29.05 | Información General Las Cáritas de la ciudad expusieron la situación

La pandemia profundizó las necesidades de la comunidad

Cada vez son más las personas que acuden en busca de ayuda. Los requerimientos son principalmente de alimentos, ropa de abrigo, frazadas y calzado. El aporte de la sociedad local para sostener el apoyo a lo largo del tiempo.

Alimentos, ropa de abrigo, frazadas y calzado son los pedidos que se repiten cotidianamente en las Cáritas de las diferentes parroquias locales. Cada una de las entidades consultadas por EL POPULAR afirman que las necesidades van en aumento y han crecido notoriamente desde el inicio de la pandemia.

Si bien Cáritas Monte Viggiano no atendió la última semana por casos de Covid-19, la tendencia de aumento de la necesidad de ayuda se vio marcada en los últimos meses. "Normalmente estábamos atendiendo de 80 a 100 familias, pero ahora yo no me guio por el listado, siguen viniendo esas familias, pero también a cualquier persona que viene con necesidad se les da algo", contó su referente Chichí Nardín.

Cada bolsón de alimentos contiene productos variados, entre los que se incluyen fideos, aceite, azúcar, harina, puré de tomate, yerba y polenta. "Se está acercando gente de todas partes de la ciudad y se los atiende a todos por igual. Estoy viendo que hay mucha gente en situación de calle, gente joven que está en esa situación y requieren mucho de ropa y alimentos", comentó.

San Cayetano es otra de las Cáritas que permanece abierta, atendiendo actualmente a unas 70 familias con turnos programados una vez al mes. "Ponemos un día, con entrevista previa y la gente se acerca a la parroquia a retirar su bolsa de alimentos", relató el párroco Marcos Picaroni. 

Por su parte, en Santa Isabel no abren sus puertas por la difícil situación sanitaria. Sin embargo, la asistencia a quienes lo requieren continua. "Hemos notado que en los últimos meses creció la cantidad de familias que se acercan a pedir ayuda", afirmó Irma Quinteros, referente del lugar.

La metodología es igual a la de San Cayetano, las entregas de alimentos se realizan una vez al mes. Actualmente, las ayudas alcanzan a 50 familias entre "suplentes" y "titulares" que se han anotado en el último tiempo.

"Nosotros no tenemos esa restricción de dar alimentos una vez al mes, sino que a la persona que viene y nos pide se la ayuda porque no podés estar ahora con un listado de personas exclusiva", explicó Nardín desde Monte Viggiano.

La llegada del frío y la cercanía con el invierno, ha generado un incremento en la necesidad de ropa de abrigo, frazadas y calzados. "Estamos recibiendo muchos pedidos de ropa de abrigo. El año pasado hicimos campañas e hicimos muchas donaciones de frazadas y ahora estamos por realizar una compra", expuso Picaroni.

Aportes

El sostenimiento permanente de la ayuda a los más necesitados corresponde muchas veces con el aporte de la comunidad olavarriense como del Municipio de la ciudad. 

"Tenemos 2 o 3 personas que siempre nos ayudan a que podamos comprar los alimentos y la municipalidad también nos da un valor todos los meses. Además, ahora también tuvimos una ayuda de las Cáritas Diocesana que han mandado alimentos", aseguraron desde Monte Viggiano.

Por su lado, en San Cayetano la ayuda viene de parte de la comunidad de Olavarría y de Cáritas Diocesana y Cáritas Argentina. "En este momento no estamos recibiendo ayuda del Municipio, en otros momentos sí lo tuvimos, pero en el último tiempo se perdió", sentenció el párroco Picaroni. 

En cuanto a la situación de la Cáritas Santa Isabel, el aporte es casi en su totalidad del gobierno municipal. "Muy esporádicamente recibimos a algún vecino que quiere hacer alguna donación, quizás para las fiestas recibimos más ayuda".

Colecta anual

Tras registrar un récord histórico de más de 3.000.000 de personas alcanzadas con ayuda material, Cáritas Argentina anunció el lanzamiento de la edición 2021 de su tradicional Colecta Anual. La misma se realizará en todo el país el sábado 12 y el domingo 13 de junio bajo el lema "En tiempos difíciles compartamos más".

Por segundo año consecutivo, la organización de la Iglesia Católica basará su estrategia de recolección de fondos en las redes sociales y plataformas digitales de donación, de manera de equilibrar el tradicional formato presencial, afectado por las restricciones a la circulación producto de la pandemia de Covid-19. Aunque, igualmente se mantendrán los tradicionales sobres y urnas para quienes deseen acercarse a las parroquias y colaborar de forma física.

"La pandemia ha puesto a millones de familias argentinas en una situación dramática, al agravar de modo significativo las difíciles condiciones que ya enfrentaban. Esta situación requirió de un notable esfuerzo de coordinación y logístico, para llevar atención material y contención espiritual a los argentinos más necesitados", resumió Mons. Carlos Tissera, presidente de Cáritas Argentina. 

El año pasado, la recaudación total de la campaña fue de $126.165.558, un 8,58 % de incremento respecto de 2019.

Se puede colaborar por tarjeta de crédito, débito, CBU, pagomiscuentas o Mercado Pago ingresando aquí; por teléfono desde todo el país, llamando al 0810-222-74827 (al costo de una llamada local), o por transferencia o depósito bancario a nombre de Cáritas Argentina.