas se produjo un fuerte descenso en el número de juntadas y reuniones de personas. No te puedo decir que en este momento no hay ninguna fiesta clandestina, sino que hay menos que en meses anteriores".

Además, aseveró que "de la pandemia y sus peligros se habla todos los días" por lo que el no acatamiento de las medidas tiene que ver con un acto de inconsciencia y de no pensar en el prójimo. "Los jóvenes tienen que comprender que cada vez son más ellos los contagiados y fallecidos por lo que deben tomar conciencia de la gravedad de la situación", señaló.

"Los jóvenes tienen que comprender que cada vez son más ellos los contagiados y fallecidos por lo que deben tomar conciencia de la gravedad de la situación"

La notificación sobre las fiestas clandestinas llega muchas veces a través de llamados telefónicos de vecinos o de una persona que se encarga de mirar las redes sociales para detectar reuniones.

  • Los vecinos de la ciudad que detecten alguna irregularidad pueden informarlo a través de la aplicación 'Ojos en Alerta' o llamando a los teléfonos del Centro de Monitoreo que son 419016 o 419017.

Sanciones

Las sanciones y multas para las fiestas clandestinas las impone el Juez de Faltas, las mismas son tanto para el organizador como para el dueño del lugar y para quienes concurren a la reunión.

En cuanto a las personas que se aglomeran en los parques de la ciudad, las autoridades tienen la facultad de labrar actas e infracciones. Sin embargo, Borra aseveró que "nosotros tratamos de evitar confrontaciones, pero la gente ya sabe que se puede hacer y que no".

Y concluyó: "Yo entiendo a las personas que tienen que trabajar para alimentar a su familia pero que haya otros que vayan a sentarse al parque me parece una vergüenza, espero que tomen conciencia de lo que pasa".